vida moderna

Alimentos que previenen la anemia y enfermedades cardiovasculares

Una dieta sana es clave para tener un corazón saludable.


Una alimentación sana es importante para evitar afecciones de salud. La Organización Mundial de la Salud explica que una dieta equilibrada contribuye a la prevención de la malnutrición y a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles.

“Actualmente, las personas consumen más alimentos hipercalóricos, grasas, azúcares libres y sal/sodio; por otra parte, muchas personas no comen suficientes frutas, verduras y fibra dietética, como por ejemplo cereales integrales”, indica esta organización.

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señalan algunos alimentos que se deben incluir o evitar en la dieta para contribuir a la salud cardíaca.

Verduras y frutas

Mayo Clinic recomienda incluir en la dieta balanceada verduras y frutas para mantener una buena salud del corazón. Estas se caracterizan porque “tienen pocas calorías y son ricas en fibra dietética. Las verduras y frutas, como otras plantas o alimentos vegetales, contienen sustancias que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. Comer más frutas y verduras puede ayudarte a reducir la ingesta de alimentos calóricos, como carnes, queso y colaciones”.

Para incluir estos alimentos es importante lavarlos bien y conservarlos en la nevera para que no se dañen.

Cereales integrales

Este tipo de alimento se destaca por ser una buena fuente de fibra y de otros nutrientes que influyen en la presión arterial y la salud cardíaca. A continuación, algunos de los productos obtenidos de granos que deben evitarse o moderar su consumo.

  • Harina blanca refinada.
  • Pan blanco.
  • Ponquecitos o magdalenas.
  • Waffles congelados.
  • Pan de maíz.
  • Donas.
  • Panecillos.
  • Mezcla para panes.
  • Tortas o pasteles.
  • Tartas.
  • Fideos de huevo.
  • Palomitas de maíz con mantequilla.
  • Galletas saladas para refrigerio con alto contenido graso.

Cuidado con las grasas

Las grasas no saludables pueden incrementar los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre, incrementando el riesgo de padecer enfermedad de las arterias coronarias. Las grasas que se pueden incluir son:

  • Aceite de oliva.
  • Aceite de canola.
  • Aceite vegetal y de nuez.
  • Margarina, sin grasas trans.
  • Margarina que reduce el colesterol, como Benecol, Promise Activ o Smart Balance.
  • Frutos secos, semillas.
  • Palta (aguacate).

Las grasas que se deben limitar incluyen:

  • Mantequilla.
  • Manteca.
  • Grasa de tocino.
  • Salsa espesa.
  • Salsa de crema de leche.
  • Sustituto de crema de leche sin lácteos.
  • Margarina y grasa hidrogenadas.
  • Manteca de cacao, que se encuentra en el chocolate.
  • Aceites de coco, de palma, de algodón y de palmiste.

Por su parte, el sitio web Tua Saúde también señala algunos alimentos que pueden ayudar a la prevención y gestión de la anemia.

Carnes rojas

Se destacan por su contenido elevado de hierro y vitamina B12. Se pueden alternar con las carnes blancas (tienen menos contenido).

Riñones, hígado o corazón de pollo

Estar partes tienen mucho hierro y vitamina B12. Su preparación puede ser a la plancha o en cocción.

Vegetales oscuros como perejil, espinaca y rúcula

Estos alimentos son una fuente de vitaminas, calcio y fibras que son saludables para el organismo. Se pueden añadir a ensaladas y a la preparación de diferentes comidas como sopas.

Recomendaciones

Para mantener un corazón sano también es importante realizar actividad física y tener hábitos saludables. La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) señala algunas recomendaciones para la salud cardíaca.

  • Tener una dieta saludable: se deben consumir alimentos con bajo contenido en sal y bajo contenido de sodio. Limitar el consumo de alimentos con grasas trans.
  • Atención a los problemas de salud: se debe estar atento a enfermedades como la hipertensión, diabetes y colesterol alto, ya que estas afecciones aumentan el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Para esto, se deben realizar exámenes periódicos y si el médico diagnostica alguna de estas afecciones, seguir las recomendaciones y tomar la medicación a tiempo.
  • Tener cuidado con el consumo de la aspirina: el uso diario de este medicamento ayuda a prevenir ataques cardíacos, pero no es saludable para todas las personas. Por esto, antes de hacerlo, se debe consultar al médico, para conocer los efectos y la dosis adecuada.