Tendencias
La comunidad Indígena Arhuaco Katansama despidió a Concha.
La comunidad Indígena Arhuaco Katansama despidió a Concha. - Foto: Cortesía CORPAMAG

sostenible

Tortuga carey adulta, especie en peligro de extinción, fue liberada con un transmisor satelital en Santa Marta

“Concha” fue el nombre que le adjudicaron a esta tortuga carey las comunidades indígenas.

Una tortuga carey adulta, de la especie ‘Erethmochelys imbricata’, fue liberada en las playas del Resguardo Indígena Arhuaco Katansama en el transcurso de este miércoles 28 de septiembre, por el equipo del Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de Fauna Marina (CAV-R Marino) de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) y el Acuario del Rodadero.

Asimismo, se informó por parte del Corpamag que este ejemplar fue marcado previamente con un transmisor satelital de última generación, gracias al apoyo internacional del Programa de Amazon Conservation Team (ACT) y Tortugas Preciosas de Osa (Costa Rica).

En este mismo sentido, se buscará que con dicha tecnología satelital se pueda conocer cuáles son sus rutas de movimiento, los ecosistemas que utiliza y posiblemente la playa donde hará su próxima anidación.

Corpamag señaló que esta colaboración de ACT se da en el marco del proyecto Ancestral Tides: Mareas Ancestrales, el cual ejecuta esta organización con el fin de proteger los ecosistemas marinos costeros y las tortugas marinas desde Colombia hasta México, y para ello también aprender a través de la unión del conocimiento ancestral indígena con el saber científico.

“Concha”, como fue nombrada esta tortuga carey por parte de las comunidades indígenas, fue rescatada de una red de pesca en la bahía de Gaira y entregada por un pescador de la zona al CAV-R Marino, donde recibió la atención médica necesaria para garantizar su buen estado de salud.

Junto a esta tortuga carey, fueron liberadas dos tortugas verdes y 16 tortugas carey juveniles, con la presencia del cabildo gobernador Arhuaco, Danilo Villafañe, y niños de la comunidad Arhuaca que habitan esta zona comprometidos con la protección de esta especie.

Las tortugas carey son una especie que se encuentra en peligro crítico, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sus poblaciones están declinando debido a la pesca indiscriminada y el tráfico ilegal de sus caparazón, contaminación y pérdida de sitios de anidación, además del cambio climático. Anidan en varias playas del departamento del Magdalena, especialmente en las zonas con bosque de manglar y su protección es esencial para mantener el equilibro y la salud de importantes ecosistemas como los arrecifes de coral.

“Con buena salud”: Tamá, el oso de anteojos que escapó del Jaime Duque, fue visto alimentándose

Tras el escape de Tamá el 15 de septiembre, el oso de anteojos que llegó hace pocas semanas hasta Cundinamarca, proveniente de Norte de Santander, las autoridades ambientales registraron este fin de semana al mamífero por una de las cámaras que establecieron para buscarlo.

Según el comunicado que emitió la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), funcionarios de esta organización, en conjunto con profesionales del parque Jaime Duque y Parques Nacionales Naturales, dispusieron de puntos estratégicos en los que se ubicaron furtos para la alimentación habitual de este tipo de osos.

Como resultado a esta estrategia, las autoridades ambientales lograron que Tamá se acercara a uno de estos puntos de comida, como están siendo monitoreados, el oso fue visto por una de las cámaras alimentándose, por lo que determinaron que el animal se encuentra con buena salud, y se espera que prontamente pueda ser llevado de vuelta a la reserva en la que vivirá.

“La reserva que se ubica alrededor del parque es pequeña y gracias a los alimentos que hemos ubicado es que el oso se ha mantenido en esa zona”, comenzó diciendo Leonardo Martínez, quien es biólogo de la CAR, recalcando que han podido demarca la zona en la que se encuentra el oso de anteojos.

“Sin embargo, la vegetación de la zona está conformada por bosques de eucalipto que no brindan la oferta de alimento que requiere el animal, es por eso que además hemos estado complementando con agua para que se mantenga allí y no se desplace hacia otra zona”, indicando que están proveyendo los complementos alimentarios que necesita Tamá.

Entre tanto, se recalcó que el oso de anteojos no habría podido desarrollar las habilidades de supervivencia necesarias para permanecer en un hábitat salvaje, puesto que se habría separado a muy temprana edad de su madre, por lo que esperan poder atraerlo de nuevo al parque con el objetivo de que este pueda sobrevivir.