colesterol
Los niveles elevados de colesterol pueden ocasionar problemas cardiovasculares. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Colesterol alto: la planta medicinal que ayuda a reducirlo

El consumo de esta planta debe ser consultada con un médico para evitar agravar comorbilidades.

El colesterol es una sustancia cerosa que está presente en todas las células del organismo. Esta se encuentra en la sangre y es necesaria para la formación de células sanas. La Fundación Española del Corazón informa que la mayor parte del colesterol se produce en el hígado.

Según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el cuerpo también necesita el colesterol para digerir los alimentos e interviene en la formación de ácidos biliares, vitales para la digestión de las grasas.

El cuerpo está en la capacidad de producir todo el colesterol que necesita, aunque también lo puede obtener a través de algunos alimentos, según explica Kaiser Permanente, uno de los principales proveedores de atención médica de Estados Unidos.

El problema radica cuando dichos alimentos son consumidos en exceso, generando que el colesterol se acumule en las arterias. Esto hace que se formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos que, con el tiempo, crecen y hacen que sea más difícil que fluya suficiente sangre a través de las arterias.

Una dieta sana, hacer ejercicio y evitar el consumo de tabaco pueden ayudar a bajar los niveles de colesterol. Así mismo, es posible recurrir a algunas plantas medicinales para reducir los niveles de colesterol en la sangre como es el caso del jengibre.

Este es una raíz que tiene más de 21 antioxidantes que pueden ayudar a impedir la acción de los radicales libres en el organismo. Este mecanismo reduce de forma significativa los niveles de colesterol bueno, razón por la cual se requiere controlarlo.

De igual forma, al ingerir jengibre de manera regular, se impide que el hígado sintetice el colesterol malo proveniente de los alimentos.

El portal de salud Healthline cita varios estudios que prueban los beneficios del jengibre en este sentido. En uno de ellos, las personas que recibieron tres gramos de polvo de jengibre (en forma de cápsula) vieron reducciones significativas en la mayoría de los marcadores de colesterol. El LDL (malo) cayó un 10 % en 45 días.

Una de las formas de consumir el jengibre para aprovechar las propiedades mencionadas es a través de una infusión. Para ella se requieren: cuatro tazas de agua (1 litro) y cuatro cucharadas de jengibre picado o en rodajas (40 g).

Preparación:

1. En primer lugar, de debe poner a hervir el agua. Una vez alcance su punto de ebullición, se incorpora el jengibre.

2. Dejar al fuego durante otros 10 minutos para que el jengibre libere todas sus propiedades.

3. Pasado el tiempo sugerido, retirar del fuego y dejar reposar por otros 15 minutos.

4. Colar la infusión.

5. Una vez esté lista la bebida, se puede consumir caliente o fría.

6. En caso de que el sabor sea demasiado amargo, puede endulzarse con un toque de miel o estevia.

Otra de forma de consumir jengibre para reducir los niveles de colesterol es combinándolo con ajo. Los ingredientes necesarios son: cuatro dientes de ajo, dos litros de agua, tres centímetros de raíz de jengibre, 124 ml de zumo de limón y 100 gramos de miel.

Preparación:

1. Lavar bien el ajo y el jengibre.

2. Meterlos con todos los ingredientes en la batidora.

3. Licuar hasta que quede una mezcla uniforme.

4. Colar el líquido.

5. Meterlo en un recipiente con tapa hermética.

6. Dejarlo en reposo durante cinco días en la nevera.

7. Pasado el tiempo, consumir.