medio ambiente

En Valle del Cocora piden limitar aforo de turistas para evitar daño ambiental

Los residentes de la zona y autoridades locales advierten que los visitantes podrían afectar esta importante cuenca del departamento del Quindío.


En la vereda del Valle del Cocora, a 2.250 metros sobre el nivel del mar, se produce el 65 % del agua que se consume en varios de los municipios del departamento del Quindío, por lo que autoridades locales advierten que las grandes cantidades de visitantes podrían estar afectando el ecosistema y causando un daño irreversible al lugar.

Y es que, de acuerdo con los datos entregados por Noticias Caracol, durante la Semana Santa fueron miles de personas las que visitaron el Cocora y en el municipio de Salento se vieron filas de hasta dos horas para ingresar, con más de 1.500 vehículos en la zona.

De acuerdo con autoridades locales, este turismo desbordado estaría causando un grave daño al ecosistema que además es fuente de agua de cientos de habitantes del departamento, por lo que hacen un llamado para que se regulen las visitas al sector y no se vea afectado, informó el noticiero.

La alcaldesa de Salento, Beatriz Díaz Salazar, afirmó que no se trata de una persecución contra los promotores turísticos del departamento, sino que lo que se está buscando es proteger este lugar que le pertenece a todo el país.

“Siempre lo he dicho, es un santuario, es algo que no podemos violentar ni seguir destruyendo”, dijo Salazar al noticiero.

En este sentido, la alternativa que tienen las entidades locales es que la Corporación Autónoma Regional del Quindío defina un plan de manejo de la cuenca del río Quindío y la capacidad que puede soportar en materia de turismo, para así poder limitar el aforo de visitantes.

En este sentido, José Manuel Cortés, director de la CAR Quindío, dijo que: “se viene estructurando los términos de referencia para reformular y ajustar el Plan de Manejo del Distrito Regional de Manejo Integrado (Drim) de Salento. Se contratará el estudio de capacidad de carga”.

Finalmente, Johan Carvajal, funcionario ambiental de la alcaldía de Salento, recalcó que ese trata de proteger uno de los santuarios más importantes del país. “Está afectando y no solamente la biodiversidad, estamos hablando del suelo, estamos hablando del recurso del agua y todo esto se está viendo afectado. Entonces, sí hay un inconveniente”, dijo al noticiero.

Palma de cera cayó sobre un carro

En medio de la Semana Santa, se presentó un accidente que ha llamado la atención de locales, turistas y las autoridades en Salento, municipio del departamento del Quindío. El tallo de una palma de cera cayó sobre un carro que se encontraba parqueado en un sitio privado.

Afortunadamente, hasta donde se ha conocido no hay heridos y afectaciones de vidas humanas. Mientras tanto, como se evidencia en las imágenes, el carro quedó con graves afectaciones ya que la palma impactó fuertemente todo el vehículo.

Según la información que se ha conocido, se trata de un predio privado llamado La Esperanza, cercano al municipio de Salento en Quindío, por lo que serán los dueños del carro quienes deberán considerar los hechos con los dueños del lugar.

Aun así, las autoridades han estado atentas a lo sucedido y la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ) ha dado parte de lo sucedido y varias recomendaciones para visitar este lugar turístico del país.

En ese sentido, la CRQ aseguró que, al ser un predio privado, es deber de los dueños la conservación de la flora del lugar en este caso. Además, alertaron que no contarían con los permisos necesarios ni una solicitud para prestar este servicio o el cuidado de las palmas.

Esta región del Valle del Cocora es característica por su fauna y flora, en la que no solo se encuentran estas características palmas de cera de gran altura, sino que conviven en el ecosistema diferentes especies de aves que deben ser conservadas.

En medio del suceso del carro, varios usuarios y expertos han buscado hacer consciencia del panorama turístico que se vive en la región, que si bien es uno de los atractivos que tiene el país tanto para locales como de otras partes de Colombia y del mundo, no estaría con las mejores condiciones para su conservación y el turismo podría estar impactando negativamente este lugar.

José Calet Prado, un experto en sostenibilidad del país, explicó que este lugar puede llegar a ser “insostenible” si no se toman medidas al respecto.

“Simplemente tiene un uso devorador del ecosistema, inclemente con el patrimonio histórico y no representa goce de un ambiente sano”, aseguró.