Tendencias
La alimentación es la principal fuente de nutrientes de las personas.
La principal fuente del cuerpo para adquirir los nutrientes que necesita es la alimentación. - Foto: Getty Images

vida moderna

Alimentos y vitaminas que ponen radiante la piel

Las células de la piel con el paso de los años se regeneran de manera más lenta.

La piel es el órgano más gran del cuerpo, allí es donde más se hace evidente la llegada del envejecimiento; proceso natural que todas las personas tendrán que enfrentar en algún momento de sus vidas.

Aunque este proceso es imposible de retrasar, algunos buenos hábitos impedirán que surja antes del tiempo previsto. Entre los que se encuentra, llevar una dieta sana y equilibrada, practicar actividad física con frecuencia, consumir (adultos) dos litros de agua en el día, hacer uso de productos cosméticos y maquillaje de calidad y que estén aprobados por un dermatólogo de confianza, usar protector solar a diario, evitar la exposición al sol desmedida, entre otras.

La alimentación juega un papel valioso en la salud del cuerpo en general; por eso es importante llevar un plan de alimentación rico en frutas y verduras; estas contiene un sinfín de vitaminas, minerales y antioxidantes que beneficiarán no solo la salud de la piel, sino de todos los órganos del cuerpo.

Además, es relevante reducir en su máxima expresión el consumo de productos procesados, ultraprocesados, con un alto contenido de azúcar y grasas saturadas o añadidas. También es fundamental evitar el consumo de alcohol y la idea es no fumar, ya que este hábito es uno de los principales detonantes de la aparición de arrugas o líneas de expresión prematuras.

La nutrición es responsable de hasta un 30% de la generación de arrugas .
La nutrición es responsable de hasta un 30% de la generación de arrugas . - Foto: Getty Images

Alimentos que cuidan el estado de la piel

El portal de salud, belleza y cuidado personal Saber Vivir brinda la lista de algunos alimentos indispensables en la dieta que mejoran el aspecto y la salud de la piel, aportándole luminosidad y firmeza cuando se consumen de manera frecuente y dentro de una alimentación balanceada.

  • Mango: esta fruta es una fuente de betacaroteno; es decir, este componente es el precursor para que el cuerpo produzca vitamina A, esta tiene un efecto antioxidante y hace que el cuerpo genere colágeno (proteína encargada de darle firmeza y elasticidad a la piel. El betacaroteno protege a la piel del fotoenvejecimiento. Otros alimentos ricos en este componente son: los vegetales y frutas de color amarillo y naranja, como la zanahoria, la calabaza, el melocotón o durazno, el albaricoque, etc.) y las verduras de hoja verde, como el brócoli, la espinaca, etc.
  • Sandía: esta fruta contiene un componente al que se le conoce como licopeno, este antioxidante pertenece a la familia de los carotenoides. “Según un ensayo clínico realizado por el Departamento de Dermatología de la Universidad de Manchester (Reino Unido), el licopeno protege la piel frente al daño producido por la radiación solar”; sin embargo, esto no quiere decir que se pueda abusar de él o que su consumo reemplace el uso del protector solar. Este compuesto no solo está presente en la sandía, también se encuentra en alimentos como el tomate y el pimentón rojo.
  • Kiwi: esta fruta es un gran aliado para la salud de la piel, ya que tiene un alto contenido de vitamina C; este es otro componente que usa el cuerpo para poder producir colágeno. Según un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, este alimento promueve la flexibilidad cutánea, por ende atenúa las arrugas que ya son visibles en la piel; a la vez que las previene.
  • Aguacate: esta fruta es rica en ácidos omega-3; es decir, se considera como un alimento que aporta grasas saludables al organismo. Además, tiene un alto contenido de vitamina E la cual evita en daño de las células que se encuentran en la piel y que en su mayoría son atacadas por los radicales libres que se generan cuando la zona se expone de manera desmedida a la exposición al sol.