Tendencias
Arrestan a grupo de modelos y fotógrafo en Dubai por tomar fotografías obscenas en un balcón
“Este niño no comió. Estuvo muerto de hambre durante 18 meses”, dijo en el juicio Francine Donnorummo, jefa de la unidad de víctimas. - Foto: Getty Images

mundo

Florida: madre vegana fue sentenciada a cadena perpetua por malnutrición de su hijo

Sheila O’Leary, de 38 años, fue condenada después de que su hijo Ezra muriera por “complicaciones de desnutrición severa y deshidratación”.

Una madre vegana en Florida fue sentenciada a cadena perpetua luego de una condena por asesinato en primer grado por la muerte de su hijo de 18 meses.

Sheila O’Leary, de 38 años, fue condenada en junio después de que su hijo Ezra muriera, por lo que los fiscales denominaron como “complicaciones de desnutrición severa y deshidratación”.

“Este niño no comió. Estuvo muerto de hambre durante 18 meses”, dijo en el juicio Francine Donnorummo, jefa de la unidad de víctimas especiales de la Oficina del Fiscal Estatal del Condado de Lee.

El niño murió el 27 de septiembre de 2019. En ese momento, pesaba solo 17 libras, dijo la policía, Además del cargo de asesinato, O’Leary fue condenada por abuso infantil agravado, homicidio involuntario agravado, abuso infantil y dos cargos de negligencia infantil.

Capturan nuevamente en Bogotá a ladrones que habían sido liberados
O’Leary fue condenada por abuso infantil agravado, homicidio involuntario agravado, abuso infantil y dos cargos de negligencia infantil. - Foto: Getty Images

Su esposo, Ryan Patrick O’Leary, espera juicio por los mismos cargos. Sheila y Ryan fueron acusados por un gran jurado en el condado de Lee, Florida, el 18 de diciembre de 2019.

Sheila O’Leary dijo que su familia se adhiere a una dieta estricta de frutas y verduras crudas, aunque ella y su esposo también le dijeron a los investigadores que Ezra supuestamente recibió leche materna.

Sheila O’Leary tiene otros tres hijos, de 11, cinco y tres años. La oficina de la fiscal estatal Amira Fox señaló que “también sufrieron negligencia extrema y abuso infantil”, y que se ordenó a Sheila O’Leary que no tenga ningún contacto. con ellos.

Minnesota: un abogado mató a golpes a su exesposa, frente a sus hijos

El martes, un abogado de Dakota del Norte presuntamente mató a golpes a su exesposa mientras ella se aferraba al menor de sus cinco hijos; en ese momento, los otros hijos pedían ayuda a gritos, según la Oficina del Sheriff del Condado de Marshall.

El niño más joven, de dos años, estaba tan traumatizado que no respondió a las preguntas de los agentes después de que detuvieron a su padre y llevaron a su madre al hospital.

Anders Odegaard, de 31 años, y Carissa Odegaard, también de 31, se divorciaron el año pasado, según muestran los registros judiciales.

El hecho habría sucedido en medio de una disputa por la custodia de los menores. Supuestamente, el hombre se negó a que ella llevara a sus hijos a la iglesia y estalló una pelea, escribieron los agentes en la denuncia penal después de entrevistar a los niños.

Dos de sus hijos salieron corriendo, señalaron a un extraño y le rogaron que llamara al 911 “porque su madre estaba sangrando mucho y necesitaba ayuda”, según la denuncia.

El primer oficial que respondió encontró a Anders Odegaard en la cocina, vestido solo con ropa interior, con sangre en la cara y el cabello. Carissa Odegaard no respondía y estaba postrada en una puerta, con un charco de sangre alrededor de su cabeza.

El diputado le pidió que explicara la situación, a lo que Odegaard, respondió: “No me siento bien”.

En ese momento, el diputado descubrió que Carissa Odegaard no respiraba. Por eso, de inmediato, esposó al exmarido e intentó hacerle resucitación cardiopulmonar a la víctima. Sin embargo, notó “traumatismo craneoencefálico severo” y llamó a una ambulancia.

El niño de nueve años les dijo a los investigadores que vio a su padre golpear a su madre con un cuchillo o una espátula en la cabeza, momentos antes de salir corriendo y encontrar a alguien para llamar al 911, según las autoridades. También les dijo a los agentes que había visto a su padre golpear a su madre antes.

Tres hermanos, de nueve, ocho y dos años, estaban dentro de la casa durante el ataque. Otros dos hermanos estaban afuera en el auto de su madre y se salvaron de ver el horror, según la denuncia.

El niño de ocho años les dijo a los investigadores que después de golpear a su madre en el suelo, su padre “estaba encima de ella estrangulándola”. Hasta el momento, el caso sigue en investigación.