vida moderna

Adelgazar rápido: trucos para perder peso fácilmente sin efecto rebote

Sin duda la buena alimentación es la base de un buen resultado a la hora de querer perder peso.


Bajar de peso es una meta que muchas personas consideran hacer para sentirse bien consigo mismas o empezar de cero con un nuevo estilo de vida. Usualmente, una de las formas para hacerlo es llevando a cabo una dieta, pero para ello se necesita dinero, tiempo y disposición.

Una dieta consiste en elegir ciertos productos alimenticios en cantidades proporcionadas para que su ingesta contribuya a la disminución de peso. Sin embargo, no todas las personas disfrutan restringirse de varias comidas y buscan otras opciones que necesariamente no implican cambiar hábitos de consumo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de las acciones más recomendadas para disminuir de peso es realizar actividad física periódica: 150 minutos semanales para los adultos, equivalentes a 25 minutos diarios durante seis días, mientras que para los jóvenes se sugieren 60 minutos diarios.

No obstante, las tareas laborales y domésticas impiden, en ocasiones, que las personas distribuyan su tiempo para ejercitarse. El portal web Hola.com sostiene que existen algunos hábitos para perder peso sin la necesidad de hacer dieta, incluso, algunos de ellos no demandan tiempo extra.

Según el portal español Clara, en su sección de belleza, hay una serie de trucos para adelgazar sin necesidad de sufrir en el proceso:

Tomar el sol ayuda a quemar grasa

Según el portal, la vitamina D que se sintetiza al tomar el sol, beneficia para quemar calorías ya que el cuerpo tiene que regular constantemente la temperatura debido al calor.

Poner música lenta

Bajar de peso es más fácil si se hace una buena digestión y conciencia al momento de ingerir los alimentos, pues entre más lenta se hace esta actividad, el cuerpo reaccionará más rápido a la sensación de saciedad y escuchar música lenta ayuda en el proceso.

Tomar vitamina C

Gracias al ácido ascórbico que tienen alimentos como el kiwi, los cítricos y las fresas, reducir el peso es mejor, ya que la quema de lípidos (las grasas) del organismo se va acelerando.

Servir porciones pequeñas

Para nadie es un secreto que entre más grande el plato, más grande es la porción en él, por lo cual es mejor que si se quiere bajar de peso, se utilicen platos o recipientes más pequeños en los que se vea la comida bien ubicada e incluso una cantidad más grande de lo que en realidad va a ingerirse.

Otros hábitos para perder peso sin la necesidad de una dieta

Caminar: esta acción es de las más comunes, pero efectiva para perder peso sin la necesidad de realizar una dieta. Hola.com explica que caminar una hora a un ritmo de 5 km/h quema alrededor de 230 kilocalorías. Para comenzar, las personas pueden considerar ir a pie hasta la oficina de trabajo, utilizar las escaleras, levantarse varias veces en horario laboral, entre otras prácticas.

Asimismo, el entrenador personal de MediQuo, David Peinado, aconseja “marcarse un objetivo mínimo de 7.000 pasos diarios –el equivalente aproximado a una hora– y cada dos semanas aumentarlo en 1.000 pasos hasta alcanzar los 12.000 pasos diarios”.

Dormir: para varios expertos dormir es más efectivo que realizar ejercicio o una dieta impuesta. Un estudio publicado en Science Advances muestra el análisis en relación con el déficit del sueño y el aumento de peso. En efecto, los investigadores determinaron que se puede tratar de un tema hormonal, pero también es un asunto cerebral, ya que si este órgano no descansa, el cuerpo no tiene energía, y los alimentos con más calorías tratan de contrarrestar la situación y aumentan el peso corporal.

Comer frutas entre horas: es común que las personas consuman varios alimentos en el transcurso del día, pero estos pueden ser sustituidos por frutas. Sin embargo, eso no quiere decir que se esté llevando a cabo una dieta, solo que sí se está realizando una acción para contribuir a la buena digestión.

El citado portal informa que comer fruta a media mañana o por la tarde aporta fibra que sacia la próxima comida principal y evita el aumento de peso no deseado.

Evitar los refrescos y bebidas de alcohol: las azúcares añadidas que tienen este tipo de bebidas son muchas. Claro está, cada persona puede elegir lo que desea tomar para refrescarse, pero un estudio de la Universidad Marquette y el Colegio Médico de Wisconsin se centró en las bebidas que aseguran ser light y los investigadores encontraron que, al parecer, estos líquidos no solo no ayudan a adelgazar, sino que a veces las personas pueden tener afecciones como obesidad y diabetes.