Tendencias
Salud Obesidad
Joven médico visitando a su paciente senior en casa - Foto: Getty Images

vida moderna

Bajo nivel de potasio en la sangre: estos son los síntomas

En caso de tener la mayoría de los síntomas resaltados por los expertos, lo mejor será visitar al médico y darle un debido tratamiento.

Aunque a muchos les suene lejano es clave para mantener la salud. De acuerdo con Medline Plus, una revista experta en salud de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el potasio es un mineral que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Es un tipo de electrolito que ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos y a que su ritmo cardiaco se mantenga constante.

Este mineral también permite que los nutrientes fluyan hacia las células y ayuden a expulsar los desechos de estas.

Una dieta rica en potasio ayuda a contrarrestar algunos de los efectos nocivos del sodio sobre la presión arterial.

Además, la cantidad de potasio que las personas necesitan depende de la edad y el sexo.

Hay que tener presente que si se llega a presentar un bajo nivel de potasio en el cuerpo, los síntomas serán los que envíen una alerta. Sentir debilidad, fatiga, calambres musculares y estreñimiento son los principales signos de que hay que consultar al doctor y realizar exámenes de sangre para descartar la razón.

La actividad física hace que el cuerpo segregue endorfinas que reducen los niveles de cortisol, la hormona del estrés. - Foto: fotografía_ iStock

Atento al corazón

Sin embargo, los ritmos cardíacos anormales, o las arritmias, son las complicaciones más preocupante en caso de que se presenten niveles muy bajos de potasio, especialmente en personas que tengan alguna enfermedad cardíaca no diagnosticada.

De acuerdo con la revista de salud de la Mayo Clinic, tener vómito, diarrea, o las dos cosas, pueden provocar una pérdida excesiva de potasio a través del tubo digestivo.

A veces, el nivel bajo de potasio se debe a una deficiencia de potasio en la alimentación diaria. De acuerdo al mismo medio, algunas de las causas de la pérdida de potasio son las siguientes:

  • Consumo de alcohol (excesivo)
  • Enfermedad renal crónica
  • Transpiración excesiva
  • Deficiencia de ácido fólico
  • Aldosteronismo primario
  • Cetoacidosis diabética
  • Diarrea
  • Diuréticos (diuréticos para la retención de agua)
  • Uso excesivo de laxantes
  • Uso de algunos antibióticos
  • Vómito

La dieta importa

Cabe señalar que una dieta rica en este mineral está asociada con un descenso de la mortalidad. Según el estudio de 2011 publicado en National Library of Medicine La ingesta de sodio y potasio y mortalidad entre los adultos de EE. UU.: datos prospectivos de la Tercera Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, el consumo de potasio está asociado con la reducción del riesgo de infarto, la disminución de presión arterial y la reducción de la posibilidad de tener cálculos renales.

Para recibir todos los beneficios del potasio, este debe ser ingerido especialmente por medio de alimentos. Sin embargo, aunque existan muchos que contienen este mineral, algunas frutas y carnes se destacan por contener un índice mayor:

Soja en grano, aguacate, salmón, plátano, papas y almejas, son algunos de los alimentos que le aportan una buena cantidad de potasio al cuerpo de manera natural y efectiva para tener un cuerpo sano.

¿Qué sucede si el cuerpo no tiene suficiente potasio?

Obtener muy poco potasio puede aumentar la presión arterial, reducir el calcio en los huesos y aumentar el riesgo de cálculos renales, según el instituto.

También explicó que la diarrea o los vómitos prolongados, el abuso de laxantes, el uso de diuréticos, el consumo de arcilla, la sudoración excesiva, la diálisis o el uso de ciertos medicamentos pueden causar una deficiencia grave de potasio. En esta afección, conocida como hipocalemia, las concentraciones de potasio en la sangre son muy bajas.

Los síntomas de hipocalemia incluyen estreñimiento, cansancio, debilidad muscular e indisposición. La hipocalemia más grave puede causar aumento de la micción, disminución de la función cerebral, altas concentraciones de azúcar en la sangre, parálisis muscular y dificultad para respirar e irregularidad del ritmo cardiaco. La hipocalemia grave puede ser potencialmente mortal.