Tracy Beatty, pena de muerte
El asesinato de Carolyn Click se da en el marco de una relación violenta y conflictiva entre madre e hijo. - Foto: Foto 1: Texas Department of Criminal Justice via AP / Foto 2: Getty Images/Bernd Obermann

estados unidos

Pena de muerte: las últimas palabras de Tracy Beatty, acusado por estrangular a su propia madre

Como lo indica la ley, el sentenciado a pena de muerte tiene derecho a decir unas últimas palabras antes de que le sea suministrada la dosis letal.

Un hombre en Texas, identificado como Tracy Beatty, fue sentenciado a pena de muerte y ejecutado en las últimas horas luego de que en un acto de frialdad asesinara a su propia madre, de 62 años de edad, por estrangulación hace casi 20 años.

Beatty, de 61 años, estaba a punto de perder la vida por los actos cometidos en el pasado. Cabe señalar que en este estado de Estados Unidos el método utilizado para la pena de muerte es la inyección letal de pentobarbital. Este procedimiento se llevó a cabo en la penitenciaría estatal de Huntsville.

Como lo indica la ley, el sentenciado a pena de muerte tiene derecho a decir unas últimas palabras antes de que le sea suministrada la dosis letal. Por lo que Beatty hizo uso de su derecho y entregó unas cortas pero contundentes palabras antes de morir.

Beatty se encontraba atado a una camilla en donde apenas se podía mover. El alcalde procedió a preguntarle si quería dar sus últimas palabras, a lo que el acusado intenta intervenir, pero la combinación entre llanto, miedo y angustia tan solo le permitió trasmitir algunas frases con su voz quebrada.

Solo quiero agradecer, los amo, hermanos. Nos vemos del otro lado”, expresó el asesino minutos antes de que su corazón fuera detenido por cuenta de las sustancias suministrada vía intravenosa.

Personas en la carcel
El equipo jurídico de Tracy Beatty había luchado durante años para que le fuera perdonada la vida, aludiendo enfermedades mentales. - Foto: Getty Images

También le entregó unas palabras a su esposa, a quien le dijo que se encontrarían más adelante en algún lugar.

No quiero que te dejes, cariño. Nos vemos cuando llegues allí. Te amo”, expresó.

El equipo jurídico de Tracy Beatty había luchado durante años para que le fuera perdonada la vida, aludiendo enfermedades mentales. Escenario en los que se ha logrado detener procedimientos letales a pocas horas del momento final.

Sin embargo, este no fue el caso, la Corte Suprema no avaló la apelación realizada por los abogados, por lo que se dio luz verde para que se realizara el procedimiento como la ley lo establece.

El asesinato de Carolyn Click se da en el marco de una relación violenta y conflictiva entre madre e hijo. En ocasiones previas al crimen, la señora Click ya había sido víctima de golpizas por parte del acusado.

Algunos testigos del caso aseguran que Tracy Beatty confesó en varias ocasiones su deseo de “callar” a su madre.

Hombre de California fue asesinado a tiros

Durante el fin de semana que acaba de pasar, un hombre de California, que estaba sentado en un automóvil afuera de una fiesta, fue asesinado a tiros mientras hablaba por FaceTime con un amigo.

Vincent Heredia, de 26 años, perdió la vida de forma violenta el sábado por la noche en San Bernardino, California, mientras esperaba a una mujer en su automóvil afuera de una fiesta y mientras hablaba con un amigo por FaceTime, informó KTTV-TV .

El amigo en la llamada le dijo a la familia que vio a un hombre latino con una sudadera con capucha oscura que abría la puerta del auto de Heredia.

Hombre disparando un arma
Vincent Heredia, de 26 años, fue asesinado a tiros el sábado por la noche en San Bernardino, California, mientras esperaba a una mujer en su automóvil afuera de una fiesta. (Imagen de referencia). - Foto: Getty Images

La familia de Heredia cree que el tiroteo podría haber estado relacionado con una disputa anterior con el padre del hijo de su amiga, la misma a quien estaba esperando.

“Ella tiene un bebé de él, y él se había metido en una pelea antes con mi hijo. Creo que el tipo quería vengarse por eso”, dijo el padre de Heredia, Mario Melgoza.

Heredia, quien aspiraba a ir a la universidad y convertirse en oficial de libertad condicional, vivía con su familia y recientemente había recibido un ascenso como guardia de seguridad en el cercano aeropuerto de Ontario.