vida moderna

¿Cómo blanquear los dientes de manera natural?

Para muchos, lucir una dentadura blanca es fundamental para dar una buena apariencia.


Al igual que el cabello y los zapatos, la sonrisa es una de las características físicas que más habla de la higiene, el cuidado personal y la delicadeza de una persona, motivo por el que lucir una dentadura saludable, así como en buena apariencia, es fundamental para muchos.

De este modo, hay quienes pese al temor que representa ir al odontólogo, se someten a costosos tratamientos para mejorar la apariencia de los dientes, su posición y, por supuesto, su color, esto teniendo en cuenta que una sonrisa perfecta se puede ver opacada si los dientes son muy amarillos.

Pensando en ello y en que no todos tienen acceso a realizarse un diseño de sonrisa o un blanqueamiento dental profesional, estos son algunos productos que ayudarán a blanquear los dientes de manera natural, y lo mejor, no contienen algún químico que afecte la salud dental, según reseña el portal especializado Heathline.

En el artículo revisado médicamente por la dentista Christine Frank, DDS graduada de la Facultad de Odontología de la Universidad Loyola en Chicago, Illinois, se recomienda en primera instancia realizar ‘oil pulling’ o enjuague con aceite, un popular remedio utilizado para mejorar la higiene bucal y eliminar las toxinas del cuerpo.

El procedimiento consiste en introducir una cucharada sopera de aceite en la boca al levantarse, esto antes de beber algo y/o lavarse los dientes. Una vez el aceite en la boca, se debe proceder a mover el mismo por toda la boca y entre los dientes (sin tragarlo), esto con el fin que atrape al mayor número de toxinas y se eliminen las bacterias que pueden convertirse en placa y, por ende, hacer que los dientes se vean amarillos.

La recomendación es dejar actuar el aceite en la boca entre 15 a 20 minutos. Luego se debe proceder a escupir el aceite en el inodoro o en un bote de basura para evitar que la sustancia tape las tuberías.

Aunque la tradición señala que para ello se usa aceite de girasol o de sésamo, se puede hacer con cualquier aceite. Sin embargo, el aceite de coco es la opción más recomendada para hacer este tratamiento casero debido a su agradable sabor y otros beneficios para la salud.

De acuerdo con el portal especializado, este método, a diferencia de muchos otros métodos de blanqueamiento dental, no expone los dientes al ácido u otros ingredientes que erosionan el esmalte, es decir, es seguro ponerlo en práctica a diario.

En segundo lugar, se puede optar por cepillarse con bicarbonato de sodio. Como ya es sabido, el bicarbonato de sodio es uno de los elementos más utilizados para algunos a la hora de cocinar, mientras que para otros tantos, para hacer múltiples labores, entre ellas algunas actividades relacionadas con el aseo como lavar baños, desinfectar algunas zonas y brillar utensilios. Sin embargo, también este elemento se utiliza en las recetas que circulan para el cuidado de la piel, así como el blanqueamiento de los dientes.

Gracias a sus propiedades blanqueadoras naturales, este abrasivo además de ayudar a quitar las manchas superficiales de los dientes, también genera un ambiente alcalino en la boca, impidiendo así el crecimiento de bacterias, explica Heathline.

Aunque este remedio no blanqueará los dientes de un momento a otro, con el paso del tiempo se puede empezar a ver los cambios favorables.

Para hacer uso de este truco, solo se debe mezclar 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con 2 cucharaditas de agua y cepillar los dientes con la pasta que se forma. Lo recomendable es hacerlo algunas veces por semana.

El tercer tip recomendado por los expertos trae además muchos más beneficios. Se trata de llevar una dieta rica en frutas y vegetales, que por extraño que parezca, además de su aporte a la salud en general, también trae ventajas para los dientes.

Según explica el sitio especializado, comer frutas y vegetales crujientes y crudos puede ayudar a eliminar la placa cuando se mastica.

Ahora bien, con respecto al blanqueamiento, las fresas y la piña son dos frutas que podrían ayudar a blanquear los dientes.

Con respecto a la fresa, mezclada con bicarbonato de sodio es un remedio natural al parecer eficiente. Quienes defienden este remedio casero indican que el ácido málico que se encuentra en las fresas elimina el descoloramiento en los dientes, mientras que el bicarbonato de sodio elimina las manchas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tratamiento natural no ha sido completamente respaldado por la ciencia.

Sobre el uso de la piña, según Heathline, un estudio encontró que usar una pasta de dientes que contiene bromelina, una enzima que se encuentra en las piñas, fue significativamente más efectiva para eliminar las manchas dentales que una pasta de dientes estándar. Pese a esto, no existe evidencia de que comer la fruta produzca el mismo efecto.

Y por último, la mejor recomendación es prevenir las manchas de los dientes antes de que aparezcan. Si bien es cierto que el paso de los años hará que los dientes tiendan a ponerse amarillos, se pueden adoptar algunos hábitos para evitar que esto aumente.

El primero y más común es evitar consumir bebidas que manchen los dientes, como tinto, vino tinto o gaseosas oscuras. En caso de no querer dejar de consumirlos, se puede optar por beber con ayuda de un pitillo, así como de cepillarse los dientes inmediatamente después de consumir una de estas bebidas, y con ello eliminar sus efectos sobre el color de los dientes.

Asimismo, también es recomendable evitar fumar y masticar tabaco, ya que estos pueden causar descoloramiento en los dientes.