medioambiente

Cadena de comida rápida eliminó más de 1.400 toneladas de plástico de su operación

La exclusión de pitillos y tapas de las bebidas frías servidas en los restaurantes, el reemplazo de las ensaladeras por unas a base de fibra o cartón 100 % biodegradable, son parte de su estrategia.


La reducción de plásticos toma gran relevancia para muchas empresas que han incluido dentro de sus estrategias y procesos de producción la política de minimizar el uso de estos materiales.

El objetivo apunta a evitar que estos productos generen contaminación y afectaciones no solo a la salud humana, sino también al medio ambiente, pues son elementos que tardan años en descomponerse.

Este es precisamente uno de los temas en los que trabaja Arcos Dorados, la franquicia que opera los restaurantes McDonald’s en 20 mercados de Latinoamérica y el Caribe. Este empresa empezó a trabajar en la eliminación de plásticos de un solo uso desde hace tres años, y esto le ha permitido reducir un 40 % la utilización de este material en su operación, un equivalente a 1.468 toneladas.

Los resultados obedecen a la aplicación de iniciativas como la eliminación de los pitillos y tapas de las bebidas frías servidas en los restaurantes, el reemplazo de las ensaladeras por unas a base de fibra o cartón 100 % biodegradable y la creación de bandejas sustentables fabricadas con un material termoplástico a base de desechos, entre otras.

La cadena de restaurantes eliminó los pitillos.
La cadena de restaurantes eliminó los pitillos. - Foto:

Estos datos los dio a conocer en el séptimo Reporte de Impacto Social y Desarrollo Sustentable América Latina y el Caribe 2020 en el que da a conocer los avances en la implementación de sus iniciativas y políticas ESG (environmental, social, governance por sus siglas en inglés).

“Cuidar a la gente, apoyar a las comunidades donde operamos y contribuir positivamente con el medioambiente, trabajando de manera ética y democrática son valores que vivimos todos los días en la compañía. Pese a un escenario incierto y desafiante como nos tocó a todos pasar en 2020, pudimos volver a ellos para seguir reafirmando nuestros compromisos de impactar positivamente en el planeta y la sociedad en todos los mercados donde operamos”, afirma Gabriel Serber, director de Compromiso Social y Desarrollo Sustentable de Arcos Dorados.

El directivo afirmó que no importa el contexto en el que se encuentren, siempre mantendrán el compromiso de ser una parte activa de la solución de las principales problemáticas de la sociedad actual, brindando respuestas innovadoras y efectivas. “Estamos orgullosos de los avances que hemos tenido como compañía en las temáticas de ESG el año pasado, pero como líderes sabemos que hay mucho más por hacer. Por esa razón, arrancamos 2021 expandiendo nuestro alcance para seguir generando aún más impacto positivo en el mundo”, dijo.

La política implementada por la multinacional es clave, pues es de recordar que los plásticos son materiales que causan importantes afectaciones debido a su contaminación. Su lento proceso de degradación y su fácil dispersión, convierten a estos materiales en un gran enemigo para las fuentes hídricas del planeta.

Según la Organización de Naciones Unidas, se estima que a los océanos llegan cada año alrededor de 11 millones de toneladas de plástico, poniendo en riesgo la vida de miles de especies que habitan en los ecosistemas marinos.

La contaminación con plástico en playas y mares va en aumento Foto: Greenpeace Colombia.
La contaminación con plástico en playas y mares va en aumento Foto: Greenpeace Colombia. - Foto: Greenpeace Colombia

Lo peor es que las perspectivas no son halagadoras. Las proyecciones apuntan a que esta cifra podría casi que triplicarse a 2030. Las estimaciones indican que este volumen podría alcanzar 29 millones de toneladas en los mares, sin tener en cuenta todo el material que es tirado en otros ecosistemas.

Medidas gubernamentales

Dada esta problemática, muchos países han optado por reglamentar y prohibir los plásticos de un solo uso en sus territorios. En Colombia, en el Congreso de la República avanza un proyecto de ley tendiente a prohibir el uso de estos productos a partir de 2025.

De acuerdo con datos de Greenpeace, cada año una persona utiliza 24 kilos de materiales desechables, de los cuales el 56 por ciento corresponde a artículos de un solo uso. Así las cosas, en 75 años de vida una persona bien puede generar 1,8 toneladas de residuos plásticos, que van en contra del medioambiente y del planeta, por ello las acciones que se adopten para hacerle frente a esta problemática serán claves para brindar unas mejores condiciones de vida a las futuras generaciones.