vida moderna

Arrugas y manchas en las manos: cómo eliminarlas con remedios naturales

La piel de las manos tiende a envejecer más rápidamente que otras partes del cuerpo, ya que está diariamente expuesta a múltiples agentes externos.


Sin duda, unas de las partes del cuerpo donde más se revela la edad de una persona son las manos. En ellas aparecen las molestas arrugas y manchas, que son bastante difíciles de ocultar.

En concreto, la piel de las manos tiende a envejecer más rápidamente que otras partes del cuerpo, ya que está diariamente expuesta a múltiples agentes externos, que pueden dañarla y causar una deshidratación o un envejecimiento prematuro, según el magacín El Mundo Deportivo, en su sección de belleza y salud.

Por un lado, a medida que pasan los años, la piel se va manchando por un desequilibrio en la melatonina, componente de la dermis. Esto hace que las personas mayores tengan manchas y pecas en las manos y otras partes del cuerpo, como el rostro, el cuello, los hombros y los brazos, según el portal Mejor con Salud.

Por otro lado, la piel pierde grosor y, al tener menos grasa, se cuelga. Además, los niveles de elastina y colágeno se reducen, lo que provoca que la elasticidad disminuya y surjan las arrugas o pliegues.

Según la Asociación Española de Dermatología y Venereología, también existen algunos factores que empeoran las manchas y las arrugas como la menopausia, no cuidar la piel con productos específicos, genética, el embarazo y algunos medicamentos.

Manos envejecimiento
Con los años los niveles de elastina y colágeno se reducen, lo que provoca que la elasticidad disminuya y surjan las arrugas o pliegues. - Foto: Getty Images

Por fortuna, existen algunos remedios naturales que se pueden utilizar para lucir una piel de porcelana y quitar tanto las manchas como las arrugas en las manos, con ingredientes que seguramente están en la despensa de todos los hogares.

Mascarilla de limón y miel

El limón aporta a la piel propiedades astringentes, ayudando a cerrar los poros y a aclarar las manos; junto con la miel, esta mascarilla se convierte en un remedio ideal para mejorar las manchas.

Ingredientes

  • El zumo de un limón.
  • Dos cucharaditas de miel orgánica.

Preparación

  • En un recipiente mezclar ambos ingredientes hasta lograr una pasta homogénea y compacta.
  • Luego, aplicarlo en la zona manchada y dejar que actúe durante 30 minutos.
  • Después de este tiempo, enjuagar bien la piel y aplicar el protector solar habitual para que la piel esté protegida de los rayos del Sol.

Mascarilla de vinagre

Ingredientes

  • Partes iguales de vinagre de manzana y crema para manos o cuerpo.

Preparación

  • Mezclar el vinagre de manzana con la crema.
  • Usar para cualquier parte del cuerpo, incluyendo las manos.

Mascarilla de aloe vera y huevo

Para esta mascarilla se necesita una cucharada de aloe vera, una clara de un huevo y una cucharada de miel. El huevo, por su parte, tiene un alto contenido en colágeno que ayudará a rejuvenecer la piel.

Preparación

  • Extraer el gel de la hoja de aloe vera y verter en un molde.
  • Luego, agregar la clara de huevo y revolver a punto de turrón.
  • Agregar la cucharada de miel y mezclar hasta obtener una pasta homogénea.
  • Finalmente, aplicar sobre el rostro y las manos, poniendo énfasis en las zonas con arrugas, dejar actuar 30 minutos y retirar con agua tibia.

Mascarilla de garbanzos

Ingredientes

  • 1/3 taza (70 g) de garbanzos.
  • Un poco de agua.

Preparación

  • Primero, machacar los garbanzos con el agua.
  • Luego, dejar macerar todo el día.
  • Colocar sobre las manchas a la noche.
  • Dejar que se seque y lavar.
  • Se recomienda repetir a diario.

Mascarilla de azúcar, limón y aceite de oliva

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 limón.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación

  • En un recipiente, mezclar el azúcar, el aceite de oliva y el jugo de limón recién exprimido.
  • Usar la pasta granulosa obtenida para exfoliar las manos haciendo suaves masajes.
  • Dejar actuar durante 10 o 15 minutos y, pasado este tiempo, enjuagarlas manos con agua fría.