vida moderna

Cinco pasos para comenzar el proceso de pérdida de peso

Alcanzar un peso saludable puede ayudar a controlar el colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre.


Perder peso es el deseo de varias personas, pero hay varios factores que se deben tener en cuenta antes de iniciar con ese proceso, y por ello los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) revelaron cuáles son los pasos para iniciar.

1. Comprometerse: a muchas personas se les facilita poner su compromiso en un contrato por escrito. Este contrato puede incluir aspectos como la cantidad de peso que desea perder, la fecha en que busca haberlo perdido, los cambios en la dieta que se harán para adoptar hábitos de alimentación saludables y un plan para hacer actividad física de manera regular.

2. Ubicar la realidad: se debe consultar a un experto de la salud para que este evalúe el peso, la estatura y los factores de riesgo relacionados con el peso. Después de analizar la realidad, se deben identificar los obstáculos como los horarios disponibles para hacer ejercicio, los gustos alimenticios que se deben modificar, entre otros, y las formas de superar estos desafíos.

3. Fijarse metas: establecer metas a corto plazo y auto premiarse por conseguirlas es una forma de obtener resultados. Las metas más efectivas son: concretas; realistas; comprensivas (no somos perfectos). Por ejemplo “hacer más ejercicio” no es una meta concreta, pero si dice “voy a caminar 15 minutos, tres días a la semana en la primera semana”, se está fijando una meta concreta y realista para la primera semana.

4. Identificar recursos de información y apoyo: buscar el apoyo de la familia y los amigos hará que sea más fácil hacer cambios en el estilo de vida. También puede servir unirse a un grupo de apoyo para bajar de peso o consultar con un profesional de la salud, como un dietista certificado.

5. Llevar un seguimiento: revisar las metas de forma regular y agregar nuevas metas es la mejor forma de obtener los resultados.

Por su parte, es importante señalar que Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló que la base para lograr bajar de peso sigue siendo una dieta saludable y baja en calorías (que es cuando las personas consumen menos calorías que las que gastan en el día a día), combinada con un aumento en la actividad física.

Los ejercicios de cardio, también conocidos como ejercicios aeróbicos, son los más implementados cuando se busca quemar calorías y reducir el peso corporal. Sin embargo, los que involucren pesas ayudan al cuerpo a quemar grasa mientras se construye masa muscular, lo que también funciona para acelerar el metabolismo.

No obstante, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacer ejercicio, por tal razón, los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios. Lo importante es cumplir los objetivos diarios y las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana, para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

Respecto a la alimentación, algunos consejos para empezar a perder peso:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.
  • Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.
  • Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta.
  • Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.