política

Pacto Histórico se opone a más impuestos para los combustibles en la tributaria

En el mismo partido de gobierno hay preocupación por algunas propuestas de la reforma tributaria.


Siempre en el Congreso es habitual que haya críticas cuando se radica una reforma tributaria. Sin embargo, pocas veces ocurre que del mismo partido de gobierno surjan dudas sobre las propuestas que tiene el Gobierno nacional para lograr un mayor recaudo.

Ese es el caso del Pacto Histórico, desde donde están preocupados por la posibilidad de que haya más impuestos para los combustibles en Colombia. El senador Alexander López cree que ese tributo golpearía a la clase trabajadora del país y, por eso, se opondrá a que se apruebe ese artículo.

Para el congresista, que fue uno de los líderes de la campaña de Gustavo Petro y Francia Márquez, no tiene sentido crear más tributos para los combustibles, ya que de ellos depende el crecimiento económico del país y es el motor de muchos sectores.

A juicio del senador, al aumentar el precio de los combustibles automáticamente habrá un incremento en los alimentos y en el transporte a nivel nacional.

“Los combustibles no aguantan un impuesto más. Yo creo que, todo lo contrario, la decisión que estamos analizando es que los combustibles en Colombia son de los más costosos del mundo, siendo que nosotros somos un país productos de petróleo. Antes que ponerle más impuestos a los combustibles tenemos que mirar cómo se reducen los costos de los combustibles”, dijo López.

Agregó que el gobierno del presidente Petro debe buscar más fuentes de financiación pero no con el tema de los combustibles. “El efecto de subir los combustibles genera un efecto colateral no solo en los alimentos, sino también en el transporte, genera un costo en otras actividades permanentes de los ciudadanos colombianos y lo que nosotros no vamos a hacer nunca en nuestro gobierno es afectar a la clase media y a los más pobres de Colombia”.

Gustavo Petro y Alexander López
Gustavo Petro y Alexander López - Foto: SEMANA

Para el integrante del Pacto Histórico, la tributación en los combustibles afecta a las clases medias y bajas del país porque, a su juicio, los ricos no tendrán problema en pagar más dinero para movilizarse.

“Nuestra reforma tributaria está más enfocada en desmontar los niveles altos de corrupción que hay en la tributación del país, poner a los ‘mega ricos’ y grandes capitales que poco pagan impuestos en Colombia a que lo hagan, acabar con la evasión y la elusión”, indicó.

Sin embargo, sí está de acuerdo con se pongan impuestos a la denominada comida chatarra, bebidas azucaradas y ultraprocesadas porque también servirá para evitar problemas de salud. “Los productos de la canasta familiar, básicos, esenciales, no van a ser gravados. Todo lo contrario, vamos a revisar cómo algunos productos que son de uso permanente de las familias colombianas en su alimentación, se les reducen los impuestos”.

El presidente del Congreso, Roy Barreras, pidió al gobierno del presidente Gustavo Petro que radique con mensaje de urgencia la reforma tributaria para poderla discutir más rápido, pero esa decisión solo está en manos del mandatario.

Por ahora, la iniciativa pasará a manos de las comisiones terceras del Senado y la Cámara para iniciar el estudio y posterior debate.

¿Qué es importante tener en cuenta?

1. Meta de recaudo: de acuerdo con lo dicho por el ministro Ocampo, esta reforma tributaria buscará recaudar 25,9 billones de pesos en 2023. Si bien se había dicho durante la campaña que la meta eran 50 billones, desde el Gobierno nacional se explicó que esta meta se definió de cara a 2026 y se espera llegar a ella por medio de la lucha contra la evasión, uno de los flagelos más importantes a combatir en los próximos años.

2. Regresa el impuesto al patrimonio: este tributo, en caso de ser aprobado, aplicará para quienes en 2023 tengan bienes y ahorros avaluados en 3.000 millones de pesos en adelante. Los de 5.000 millones serían gravados con un impuesto del 2 %, mientras que las ganancias ocasionales aumentarían del 10 al 20 %.

3. Pilas con el nivel de ingresos: según el proyecto de ley de reforma tributaria que comienza su trámite en el Congreso, desde el próximo año se aumentará la base gravable para llegar a las personas cuyos ingresos mensuales sean mayores de diez millones de pesos.

“Con este proyecto se suman todas las rentas líquidas gravables y se aplica una única tabla de tarifas marginales, los beneficios tributarios se mantienen, pero se limitan y no se modifica el umbral del ingreso a partir del cual se tributa, que fue uno de los temas que más golpeó en la pasada propuesta”, explicó el ministro de Hacienda.

4. Combustibles y zonas francas: con esta nueva reforma también se eliminan los tratamientos tributarios preferenciales para los precios de los combustibles en las zonas de frontera y se mantienen los tres puntos porcentuales adicionales al impuesto de renta de las actividades financieras. Para el caso de las zonas francas se les pondrá un requisito mínimo de exportaciones para poder mantener el beneficio tributario.

5. Impuestos al oro, al carbón y al petróleo: antes que nada, se debe dejar claro que este tributo aplicará para las exportaciones extraordinarias de estos minerales, para lo cual se establecerá un tope, a partir del que se empezará a cobrar, con el fin de generar rentas adicionales que le permitan al país fortalecer estos sectores.

6. Impuestos saludables: en este ítem, según el Gobierno nacional, busca llegar directamente a las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados, con el fin de recaudar más de 2.100 millones de pesos en 2023, los cuales serán destinados directamente al fortalecimiento del sistema de salud colombiano.

7. Impuestos ambientales: con este proyecto de ley, el gobierno de Gustavo Petro buscará modificar el impuesto al carbono, creado mediante la Ley 1819 de 2016, con el fin de aumentar la compensación que se da en el país actualmente por la emisión de gases de efecto invernadero. Con este cambio se modificará la base del impuesto, gravando la venta, importación y retiro del carbón térmico, y manteniendo excluido el carbón.

8. ¿Qué pasará con los pensionados?: según el texto de la nueva reforma, para el caso de los ingresos por jubilación aplicará el mismo rango de diez millones de pesos ya mencionado, con lo cual no se tocarán a las pensiones que estén por debajo de este valor.

9. Se acaban los días sin IVA: frente a este punto, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, aseguró que la propuesta es acabar con estas tres jornadas de comercio especial, con las que se calcula que el país pierde más de 500 mil millones de pesos por año. No obstante, esto se compensaría con la decisión de no meterle mano a la canasta familiar, la cual quedaría libre de este tributo.

10. Lucha contra la evasión: si bien el texto de la reforma tributaria no establece cómo se luchará contra la elusión de impuestos en Colombia, el Gobierno nacional indicó que ya empezaron a trabajar este tema de la mano con el Consejo Superior de Política Fiscal para definir cómo se cambiarán las penas y los montos de evasión a sancionar, para quienes no cumplan con sus compromisos tributarios.