Tendencias

Home

Política

Artículo

Senador Iván Cepeda
El senador Iván Cepeda es el hombre más importante en temas de paz en el Gobierno del presidente Gustavo Petro. - Foto: JONATHAN CHIQUIZA

política

“No habrá una renegociación del Acuerdo de Paz que fue suscrito en 2016 con las Farc″: Iván Cepeda

El senador del Pacto Histórico respondió algunas dudas que existen por los acercamientos de las bandas criminales para negociar con el Gobierno del presidente Gustavo Petro. Además, responde si la ‘Segunda Marquetalia’ tendrá una segunda oportunidad.

SEMANA: El presidente Gustavo Petro anunció que por estos días se decretará el cese al fuego multilateral. ¿Cuál es su opinión?

Iván Cepeda: El presidente desde su posesión lo dijo, el alto al fuego de carácter multilateral es una imperativa necesidad de muchos territorios del país que están agobiados hoy por enfrentamientos entre distintos grupos, como presidente de la Comisión de Paz hemos estado recorriendo territorios, yendo a distintos municipios en atención a un plan de emergencia para proteger la vida de los líderes sociales y el reclamo es unánime. Las comunidades piden que se detengan las hostilidades, los enfrentamientos y que se ponga a salvo la vida de las comunidades, dirigentes sociales y también de los que firmaron la paz, así que me parece que esto es un anuncio afortunado.

SEMANA: Hay varios asuntos como el acercamiento con la ‘Segunda Marquetalia’ y el comisionado de Paz, Danilo rueda, ha dicho que hay acercamientos con Iván Márquez. ¿Hay oportunidad de un diálogo nuevamente?

I.C.: Pues, dialogar, creo que no se puede negar a ningún grupo y eso lo ha dicho el Gobierno de una manera clara, vamos a dialogar con todos los grupos que hay y que ejercen violencia. Ahora bien, el tratamiento que se dará a cada uno tendrá que ver con un análisis reposado, sopesado, para ver cuál es la alternativa que hay en cada caso, y es evidente que con relación a este grupo en particular sobre el cual usted habla, no hay todavía ninguna posición que haya sido expuesta, por lo menos por el comisionado de Paz y el presidente de la República.

SEMANA: Hay quienes consideran, entre ellos el senador Humberto de la Calle, que Iván Márquez ya tuvo su oportunidad y que solo cabe el sometimiento a la justicia para él. ¿Qué opina sobre esto?

I.C.: Como lo decía, no hay ningún procedimiento aún establecido en esa materia, lo que puedo decir es que efectivamente en el caso del señor Márquez y otros de los dirigentes de esa organización que se rearmó estando en el proceso de paz, pues lo que se impone es buscar una salida, pero frente a ese caso lo que se puede decir con toda claridad es que no habrá una negociación o renegociación del Acuerdo de Paz que fue suscrito en 2016 por múltiples circunstancias. Ese acuerdo ya fue firmado, está en proceso de implementación y porque quienes han cumplido, pues defienden su contenido y lo defendemos también quienes contribuimos a ese logro histórico, así que no será ese el tema de discusión o de conversación con esta organización.

SEMANA: ¿Es decir que cuando se concrete un contacto con Iván Márquez se establecerá cuál es el mecanismo para que el se pueda reintegrar a la sociedad?

I.C.: Pues volver al proceso de paz, yo creo que es necesario que se detenga el accionar de todos los grupos, precisamente por eso hemos hablado de una paz total para buscar la solución a todos los aspectos de la violencia hoy en el país y por supuesto hay que buscar una solución. Ahora, esa solución en este caso tiene unos límites, pero no quiero adelantarme y precisamente no quiero entrar en situaciones que todavía pueden ser especulativas con relación a algo que no ha sucedido hasta ahora. Lo único que es claro, es que el señor comisionado ha dicho que ha habido un contacto.

SEMANA: ¿En el caso de las disidencias lideradas por Iván Mordisco, que nunca estuvieron en el Acuerdo de Paz, podrían participar de un diálogo de paz?

I.C.: Aquí hay que atenernos a los hechos, el señor comisionado acompañado de dos garantes internacionales de la misión de verificación de la ONU y un delegado del Gobierno de Noruega, se han reunido con dirigentes de esa organización, pues que tiene una manera de autodenominarse y que ha expresado su voluntad de avanzar también en diálogos. A nuestro modo de ver hay que avanzar en esos diálogos e ir determinando cuál será el procedimiento, por ahora lo único que es claro y sobre lo cual ha informado el Alto Comisionado es que hay un avance en materia de un ofrecimiento de un alto al fuego.

SEMANA: Qué responderle a quienes por redes dicen que usted y el senador Humberto de la Calle se han vuelto enemigos...

I.C.: Para nada, con el senador Humberto de la Calle lo único que hay es respeto, en mi caso admiración y por supuesto toda la disposición siempre a dialogar, nosotros estamos abiertos y esto lo digo ya no solamente con relación al doctor de la Calle, sino a todos los críticos incluso aquellos que están ubicados en la oposición, a escuchar muy atentamente sus críticas, sus recomendaciones, sus opiniones, porque no somos un Gobierno soberbio. Es un problema que tenemos los colombianos, no solamente el Gobierno y quienes estamos en las tareas de paz directamente, pues debemos resolverlo entre todos. Es necesaria la deliberación y el diálogo democrático para poder encontrar salidas, así que lamento decepcionar a quienes están buscando peleas en la política colombiana.

Además, nosotros defendemos el Acuerdo de Paz, fue un logro que se consiguió con muchos esfuerzos y en ese proceso yo tuve la fortuna de participar en un rol distinto al del doctor de la Calle, yo hice algunas labores de facilitación del proceso, pero considero que ese es un patrimonio de los colombianos, así que vamos a defender el Acuerdo de Paz y más allá de defenderlo lo que corresponde a este Gobierno es implementarlo y en esa tarea estamos.

SEMANA: Sergio Jaramillo también ha lanzado críticas en contra de la ‘paz total’. ¿Qué responderle a él?

I.C.: Yo he hecho públicas mis opiniones sobre las críticas del doctor Jaramillo, he señalado que este Gobierno no dejará huérfana la implementación del acuerdo de paz, es más, le dirigí una carta muy detallada al doctor Jaramillo explicándole cuáles son ya los primeros pasos que ha dado el Gobierno en materia de implementación. En segundo lugar, he señalado que aquí no hay ninguna confusión entre grupos de carácter insurgente y organizaciones que se dedican al narcotráfico y le he expresado también toda nuestra disposición a debatir o dialogar sobre cualquier clase de dudas o de críticas que él tenga.

SEMANA: Hay unos congresistas de Estados Unidos que están molestos porque Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, será garante del proceso de paz con el ELN. ¿Eso va a tener alguna implicación en el eventual proceso con esa guerrilla?

I.C.: No, no lo creo, Hay que distinguir aquí los asuntos, unas son las críticas y opiniones que se tengan sobre el régimen político que hay hoy en Venezuela y otra el rol que ha cumplido y sus gobiernos en la construcción de la paz en Colombia. Quiero recordar, a propósito de ello, que no es de ahora, sino desde los gobiernos del expresidente Álvaro Uribe que Colombia solicitó la intervención de Venezuela en distintas operaciones para a la paz, el expresidente Uribe lo hizo para que se mediara con relación a la liberación de personas secuestradas posteriormente en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, Venezuela fue país garante en el proceso de paz con las FARC y con el ELN y hoy en día se ha retomado ese rol con relación al proceso de paz que se reiniciará con el ELN. Esto no es nada nuevo y creo que aquí no habría que ideologizar esa función de garante que ha sido muy útil para Colombia en materia de construir paz.

SEMANA: ¿Cómo evitar que en estas futuras negociaciones haya colados?

I.C.: Como lo decía, la distinción entre grupos y los canales está clara, las personas que estén relacionadas o que hagan parte de organizaciones que practican el narcotráfico, que están íntimamente ligadas al narcotráfico, pues tendrán que asumir el proceso que hemos llamado de acogimiento a la justicia, así que allí no hay posibilidad de ninguna clase de infiltrados. Serán directamente esas organizaciones en las condiciones que van a quedar claramente estipuladas en la ley que vamos a presentar las que podrán optar por beneficios de carácter jurídico, si responden a unas condiciones que estarán también claramente estatuidas con relación a los procesos de carácter político, pues allí también reglas de juego claramente establecidas.

SEMANA: Dando un salto al ELN, ¿habrá los mismos beneficios que con las FARC?

I.C.: En este caso opera, es un nuevo proceso y totalmente distinto en el que hay una agenda que puede tener puntos coincidentes con lo que se discutió en La Habana con las FARC, pero que se hará desde la perspectiva de la historia y de los planteamientos del ELN que es una organización distinta, que tiene una historia y unos documentos programáticos en los cuales ha anunciado claramente cuál es su propósito, así que no va a haber aquí algo así como pudiéramos llamarlo corte y pegue con relación a lo que fue el Acuerdo de Paz del 2016. Habrá que hacer una negociación puntual y particular con relación a esta agenda que ya está o que ya estuvo pactada en una primera fase de este proceso.

SEMANA: ¿Cuándo llegará la ley de sometimiento al Congreso?

I.C.: Esa discusión ya vendrá pronto, eso sí puedo decirlo porque ya hay un borrador que ha sido trabajado también con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y con el ministerio de Justicia y que pronto podrá ser conocida. Muy pronto se podrá conocer ese texto y estará abierta la discusión, no solamente en el Congreso, sino también la sociedad colombiana sobre esa ley.

SEMANA: ¿Hay un capítulo sobre amnistías?

I.C.: Hemos pactado no hacer ningún anuncio previo para que precisamente no se susciten discusiones parciales, queremos que se conozca todo el texto y se puede hacer una deliberación completa sobre lo que estamos proponiendo.