NO USAR, Semana Sostenible, ENEL
Desde el 2016 Enel combina innovación, competitividad y sostenibilidad para dar respuesta a los principales problemas ambientales. - Foto: Lope Medina

Así avanza el compromiso del sector energético con la economía circular

Con postes de concreto recuperado, la remanufactura de transformadores y la reutilización de material de equipos, Enel le apuesta a ampliar la vida útil de los insumos que usa para el desarrollo de su infraestructura. Así avanza en sus planes de sostenibilidad.

Tomar, hacer y desperdiciar, como denomina el Foro Económico Mundial al modelo de economía lineal, ya no es efectivo, rentable, ni sostenible. Y, aunque en ese frente todavía hay enormes retos que superar, el mismo organismo afirma que los esfuerzos se deben orientar hacia la economía circular, cuyo objetivo es usar de manera eficiente los materiales, la energía y los residuos para generar un valor económico, social y ambiental real.

Las proyecciones del Fondo indican que esta transición hacia una nueva forma de desarrollo podría tener un beneficio económico de 4,5 billones de dólares anuales en todo el mundo, y su impacto ambiental se vería reflejado en una drástica reducción de los gases de efecto invernadero, al punto de disminuirlos en una quinta parte.

Siguiendo el ejemplo de los países europeos, que actualmente lideran la transición hacia una economía circular, los sectores público y privado colombianos están apostándole a cambiar sus modelos de trabajo para avanzar hacia la sostenibilidad, y muestra de ello es la Estrategia Nacional de Economía Circular que creó la hoja de ruta a seguir para cada tipo de actividad económica.

Justamente, una de las organizaciones que se ha transformado para cumplir con los nuevos estándares que exige ser sostenible es Enel, que desde el 2016 combina innovación, competitividad y sostenibilidad para dar respuesta a los principales problemas ambientales y sociales de su entorno.

La aplicación de la economía circular para la compañía implica repensar los modelos de producción y consumo, esto con el objetivo de reducir drásticamente el uso de las materias primas vírgenes y la generación de residuos, utilizar fuentes de energía y materiales renovables, extender la vida útil de cada producto, crear plataformas para compartir, reusar y regenerar, y repensar los productos y servicios”, señala Gian Paolo Daguer, gerente de sostenibilidad de Enel Colombia y Centro América.

Pero para estructurar una solución que de verdad genere valor, es clave incluir la circularidad desde el inicio, comenzando por el diseño del producto, hasta llegar a su uso y recuperación. “La innovación se convierte en el motor de la economía circular, logrando un uso óptimo y cada vez más eficiente de los activos, y siendo capaces de aportar un beneficio medioambiental y nuevas oportunidades de negocio”, afirma Daguer.

NO USAR, Semana Sostenible, ENEL
Con la iniciativa de postes ecológicos Enel ganó el reconocimiento en la categoría de Economía Circular, en los Premios por la Acción Climática de este año. - Foto: KMEL

Los planes de Enel

En línea con los objetivos trazados, la compañía ejecuta varias acciones que la encaminan a ser cada vez más sostenible y competitiva al lograr ahorros en costos operacionales.

La primera de estas iniciativas es la de los postes ecológicos, por la que en agosto de este año ganó el reconocimiento en la categoría de Economía Circular, en los Premios por la Acción Climática.

Como parte de los resultados de este programa, Enel Colombia inició un piloto con la instalación de 22 postes de distribución de energía en la localidad de Usme, en Bogotá, que incorporaron cada uno 136 kilogramos de concreto recuperado en su fabricación.

Cada poste ecológico tiene un peso promedio de 1.300 kilogramos, y si se tiene en cuenta que anualmente la compañía instala cerca de 10 mil postes de distribución de energía, en un futuro, a través de su uso, se podría evitar la extracción de 1.360 toneladas de arena y grava. Hoy, la vida útil de un poste es de unos 20 años, y se estima que el 90 por ciento del concreto puede ser recuperado para la fabricación de nueva infraestructura.

Esta acción se complementa con la remanufactura el año pasado de aproximadamente 800 transformadores, que permitió extender su vida útil, y la recuperación y reutilización de 155 toneladas de material de los equipos cada año.

Además de la reutilización de materiales involucrados directamente en las operaciones, el año pasado Enel Colombia dio una segunda vida a las dotaciones de sus colaboradores.

Mediante alianzas con la Agencia Colombiana para la Reincorporación y Normalización, la Corporación Mundial de la Mujer en Colombia y la diseñadora de modas María Luisa Ortiz, entre otras, se diseñaron y elaboraron 1,500 morrales de las 680 piezas donadas. Estos morrales fueron elaborados por mujeres, cabezas de familia, sobrevivientes del conflicto armado en Colombia (víctimas, desmovilizados, reincorporados), y fueron entregadas a niños colombianos en sectores vulnerables del país.

Parte de la estrategia de economía circular de la Compañía en 2021 también comprendió nuevos ciclos de vida para su infraestructura:

  • Se recuperaron más de 1.900 toneladas de residuos de alumbrado público y se reutilizó el 23 por ciento de los componentes destinados al alumbrado navideño.
  • De los transformadores con PBC, la compañía descontaminó 20,1 toneladas y aprovechó 36 toneladas de elementos obtenidos del proceso de descontaminación.
  • Trató 410.701 galones de aceites hidráulicos por filtroprensado y recuperó y vendió 189 toneladas de cobre, que se encontraban en grandes equipos que fueron retirados.
  • Con la transformación digital y la factura virtual, se ahorraron más de 14 toneladas de papel y el 37 por ciento de los pagos se reciben de forma digital. Además, gracias a los grandes clientes se ahorraron 0,5 toneladas de papel por la facturación electrónica.
  • En promedio, al año se aprovechan 515 metros cúbicos entre agua de lluvia y la reutilización de aguas residuales.

A nivel global, el Grupo está trabajando para aplicar la Economía Circular desde el diseño de los activos que utiliza para generar, almacenar y distribuir energía y servicios eléctricos, enfocado en el empleo de insumos reutilizados en su fabricación. En paralelo, explora opciones para dar segunda vida a estos materiales cuando los activos llegan al final de su vida útil.

A través de varias alianzas, en Italia están fabricando paneles solares con plástico reciclado y con diseños modulares, para que sus componentes se puedan reutilizar en la creación de nuevos paneles. Mientras que, para los aerogeneradores, se están diseñando torres de madera, al tiempo que exploran otros materiales para la elaboración de palas eólicas. Otro caso a destacar es como en España se le está dando circularidad a las baterías que usan las flotas de vehículos eléctricos al llegar al final de su vida útil.

*Contenido elaborado con apoyo de Enel Colombia