vida moderna

Cáncer de piel | Estos son los cuidados que debe tener para prevenir esta enfermedad

Según los expertos, protegerse del sol es fundamental para evitar la aparición del cáncer de piel.


A propósito del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Piel celebrado el 13 de junio de cada año con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de adoptar buenos hábitos relacionados al cuidado de la piel relativos principalmente a la exposición solar, factor de riesgo número uno de esta enfermedad, es importante saber qué cuidados se deben incluir dentro de la rutina diaria para prevenir la aparición de la misma.

Según la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica (AsoColDerma), el cáncer de piel se desarrolla principalmente en áreas expuestas a los rayos ultravioleta, generando mutaciones en el ADN, motivo por el que estas son las recomendaciones fundamentales para prevenir esta enfermedad:

*Evitar la exposición al sol durante periodos prolongados y especialmente en las horas centrales del día, es decir entre las 10 y las 16 horas

* Cubrirse del sol con sombreros

* Utilizar ropa de colores claros que cubra todas las áreas del cuerpo.

* Utilizar protector solar con factor de protección adecuado.

El cáncer de piel consiste en el crecimiento anormal y acelerado de las células que conforman las capas de la piel y que pueden ser tipo melanoma (CPM) y no melanoma (CPNM). Este último representa el carcinoma más común en humanos, con el 95 por ciento de los tumores malignos de la piel. A su vez, dentro del cáncer no melanoma está el carcinoma basocelular (CBC), que representa el 80 por ciento de los registros, y el carcinoma escamocelular (CEC), que representa el 20 por ciento de los casos.

Al respecto, Guillermo Sánchez Vanegas, MD. MSc. PhD, profesor investigador titular de la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, señala que el 80 por ciento de los casos de CEC del país se dan en el sector agropecuario dada la exposición constante a los rayos del sol, 50 por ciento de estos se dan en personas que oscilan entre los 42 y los 91 años y el 69 por ciento de esta cifra corresponde a mujeres.

Ahora bien, sobre cómo detectarlo, es importante tener en cuenta las manifestaciones del cuerpo que pueden dar una alerta de que algo no anda bien.

La doctora Yanina Pflüger, médica oncóloga UBA jefa de servicio de Melanoma y Sarcoma del Instituto Alexander Fleming en entrevista con Infobae señaló que “hay diferentes tipos de melanomas, los más frecuentes afectan la piel, tratándose de una lesión nueva o preexistente generalmente pigmentada, aunque a veces no, que puede cambiar sus características ya sea de color, forma, tamaño y tener prurito o sangrado ante pequeños traumas”.

Al respecto, María Soledad Aluma, dermatóloga y especialista en cirugía dermatológica de Aurora: Centro Especializado en Cáncer de Piel, en Medellín, menciona que lo ideal es que cada persona se realice un autoexamen de piel y de sus lunares, aplicando la regla del ‘ABCDE’ y se percate de lesiones nuevas que descamen o no cicatricen en más de un mes.

A, de asimetría: dibuje una línea imaginaria sobre la mitad de su lunar y revise si ambos lados tienen la misma forma y tamaño.

B, de bordes: verifique que los bordes de los lunares sean nítidos y regulares. Un borde difuminado es signo de alarma para una lesión maligna.

C, de color: los lunares deben ser de un solo tono, usualmente café oscuro o claro.

D, de diámetro: verifique que su lunar no mida más de 6 milímetros.

E, de evolución: registre si el lunar presenta cambios con el pasar de los días.

En caso de detectar alguna anomalía, Pflüger señala que “la consulta con el dermatólogo es esencial para diagnosticarlo e iniciar el tratamiento del mismo”.

Según la experta, “el tratamiento del melanoma varía según el momento del diagnóstico. Cuando la lesión aún se encuentra en la piel la resección de la misma y a veces de los ganglios regionales es lo adecuado. Luego se evaluará la necesidad de agregar un tratamiento adyuvante o no”, señaló la experta añadiendo que “actualmente se cuenta con novedosos tratamientos sistémicos que están disponibles desde los últimos 10 años que constan de inmunoterapia o terapias dirigidas contra la mutación de BRAF en caso de ser portador de la misma”.