Canela
La canela puede encontrarse en el mercado en diferentes presentaciones, como en polvo o astilla. - Foto: Getty Images

vida moderna

Canela: ¿cuál es la mejor manera de consumirla y cómo prepararla?

La canela suele utilizarse para potenciar el sabor en varios alimentos, además, incluye propiedades de beneficio para el organismo.

La canela suele ser un ingrediente común dentro de los hogares. Su olor y sabor dulce con un toque ligeramente ácido resulta perfecto para acompañar postres, pasabocas, bebidas calientes o infusiones, así como numerosos platillos.

La canela es un aromático condimento de sabor dulce que es extraído del árbol de canelo o Cinnamomum, específicamente de su corteza, y se emplea en rama o en polvo como ingrediente en diferentes preparaciones gastronómicas.

Según la Fundación Española de Nutrición, la canela es una importante fuente de nutrientes y destaca por su contenido en calcio, hierro, zinc, selenio y potasio, además de vitaminas A, B6 y C, fibra y carbohidratos.

Adicionalmente, la canela posee propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes, reductoras del colesterol e inmunomoduladores, de acuerdo con un artículo publicado en la Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos.

¿Cómo consumirla?

El portal especializado Mejor con salud sugiere consumir la canela de manera natural, ya sea en astilla o pulverizada. También combinada con otros alimentos. Así mismo, aunque es menos recomendable, también se puede ingerir como suplemento.

Estas son algunas recomendaciones para consumir canela:

  • En caso de que se consuma directamente en polvo, se puede tomar una cucharadita en la mañana y otra en la noche.
  • Puede emplearse para endulzar infusiones o alimentos, reemplazando al azúcar.
  • Una de las formas más comunes de consumirla es mediante infusiones. Una posibilidad es prepara té con una cucharadita de miel y dos de canela en polvo.
  • Para quienes prefieren consumirla en astilla, Mejor con salud recomienda tomar 500 miligramos en el desayuno y 500 miligramos después de cenar.

Sin embargo, antes de intensificar el consumo de canela, es recomendable consultar con un especialista médico para obtener un acompañamiento adecuado, pues como todos en exceso, podría derivar en complicaciones para la salud.

Beneficios del consumo regular de canela

De acuerdo con un estudio publicado en la revista médica Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, titulado Canela: una planta medicinal multifacética, esta especia contiene aceites y otros derivados como cinamaldehído, el ácido cinámico y el cinamato.

“Además de ser un compuesto antioxidante, antiinflamatorio, antidiabético, antimicrobiano, anticancerígeno, hipolipemiante y reductor de enfermedades cardiovasculares, también se ha informado que la canela tiene actividades contra trastornos neurológicos, como las enfermedades de Parkinson y Alzheimer”, se lee en el artículo.

Además, menciona otros posibles beneficios para la salud como:

  • Ayudar a tratar infecciones.
  • Aliviar el dolor de muelas y dientes.
  • Combatir el mal aliento (halitosis).
  • Regular de los niveles de glucosa en sangre.
  • Reducir del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

¿Canela para bajar de peso y controlar la diabetes?

Un estudio publicado en la revista médica Nutrición clínica de Escocia, señala que es posible perder peso consumiendo canela. Los resultados obtenidos demostraron que el efecto es mayor mientras más joven es la persona, aunque en todas las edades es posible tener una disminución de la grasa corporal. Sin embargo, es importante tener claro que para lograr este objetivo es importante incorporar su consumo dentro de una dieta equilibrada, acompañada de práctica de ejercicio.

Por otra parte, según el portal de bienestar y salud Tua Saúde, hay investigaciones que indican que la canela puede ayudar a mejorar el funcionamiento y aumentar los niveles de insulina, la hormona que se encarga de regular el azúcar en la sangre, por lo que su consumo podría ser beneficiosos para las personas que padecen de prediabetes y diabetes tipo 2.

Esto se debe a que esta especia tiene la capacidad de intervenir en algunos componentes del organismo, que hacen que el azúcar que está en la sangre entre más fácilmente a las células, disminuyendo así la glucemia. Además, podría inhibir algunas enzimas digestivas, haciendo que la descomposición de los carbohidratos en el tracto digestivo sea más lenta. Según el mencionado sitio web, la actividad antioxidante y antiinflamatoria de la canela también influyen en el buen funcionamiento del páncreas, que es el órgano que se encarga de producir la insulina.