Tendencias
Hay diversos tipos de cáncer de piel, el melanoma es uno de los más comunes.
Hay diversos tipos de cáncer de piel y el melanoma es uno de los más comunes. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Cáncer de piel: ¿cómo identificarlo en manchas y lunares?

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común.

El cáncer de piel (el crecimiento anormal de las células de la piel) se suele desarrollar en la piel expuesta al sol, pero esta forma frecuente de cáncer también puede ocurrir en zonas de piel que normalmente no están expuestas a la luz solar, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Asimismo, explicó que existen tres tipos principales de cáncer de piel: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma (el más común)

Por ello, la Sociedad Americana Contra El Cáncer reveló que la señal más importante para el melanoma es algún lunar nuevo en la piel o uno existente que haya cambiado en tamaño, forma o color.

Otra señal importante es algún lunar que luzca distinto a los otros en su piel (conocido como el signo del patito feo).

Adicional, la regla ABCDE es otro método para identificar las señales habituales del melanoma. Permanezca alerta y notifique a su médico si observa lunares que tengan cualquiera de las siguientes características:

  • A de Asimetría: la mitad del lunar o marca de nacimiento no corresponde a la otra mitad
  • B de Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.
  • C de Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras diferentes de color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.
  • D de Diámetro: el lunar mide más de seis milímetros de ancho (alrededor de ¼ de pulgada o aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz), aunque los melanomas algunas veces pueden ser más pequeños que esto.
  • E de Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando.

De hecho, es importante señalar que según la Liga Colombiana Contra el Cáncer y de acuerdo con datos del Observatorio Mundial del Cáncer, de la Agencia internacional de investigación en Cáncer, para el 2020, en el mundo se presentaron más de 1.500.000 casos nuevos de cáncer de piel.

Para este periodo se reportaron 324.635 casos nuevos de cáncer tipo Melanoma y 1.198.073 casos nuevos de cáncer tipo No Melanoma.

Por su parte, algunos factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir cáncer de piel son:

  • Piel clara. Independientemente del color de la piel, toda persona puede contraer cáncer de piel. Sin embargo, si tiene cabello rubio o pelirrojo, ojos claros y pecas o se quema fácilmente con el sol, es más probable que desarrolle cáncer de piel que una persona con piel más oscura.
  • Antecedentes de quemaduras por el sol. Haber tenido una o más ampollas de quemaduras por el sol de niño o adolescente, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel de adulto. Las quemaduras por el sol en la adultez también son un factor de riesgo.
  • Exposición excesiva al sol. Cualquier persona que pase un tiempo considerable al sol puede desarrollar cáncer de piel, especialmente si la piel no está protegida con protección solar o ropa. Broncearse, incluso exponerse a camas y lámparas solares, también es un riesgo. El bronceado es la respuesta a las lesiones de la piel ante la radiación UV en exceso.
  • Climas soleados o en grandes altitudes. Las personas que viven en climas cálidos y soleados están expuestas a mayor luz solar que las personas que viven en climas más fríos.
  • Lunares. Las personas que tienen muchos lunares o lunes atípicos denominados nevos displásicos se encuentran en mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Estos lunares atípicos, que parecen irregulares y generalmente son más grandes que los lunares normales, tienen más probabilidad de convertirse en cancerosos.
  • Lesiones cutáneas precancerosas. Tener lesiones en la piel conocidas como queratosis actínicas puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel. En general, estos crecimientos precancerosos en la piel aparecen como manchas ásperas y escamosas que son de color marrón a rosa oscuro. Son más comunes en el rostro, la cabeza y las manos de las personas con piel clara que han sufrido daños por el sol.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel. Si los padres o un hermano tuvo cáncer de piel, el riesgo de que se padezca la enfermedad puede ser mayor.
  • Antecedentes personales de cáncer de piel. Si una vez se desarrolló cáncer de piel, se está en riesgo de volver a tenerlo.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado corren un riesgo mayor de desarrollar cáncer de piel. Esto incluye personas con VIH/SIDA y aquellas que toman medicamentos inmunosupresores después de un trasplante de órgano.
  • Exposición a la radiación. Las personas que recibieron tratamiento de radiación para las afecciones de la piel, como eccema y acné, pueden tener un mayor riesgo de cáncer de piel, especialmente carcinoma de células basales.
  • La exposición a ciertas sustancias. La exposición a determinadas sustancias, como arsénico, puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.