vida moderna

Canas: el remedio natural que ayuda a eliminarlas y a reparar el cabello

Las canas son unos de los signos naturales de la vejez y para algunas personas puede significar un problema.


Las arrugas, las líneas de expresión, la flacidez y las canas son algunos de los signos más comunes del envejecimiento. Con el paso de los años, estos se hacen más evidentes y pueden empezar a preocupar a algunas personas, por el aspecto y los cambios que generan en la apariencia física.

“El color del cabello se debe a un pigmento, llamado melanina, que producen los folículos pilosos. Los folículos pilosos son estructuras en la piel que producen y permiten el crecimiento del cabello. Con la edad, los folículos producen menos melanina y eso provoca las canas”, explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Algunas personas recurren al uso de productos químicos como los tintes para ocultar las canas. Sin embargo, hay quienes prefieren otras alternativas, como lo son las mascarillas y remedios caseros.

El sitio web de Vogue recomienda utilizar la henna para cubrir las canas, especialmente aquellas personas que no han teñido su cabello anteriormente. “No importa si su efecto no es permanente, ya que es ideal para el cuero cabelludo sensible. La henna no solo tiñe, sino nutre, hidrata y protege tu pelo”, explica el portal.

La henna se puede adquirir en un centro comercial o en un almacén que venda productos de belleza y de cuidado personal. Para cubrir las canas se deben seguir las siguientes instrucciones:

  1. Calentar un poco de agua junto a la mezcla en polvo de la henna.
  2. Añadir varias gotas de aceite de olivo (esto ayuda a reducir el olor de la henna).
  3. Revolver muy bien para un resultado homogéneo.
  4. Aplicar la mezcla en el cabello seco en cada mechón donde haya canas, preferiblemente con una brocha para tinte y usando guantes.
  5. Cubrir el cabello con papel transparente.
  6. Dejar actuar de 2 a 4 horas.

Otros signos del envejecimiento

Arrugas

Las arrugas son un signo natural de que el cuerpo humano está envejeciendo. Con la edad, el colágeno (proteína encargada de brindar elasticidad y tensión a la piel) se disminuye en el organismo y esto permite la aparición de las arrugas.

“Sabemos que el 80% del envejecimiento –arrugas y otros signos de la edad como manchas o flacidez– se producen por el exposoma, que es el conjunto de factores a los que estamos sometidos desde nuestro nacimiento: radiación solar, principalmente, pero también otros, como contaminación, humo del tabaco, nutrición, estrés, falta de sueño”, le contó a Cosmopolitan Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia y experta en dermocosmética.

Ojeras y bolsas debajo de los ojos

Otras señales que pueden indicar que el envejecimiento ha iniciado son las ojeras y las bolsas debajo de los ojos. Algunas personas recurren al maquillaje, a procedimientos estéticos y a cirugías para combatirlos y lucir un rostro joven.

Las ojeras, además de ser un factor hereditario, en algunos casos pueden deberse a otras causas. Según explica la entidad de salud Sanitas, “estas alteraciones pueden aparecer por distintos motivos, pero no deben llevar a excesiva preocupación, puesto que generalmente tienen remedio y no se trata de nada grave”.

Por su parte, las bolsas debajo de los ojos se forman cuando las estructuras de tejido y los músculos encargados de sostener los párpados se debilitan. De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, existen varios factores que pueden causar o empeorar esta afección:

  • Envejecimiento.
  • Retención de líquido, sobre todo al despertar o después de ingerir alimentos salados.
  • Falta de sueño.
  • Alergias.
  • Fumar.
  • Factores genéticos: las bolsas debajo de los ojos pueden ser un rasgo trasmitido de padres a hijos.
  • Enfermedades como la dermatitis, la dermatomiositis, las enfermedades renales y la oftalmopatía tiroidea.