vida moderna

Bicarbonato de sodio: esta es la forma correcta de utilizarlo para eliminar las células muertas de la piel

Es un producto económico y fácil de adquirir. Suele estar presente en la despensa del hogar.


El bicarbonato de sodio es un producto versátil, utilizado para diferentes fines en el hogar. Uno de los más conocidos es para limpiar diferentes espacios; sin embargo, también es un ingrediente que ayuda a cuidar la piel.

Según indica Mejor con Salud, portal especializado en belleza y salud, “sus propiedades naturales hacen que actúe como un exfoliante natural que permite eliminar las células muertas que se quedan adheridas a la piel. Esto puede utilizarse en la piel del cuerpo, la del rostro y el cuero cabelludo”.

Para aprovechar los beneficios del bicarbonato se debe realizar el siguiente procedimiento:

  • Tomar tres cucharadas de bicarbonato de sodio y mezclarlas con agua.
  • Aplicar en la piel, realizando masajes circulares suavemente.
  • Dejar actuar por varios minutos.
  • Retirar con agua.

Remedios caseros para eliminar la piel

Remedio #1

Ingredientes

  • 2 cucharadas de harina de avena (20 g).
  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Procedimiento

  1. En un recipiente agregar todos los ingredientes y revolver muy bien para obtener una pasta.
  2. Limpiar el rostro antes del tratamiento.
  3. Aplicar el producto en la cara, realizando movimientos circulares.
  4. Dejarla actuar por 15 minutos.
  5. Retirar con agua fría.
  6. Finalizar el tratamiento con una crema hidratante. Realizar el procedimiento una vez a la semana.

Remedio #2

Ingredientes

  • ½ zanahoria.
  • 2 cucharadas de aceite de coco sólido (30 g).

Procedimiento

  1. Lavar la zanahoria, pelarla y cortarla en trozos.
  2. Llevar a la licuadora y procesar varios minutos para obtener un puré espeso.
  3. Mezclar el aceite coco con el puré.
  4. Limpiar las zonas a tratar.
  5. Aplicar la mezcla, con masajes circulares.
  6. Repetir dos o tres veces a la semana para cuidar la piel.

Remedio #3

Ingredientes

  • 1 semilla de aguacate (mediana o grande).
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Procedimiento

  1. Retirar la semilla del aguacate y ponerla a secar.
  2. Rallar la semilla para obtener un polvo.
  3. Mezclarlo con el aceite de oliva y la miel.
  4. En la noche, aplicar la mezcla en el rostro, cuello, manos y las partes que se desee.
  5. Realizar masajes circulares.
  6. Dejar que el tratamiento actúe por diez minutos.
  7. Retirar con agua. Repetir una vez a la semana.

Remedio #4

Ingredientes

  • 5 almendras.
  • 2 cucharadas pequeñas de miel (15 g).

Procedimiento

  1. Remojar las almendras en agua toda la noche.
  2. En la mañana siguiente, retirar la cáscara y molerlas para obtener un polvo.
  3. Mezclar junto con la miel.
  4. Aplicar el producto en las zonas deseadas, con masajes circulares.
  5. Dejar reposar 10 minutos.
  6. Enjuagar. Repetir el tratamiento dos veces a la semana.

Remedio #5

Ingredientes

  • 3 cucharadas de café molido (30 g).
  • 1 cucharada de aceite de almendras (14 g).
  • 1 cucharada de miel (25 g).
  • 1 cucharada de azúcar gruesa (20 g).

Procedimiento

  • En una taza, agregar todos los ingredientes y revolver muy bien.
  • Aplicar el producto en el rostro y realizar masajes suaves.
  • Dejar reposar 10 minutos.
  • Retirar con agua tibia.
  • Repetir el tratamiento dos veces a la semana para cuidar la piel.

Recomendaciones para una piel saludable

La protección es la clave para prevenir los daños cutáneos. Se debe evitar, lo máximo posible, la exposición a los rayos solares. Aunque realizar esto en la rutina diaria puede ser una tarea complicada, los expertos de Medline Plus recomiendan algunas soluciones para el cuidado de la piel.

  • Evitar la exposición al sol es el paso más importante para la prevención de los signos del envejecimiento y el desarrollo de problemas en la piel. La exposición debe evitarse durante las 10:00 am hasta las 4:00 pm, debido a que en ese horario los rayos solares UV se intensifican.
  • Se debe usar protector solar (fotoprotector) incluso en los días donde, aparentemente no hay sol. También se recomienda su aplicación diaria, aunque no se exponga la piel directamente a la luz solar. Las pantallas como las tabletas, celular y computadores también afectan la salud cutánea.
  • No utilizar lámparas o máquinas para broncearse. Existen algunas empresa estéticas que cuentan con este servicio, pero la verdad es que exponerse a estos procedimientos, al menos 15 minutos, es igual de peligroso que estar expuesto a un día de sol.