mundo

El país que está desapareciendo bajo el agua por culpa del cambio climático

Una nación de 12.000 personas se está preparando para su pronta desaparición.


Para nadie es un secreto que la crisis climática y el aumento del nivel del mar está afectando a varios países del mundo. El panorama para muchas islas del Pacífico es desconsolante, con la salinización de tierras de cultivo, las sequías y en algunos casos ver directamente cómo se van sumergiendo bajo el agua. Un escenario triste para las personas que habitan estas tierras.

Por esta razón, Tuvalu, una nación de 12.000 personas ya se está preparando legalmente para su pronta desaparición. Esto se vio reflejado en medio del evento de la cumbre por el cambio climático COP26, mientras el ministro de Justicia, Comunicaciones y Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, daba un largo discurso y le empezó a llegar agua hasta las rodillas. Gracias a este acontecimiento, un video del evento se viralizó y creo polémica frente a los defensores del medio ambiente.

Expertos advierten que el calentamiento global se acelera con consecuencias "sin precedentes"
Cambio climático - Foto: AFP

Tuvalu

Tuvalu, una nación de 12.000 habitantes, ya se está preparando legalmente para su pronta desaparición.

Esta nación es compuesta por nueve islas y en total tiene una superficie de 26 kilómetros cuadrados. En las islas habitan aproximadamente 12.000 personas. Además, el territorio está asentado sobre arrecifes de coral ubicados en forma de anillos que rodean la laguna central del lugar.

En medio del evento de la cumbre por el cambio climático COP26, el ministro de Justicia, Comunicaciones y Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, mientras daba un largo discurso, le empezó a llegar agua hasta las rodillas. Por esta razón, un video del evento se viralizó y creo polémica frente a los defensores del medio ambiente.

Esto se puede traducir como un llamado de atención a todos los países más contaminantes. El mundo entero debe hacerse hacerse cargo de sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Por su parte, después de su gran discurso, Kofe se tomó el tiempo para mostrar la calidad de vida en la isla y afirmó que se estaban hundiendo.

También destacó que es una zona de baja altitud. El punto más alto sobre el nivel del mar es de cuatro metros. “Vivimos en franjas de tierra muy delgadas y en algunas áreas se puede ver el océano a ambos lados, de un lado el mar abierto y al otro una laguna”, explicó Kofe.

Agua sal

Constantemente se está filtrando el agua salada bajo el territorio de ciertas zonas, afectando directamente los acuíferos de agua dulce y las tierras para la agricultura.

“El agua potable la obtenemos normalmente de la lluvia, pero en algunas islas solían también cavar pozos para acceder al agua subterránea. Hoy eso no es posible debido a la intrusión de agua de mar, por lo que básicamente dependemos solo del agua de lluvia”, comentó el ministro.

Por otro lado, el Panel Intergubernamental de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC), publicó un informe en agosto de 2021, en el que afirmaron que la tasa anual de aumento de nivel del mar en el mundo se triplicó entre 1901 y 2018, lo que significa 3,7 milímetros anualmente.

Sin embargo, según Salomón Morgan Wairiu, autor principal del capítulo sobre pequeñas islas del estudio y experto climático, la situación es peor en la región de las islas del Pacífico.

En el Pacífico Sur, el aumento promedio regional del nivel del mar fue de 5 a 11 mm por año en el período de 1900 a 2018.

¿Territorio legítimo?

Actualmente, Tuvalu está explorando una zona que no tiene marco regulatorio ni un manual para hacerle frente. “El peor de los escenarios es, obviamente, que nos veamos obligados a reubicarnos y nuestras islas estén completamente sumergidas bajo el océano, Según el derecho internacional, en este momento un país solo puede tener una zona marítima si posee un territorio terrestre del que trazarla”, indicó Kofe.

Para todos sus habitantes y el ministro, es muy urgente lograr que, aun cuando queden sumergidos, sean reconocidos como Estado de manera permanente y que puedan acceder a los recursos de su zona marítima.

“Las normas internacionales en este momento no están a favor de países como nosotros si desaparecemos, porque es un área totalmente nueva del derecho internacional, nunca hemos visto un país desaparecer debido al cambio climático”, añadió Kofe.

Probablemente se tendrá que formular una reubicación de los habitantes de Tuvalu, como último recurso al tener una inundación de grandes magnitudes.

“No hemos identificado los países a los que nos gustaría mudarnos, porque también somos conscientes de que la reubicación puede usarse como una excusa por algunos de los países más grandes que pueden decir: les damos tierras para que se muden y nosotros seguimos con nuestras emisiones de gases de efecto invernadero”, concluye Kofe.