Cardi B
La rapera protagonizó una pelea en un bar de Nueva York; una persona, además de ella, terminó con heridas leves. - Foto: WireImage

estados unidos

Cardi B se declara culpable de causar una pelea en un bar de Nueva York, ¿irá a la cárcel?

“Tomé algunas malas decisiones en mi pasado que no tengo miedo de enfrentar y reconocer... Estos momentos no me definen y no reflejan quién soy ahora”, dijo la artista.

Este jueves 15 de septiembre, la reconocida rapera estadounidense, Cardi B, enfrentó una de las últimas audiencias del proceso judicial que lleva enfrentando dese hace un año. A la artista se le acusa de cargos menores tras haber sido parte de una pelea en un bar nocturno de Nueva York.

Los hechos tuvieron lugar en agosto de 2018, según recalcan los medios locales, cuando la rapera se encontraba en Angels Strip Club, un reconocido lugar de striptease, en el que acusó a una de las trabajadoras de haber tenido relaciones sexuales con su esposo, Offset. En ese momento, Cardi B habría lanzado una botella de champán hacia las mujeres y se inició la revuelta en el lugar.

Al parecer, tanto la rapera como un hombre que trabajaba en el establecimiento habrían terminado con heridas leves, según recalca el medio estadounidense CBS.

Así entonces, este jueves 15 de septiembre Cardi B se declaró culpable de agresión en tercer grado y peligro imprudente, los delitos menores de los que la acusaban. Aceptando el trato que le ofrecieron las autoridades, esta mujer logró evitar la cárcel, pues estaban pidiendo que estuviera 15 días en un centro de reclusión; pero a cambio de esto, la rapera deberá pagar 15 días de servicio comunitario.

Al declararse culpable hoy, la Sra. Belcalis Almanzar y dos coacusados han aceptado la responsabilidad por sus acciones. Esta oficina está satisfecha con la resolución, que incluye el servicio comunitario apropiado... Nadie está por encima de la ley”, afirmó la fiscal del caso, Melinda Katz, según recogen medios locales, indicando los cargos hacia la artista y la necesidad de hacer justicia.

Entre tanto, Cardi B afirmó que era tiempo de enfrentar sus errores y que estos no definían su persona, sino que se destacaba su trabajo musical.

Tomé algunas malas decisiones en mi pasado que no tengo miedo de enfrentar y reconocer... Estos momentos no me definen y no reflejan quién soy ahora... Tengo muchas ganas de superar esta situación con mi familia y amigos y volver a las cosas que más amo: la música y mis fans”, indicó según recoge CBS.

Cantante R. Kelly, ya condenado a 30 años de cárcel, es juzgado ahora por otro delito

La estrella de R&B R. Kelly, condenado a 30 años de cárcel en junio por delitos sexuales, comparece de nuevo esta semana por cargos similares ante un tribunal de su ciudad natal, Chicago, donde ya comenzó la selección del jurado.

Robert Sylvester Kelly, de 55 años, fue declarado culpable en Nueva York de haber dirigido durante tres décadas un “sistema” de explotación sexual de jóvenes, algunas de ellas adolescentes, y condenado a finales de junio a pasar tres décadas tras las rejas.

En el tribunal de Chicago se le acusa de obstrucción de la justicia, producción de pornografía infantil y actividad sexual ilegal con una menor de edad. Él y dos exsocios están acusados de obstruir el juicio por pornografía infantil de 2008, en el que el jurado lo declaró inocente, al amenazar y sobornar a una víctima que finalmente no declaró, pero esta vez se espera que lo haga.

Los otros dos acusados son su exrepresentante Derrel McDavid y un antiguo empleado, Milton ‘June’ Brown. Se prevé que el juicio dure unas cuatro semanas. Su abogada, Jennifer Bonjean, pidió que se excluya del jurado a cualquiera que haya visto el documental Surviving R. Kelly, que da voz a varias de sus víctimas, pero el juez Harry Leinenweber negó la petición.

La condena de R. Kelly en Nueva York, la primera en un juicio en el que la mayoría de las partes civiles eran mujeres afroamericanas, se consideró un punto de inflexión en el movimiento #MeToo.

Los debates arrojaron luz sobre el “sistema” de R. Kelly para atraer a jovencitas y violarlas, con la complicidad de personas de su entorno. Muchas víctimas contaron que habían conocido a su ídolo en un concierto y después alguien había deslizado un pequeño papel con los datos de contacto del cantante. También se le procesa en otros dos estados.