Mejorar la calidad de la educación pública y promover el acceso de jóvenes a la universidad. Así contribuye Alquería a la construcción de sociedad

Desde hace 12 años, a través de la Fundación Alquería Cavelier, la compañía del sector de alimentos le apunta a establecer programas sostenibles que garanticen el acceso de jóvenes vulnerables a la educación superior y el mejoramiento de la calidad educativa pública.


Garantizar el acceso de niños, niñas y adolescentes en Colombia a una educación de calidad sigue siendo una tarea pendiente. No obstante, desde el sector privado se han consolidado iniciativas y proyectos que buscan contribuir a que este propósito sea una realidad. Uno de los casos más destacados es el de la Fundación Alquería Cavelier (FAC), que implementa acciones orientadas no solo a estudiantes, sino a todos los actores de la comunidad educativa, en la búsqueda de abordar los distintos factores que impactan la calidad educativa y el éxito del proceso formativo.

Carlos Enrique Cavelier, coordinador de sueños de Alquería, explica que a través de la Fundación se han implementado cuatro programas: “Talentos Excepcionales, Mejoramiento de la Calidad Educativa, Integración Lingüística y Fondo de Excelencia Académica, a través de los cuales, buscamos contribuir al desarrollo social y económico de la región, para que con la educación se establezcan procesos consolidados en alianza con actores públicos y privados y así aportar a la consolidación de la paz en nuestro país”.

Los programas parten de la identificación de necesidades, así como reconocer retos como la continuidad de las trayectorias educativas para el desarrollo de las competencias que permitan a nuestros jóvenes alcanzar sus metas personales y ocupacionales, al igual que se busca cerrar la brecha educativa mediante el fortalecimiento de las competencias socioemocionales, y pedagógicas de los docentes, incrementar el liderazgo de rectores y coordinadores, promover la participación de las familias en los procesos formativos de sus hijos y apoyar a los estudiantes para desarrollar su proyecto de vida e ingresar a la educación superior de calidad.

El cierre de brechas entre educación pública y privada es uno de los desafíos prioritarios de la Fundación Alquería Cavelier.
El cierre de brechas entre educación pública y privada es uno de los desafíos prioritarios de la Fundación Alquería Cavelier. - Foto: Fundación Alquería Cavelier

Para Cavelier, el país tiene cuatro grandes retos para los próximos años en materia educativa: consolidar la educación como base del desarrollo económico, reducir las brechas entre la educación pública y privada, reenfocar la inversión para mejorar la calidad y, por último, garantizar y consolidar procesos de mejora en la calidad educativa.

El cierre de brechas entre educación pública y privada es uno de los desafíos prioritarios, pues el 80 por ciento de los estudiantes de básica y media en Colombia se encuentran matriculados en instituciones públicas de nuestro país.

“Durante los últimos 12 años, desde la FAC nos hemos dado cuenta de que la manera en la que podemos contribuir en esa reducción de brechas es incidir en las políticas públicas para el mejoramiento de la educación pública”, agrega Cavelier.

Entre los logros educativos de la Fundación Alquería Cavelier se destacan los siguientes:

● Implementación del programa de mejoramiento de la calidad educativa en 98 Instituciones Educativas Oficiales en 29 municipios, impactando a más de 91.386 estudiantes, 4.432 docentes y 267 directivos docentes.

● Alianzas con colegios privados como el Liceo Francés, el Colegio Los Nogales y el Gimnasio El Hontanar, a través del cual hemos apoyado a 47 estudiantes provenientes de colegios públicos que han continuado sus estudios de primaria y bachillerato completamente becados en dichos colegios. Posterior a su graduación, la Fundación los becará en las mejores universidades del país.

● 302 estudiantes de colegios públicos beneficiados en las mejores universidades del país.

● Apoyo integral a 77 hijos de colaboradores de Alquería para que accedan a educación superior de calidad.