vida moderna

¿Cómo afecta el colesterol malo al corazón?

A pesar de que es necesaria la producción de colesterol en el cuerpo, las grandes cantidades de colesterol malo perjudican significativamente la salud y vida de una persona.


El colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en el plasma sanguíneo y en los tejidos corporales. Una de sus principales funciones es ayudar a fabricar algunas hormonas y tejidos celulares. Por esta razón, tener un nivel adecuado de colesterol es beneficioso, pero si esta sustancia se eleva, puede generar graves perjuicios a la salud.

Según la Fundación Española del Corazón, el colesterol interviene en la formación de ácidos biliares, vitales para la digestión de las grasas. De igual forma, los rayos solares lo transforman en vitamina D para proteger la piel de agentes químicos y evitar la deshidratación, y a partir de él se forman ciertas hormonas, como las sexuales y las tiroideas.

Cuando hay demasiado colesterol en la sangre (hipercolesterolemia) hay mayor riesgo de sufrir complicaciones en el estado de salud. Por ejemplo, puede ocurrir una obstrucción en las arterias coronarias y padecer enfermedades cardíacas. Así lo explica la Fundación Española del Corazón “tener niveles elevados de colesterol total, triglicéridos y/o el colesterol LDL, incrementa el riesgo de padecer un ataque cardíaco”.

En ese sentido de acuerdo con la fundación el colesterol malo es negativo principalmente para las arterias, pues con el paso del tiempo se deposita en ellas haciéndolas cada vez más estrechas. Cuando esto sucede en las arterias coronarias podría producir una insuficiencia de riego al corazón, lo que conlleva al infarto. Si esto llegara a ocurrir en las arterias que llegan al cerebro se puede provocar un infarto cerebral.

Aunque la hipercolesterolemia puede heredarse, en la mayoría de los casos se debe a una alimentación desequilibrada, en el que hay un mayor consumo de grasas y de productos con alto contenido de colesterol.

Alimentos como yema de huevo, hígado de res, riñones, piel de las aves, chicharrón, salchicha, jamón, morcilla, manteca de cerdo, chorizo, quesos cremosos, crema de leche, mayonesa, mantequilla. Para disminuir los niveles de colesterol en la sangre es fundamental consultar al médico para iniciar un tratamiento oportuno. En algunos casos, puede recetar medicamentos, mejorar la frecuencia de la actividad física y/o llevar una dieta saludable.

La Universidad de Harvard, una de las instituciones educativas más reconocidas en el mundo, publicó un artículo en el que destaca las propiedades de varios alimentos que ayudan a bajar el colesterol malo. Estos beneficios se dan gracias a que algunos alimentos pueden suministrar grandes cantidades de fibra soluble. Esta sustancia ayuda a expulsar toxinas y desechos del organismo evitando que el colesterol entre en la circulación sanguínea.

Selección de alimentos veganos ricos en fibra para cocinar
Concepto de dieta sana y equilibrada. Selección de alimentos veganos ricos en fibra. Verduras frutas semillas frijoles ingredientes para cocinar. Copiar el fondo del espacio - Foto: Getty Images/iStockphoto

1. Avena

De acuerdo con Harvard, este es uno de los alimentos aliados para disminuir los niveles de colesterol malo en el torrente sanguíneo. Se puede desayunar un tazón de avena o cereal a base de avena. Aporta de 1 a 2 gramos de fibra soluble.

2. Cebada y otros cereales integrales

Igualmente que la avena, la cebada y otros cereales integrales tienen beneficios para la salud cardíaca, debido a la fibra soluble que aportan al organismo.

3. Frijoles

Este alimento tiene un alto contenido de fibra soluble. Además de ser un aliado para las personas que sufren de hipercolesterolemia, también ayuda a las personas que quieren perder peso, debido a que toma un tiempo en ser digerido por el cuerpo, lo que genera una sensación de llenura.

4. Berenjena y quimbombó.

Son verduras bajas en calorías y son buenas fuentes de fibra soluble. Su versatilidad permite prepararlas de diferentes formas.

5. Manzanas, uvas, fresas, cítricos.

Estas frutas tienen un contenido alto de pectina, la cual es una fibra soluble que ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre. Se pueden agregar a ensaladas, bebidas o pueden ser consumidas en pequeñas porciones para merendar durante el día.