Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Didier Luna, exidirector de Selección Femenina de Fútbol, responde a denuncia de acoso sexual

Después de varios meses y un proceso penal en su contra, Luna rompió su silencio para defenderse. SEMANA habló con él sobre los señalamientos que hizo la fisioterapeuta Carolina Rozo en su contra.

A comienzos de este año un escándalo por acoso sexual al interior de la Selección Femenina de Fútbol llegó a los medios de comunicación. La joven fisioterapeuta, Carolina Rozo, se atrevió a hablar públicamente sobre lo que ella estaba percibiendo en su entorno laboral con la sub 17 femenina.

“Fui víctima de acoso sexual y laboral”, aseguró Rozo ante los micrófonos de La W. La fisioterapeuta narró cómo, según ella, el entonces director técnico Didier Alfonso Luna, se insinuaba cariñosamente hacia ella y le hacía comentarios que para ella excedían la confianza.

“Un día Didier se acerca a la mesa del almuerzo con el celular, donde tiene una foto mía y me dice ‘esta es la mujer que yo quiero para mí, no te descuides, porque te voy a dar un beso, yo te estoy hablando en serio, quiero que seas mi amiga especial’”, cuenta Rozo. Entre los saludos y abrazos, Rozo dice que el ‘apretón’ era más de la cuenta, con la intención de sentir sus senos.

Dentro de sus declaraciones también contó que vio “comportamientos extraños durante las concentraciones, afectuosidad, intentaba besarlas (a las jugadoras), la cola, darle abrazos, bajo la figura paternal”. Según Rozo, algunas lo tomaban con naturalidad y otras sí se acercaban a ella y le decían “mira como me está morboseando el profe”.

Un par de semanas después el caso llegó a un despacho judicial, donde Didier Luna se presentó voluntariamente para la imputación de cargos. Allí la Fiscalía lo acusó por acoso sexual. El exdirectivo se declaró inocente. Hoy el caso parece estar dilatado en la agenda judicial, sin embargo, las partes siguen recolectando pruebas para la siguiente etapa.

Luna tiene también una denuncia indirecta en el caso de Sigifredo Alonso, el preparador físico, señalado de acoso contra menores de edad. Este proceso parece estar archivado. La defensa de Luna le confirmó a SEMANA que realizó una denuncia por injuria en contra de sus denunciantes.

Luna rompió su silencio después del escándalo mediático y esto fue lo que le dijo a SEMANA:

SEMANA: Según lo notificado por la Fiscalía ¿de qué lo acusan?

Didier Luna: Soy acusado por acoso laboral y acoso sexual. Me he presentado a los juzgados con mis abogados, como tiene que ser. Estoy esperando a la justicia colombiana, porque yo me declaro inocente.  

SEMANA: ¿Por qué se declara inocente?

D.L: Yo soy inocente. Yo empecé en el fútbol femenino en año 78, desde eso he trabajado con muchas instituciones, mi última, la Federación Colombiana de Fútbol, en la liga de fútbol de Bogotá. Nunca he tenido ningún inconveniente con ningún tipo de personas. Siempre he estado vinculado con mujeres. He manejado selecciones femeninas, desde infantiles hasta mayores. Siempre he sido transparente, nunca he tenido una queja... como lo pueden atestiguar, presidentes de ligas y los directivos que viajaron conmigo en la selección colombia al suramericano y al mundial femenino celebrado el año pasado.

SEMANA: En una entrevista radial Carolina dijo que usted, mientras señalaba una foto de ella, dijo: “Esta es la mujer que yo quiero para mí, no te descuides porque te voy a dar un beso, yo te estoy hablando enserio, quiero que seas mi amiga especial"

¿Este evento ocurrió?

D.L: Siempre he estado en el fútbol femenino, yo las trato cariñosamente a todas, desde que me levanto hasta que me acuesto. Porque es un vínculo que tiene uno con el grupo que uno tiene, desde las niñas hasta mi cuerpo técnico. Yo soy una persona que respeto, soy una persona que siempre halago la belleza de la mujer y como tal son situaciones que ella las confundió, pero en ningún momento mis apreciaciones y mis conceptos eran de otro sentido, sino siempre de halago y de respeto.

SEMANA: Es decir ¿este tipo de palabras sí ocurrieron?

D.L: Directamente hacia ella no, para todo el grupo, yo siempre soy cariñoso, en mi cuerpo técnico siempre existen tres mujeres: la médica, la psicóloga y la fisioterapeuta. Siempre las trato cariñosamente, porque es un trato que tiene que dársele a una mujer que está trabajando con uno. Nunca en el sentido de estar uno pensando en otra situación.

SEMANA: Carolina era la fisioterapeuta, sin embargo, ella termina separada del proceso de la selección y no va al mundial en Uruguay en 2018 ¿Por qué termina ella separada del equipo?

D.L: El cuerpo técnico mío, la parte médica, me la envía la federación colombiana de fútbol. Yo en ningún momento tengo la posibilidad de seleccionar o escoger. Yo llego a mi concentración y allá conozco quién es mi médica, mi fisioterapeuta y la psicóloga. En ese sentido lo que hago es hablar con la médica, que es la encargada de toda esta parte, le digo cómo trabajo yo, le digo cuáles son mis exigencias y le digo qué es lo que tenemos que hacer, en ese sentido yo no tengo escogencia de la parte médica de la selección Colombia.

SEMANA: ¿Qué pasó en la concentración previa al mundial?

DIDIER: Yo estuve concentrado desde el año 2017, nunca tuve ningún tipo de inconveniente. Siempre estamos rodeados todos, nunca hay mentiras, todo es transparente. Compartimos todas las comidas y los entrenamientos. Nunca hubo inconvenientes. Yo soy la persona responsable de todo lo que pasa en la selección, nunca hubo una carta o un llamado de atención.

Yo hablaba con la médica y le decía de qué forma necesitaba el trabajo, a mis profesores también los ubicaba de esta forma, les decía lo que había que hacer. Nunca encontramos una denuncia o un comentario de parte de ella (Carolina), simplemente ahora cuando se soltó esto.

Yo rindo un informe semanal a la Federación Colombiana de Fútbol que hacía llegar al Presidente Don Álvaro Gonzáles y como tal el desenvolvimiento del torneo dentro del suramericano y después para el mundial, nunca tuve ningún inconveniente, hasta que llegó este suceso.

SEMANA: ¿Hace cuánto conoce a Sigifredo Alonso? ¿Hacía parte de su equipo de trabajo, del que usted escoge?

D.L: Sí, Sigifredo Alonso es un preparador físico, que conozco hace mucho tiempo, un licenciado de educación física, persona respetuosa, desde que yo lo conozco, tiene su hogar, tiene su club, por eso lo invité para que hiciera parte de nuestra selección Colombia, nunca escuché ningún comentario de parte de él.

SEMANA: Carolina narró en una entrevista radial que Sigifredo entra al cuarto de una de las niñas durante la concentración previa al Sudamericano de Argentina e intenta besarla. ¿Tiene algún conocimiento de este episodio que ella relata?

D.L: No, yo soy una persona, directo y responsable de todo lo que ocurre en la Selección Colombia, siempre hago las evaluaciones, siempre hago reuniones para ver qué ha pasado y qué podemos corregir, nunca escuché este tipo de denuncias, no puedo dar testimonio de que si eso es verdad o mentira, porque nunca pasó ni nunca escuché ningún comentario del cuerpo técnico.

SEMANA: Carolina dice que para ella el ‘trato cariñoso’ se sobrepasaba del piropo o el cariño, que a veces en los abrazos sentía que se excedía la confianza, ¿Qué puede decir frente a eso?

D.L: Yo soy una persona que es respetuoso, cariñoso, soy casado, tengo tres hijas, tengo mi mamá, mi esposa y siempre, desde que me conozco en el fútbol femenino, he tenido ese trato con las niñas, yo las veo como mis hijas, son niñas de 15 años, son niñas que en un momento determinado comparten conmigo 15, 20 días de concentración, aislado completamente de sus padres y de todo el mundo. Ella puede argumentar cualquier comentario, yo simplemente soy una persona que soy así, que soy expresivo, soy exigente, que soy disciplinado, pero son comentarios y que en un momento determinado la han llevado a ella a pensar diferente.

Soy una persona que soy inocente, que llevo más de 30 años con el fútbol femenino, desde su iniciación y como tal yo soy una persona que siempre me mostraré de esa forma y seguiré diciendo que soy inocente y transparente

SEMANA: ¿Qué cree entonces que llevó a Carolina a hacer todas estas denuncias en los medios de comunicación y ante la Fiscalía también?

D.L: Yo quedo sorprendido con este tipo de situaciones de parte de la señora, como tal yo no tengo que ocultar nada, por eso le he puesto el pecho al inconveniente, busqué mi abogado, me presentaré las veces que sea necesarias, como lo hice ya, como lo determinó la juez. En este país, mientras a usted no le demuestre los contrario, es inocente, yo soy inocente.

Me he visto perjudicado, porque mi carrera deportiva es con el fútbol femenino y a raíz de esos problemas, nadie quiere darme trabajo.

SEMANA: Carolina decía que usted también les tocaba la cola en momentos de los entrenamientos ¿Eso pasaba? ¿No era un poco sobrepasarse teniendo en cuenta que eran menores de edad?

D.L: No, creo que el trato que yo tenía con las niñas nunca se sobrepasó, testimonio pueden dar las mismas jugadoras, envié unos vídeos donde las niñas dan testimonio, les mando videos de niñas de todas partes de Colombia de las niñas que yo tuve. Son comentarios que la gente realiza, ustedes que son de fútbol , saben cómo es el trato de los entrenadores, hay momentos efusivos, donde hay un abrazo, donde hay un beso, pero es una manifestación de cariño, de motivación, para que la gente haga las cosas lo mejor posible, pero nunca perdiéndole el respeto, y más a una mujer.

SEMANA: ¿Se ha visto afectado por las denuncias?

D.L: Sí, yo me he visto perjudicado en mi aspecto laboral y familiar a través de esta denuncia. Trabajo en el fútbol femenino, me debo al fútbol y como tal fui fundador del fútbol femenino en el año 78. Afortunadamente cuento con mi mamá, con mi señora y mis hijas, de resto se siente uno solo, aislado, la gente le da miedo darme trabajo, porque me dicen que hasta que no resuelva mi situación con la Fiscalía, que no lo van a hacer por el temor al qué dirán.

Los medios se volvieron mediáticos, durante unos días me dieron muy duro, yo comprendo que es la misión del periodista, pero para mi el objetivo del periodista tiene que ser objetivo, cuando hacen un comentario lo tienen que hacer con pruebas.

Me siento afectado, he tenido que ir al médico, estar uno sin trabajo, sin tener un argumento para poder vivir, pero gracias a Dios y a unos pequeños ahorros que tengo, he podido sobrevivir, pero realmente la situación es bastante complicada.

SEMANA: Usted habla de que no hay pruebas ¿no le han presentado ninguna prueba que tenga que desvirtuar?

D.L: Cuando yo me presenté al juzgado, tuve que estar en la audiencia con el abogado, con el fiscal, con el juez, donde el fiscal argumentó todos los comentarios de la señora. Yo le digo, si yo fuera culpable, no estaría aquí y hubiera sido procesado y no estaría en esta parte, la juez determinó que yo no podía salir del país, que no podía vender mis bienes, no me le podía arrimar a la señorita y que me tenía que presentar periódicamente al juzgado.

Yo me sigo presentando a los juzgados, como ordena el juez y las leyes colombianas, me siento inocente, soy inocente y quiero que esto se sepa y que toda la prensa que habló mal de mí, que tenga los elementos necesarios para decir que el profesor tiene todo el derecho de retomar sus formas de trabajo y sus formas normales de un colombiano.

SEMANA: Esto se dio a raíz de una denuncia, a parte, más deportiva, de las jugadoras de la selección de mayores, ¿Cree que esta denuncia que hicieron ellas fue positiva para el fútbol femenino?

D.L: Pienso que estas denuncias lo que hacen es parar el desarrollo del fútbol femenino. Yo me volví como la atracción para hacer comentarios negativos en torno al fútbol femenino, que es un deporte que merece respeto como todos los deportes, la mujer colombiana le ha demostrado al país y al mundo entero de la condición y capacidad que tiene.

Hemos asistido a suramericanos, panamericanos, centroamericanos, olímpicos y mundiales, con lujo de detalles, como un grupo de personas que lo único que ha hecho es trabajar. El fútbol femenino y sus dirigentes han mejorado mucho. La concepción que yo tuve dentro de mi concentración fue muy buena, la mayoría de cosas que yo solicité, las tuve para mis niñas, una excelente concentración, excelente viajes, buena comida, buena infraestructura. Nos falta mucho para el desarrollo ideal de fútbol femenino colombiano.

SEMANA: ¿En qué etapa va el proceso en su contra?

D.L: Dentro de mi proceso lo que sigue es presentarme. Yo le he dicho a mis abogados que agilicemos esto, porque yo me estoy viendo perjudicado. Ellos han ido al juzgado y han hablado con el fiscal, pero esto parece que estuviera como archivado, en el momento fue mediático, le dieron el escándalo necesario y en este momento no se volvió a hablar, nunca más.

Les tengo que agradecer a ustedes, por poder hablar, lo que yo pienso y siento. En este momento se calmó, no hubo nada más en contra mía, solamente mi presentación. Yo aspiro a que esto se solucione, yo quiero ser libre, quiero limpiar mi nombre, ya lo hecho está hecho, ya me hicieron el mal, ya se burlaron de mí, ya cuatro o cinco personas piensan que yo soy lo más malo de Colombia. La justicia divina, es divina, y Dios tendrá que sacarme adelante..

SEMANA: Luego del escándalo ¿ha hecho alguna reflexión al respecto? En caso de regresar al trabajo ¿cree que usted tendría que cambiar su forma de tratar a las deportistas o cree que podría seguir demostrándoles ese cariño al que usted se refiere como siempre lo ha hecho? ¿debería cambiar algo?

D.L: Mi reflexión frente a esto es que yo siempre tengo que ser el mismo y no puedo cambiar, soy una persona que siempre he tenido lo mismo a lo largo de mi carrera deportiva. Soy licenciado en educación física, con especializaciones deportivas.

Yo vivo y siento el fútbol, quiero seguir trabajando por la mujer, que falta mucho.

¿Qué puedo decir? Cambiar algunas situaciones de forma que de fondo, buscar alternativas, donde uno esté blindado para una serie de comentarios y de situaciones y que uno tenga las pruebas necesarias para que no me pase esto que me está pasando a mí.

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.