Tendencias
Vida Moderna
La combinación de clavo de olor con ingredientes como el perejil y la menta, hacen un producto de higiene bucal muy completo. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cómo hacer un enjuague bucal casero?

Algunos enjuagues bucales a base de alcohol, provocan una sequedad artificial que puede perjudicar la salud dental.

El enjuague bucal es un producto muy útil, principalmente para aquellas personas que luchan contra el mal aliento. Su función principal es la de reducir la presencia de bacterias dañinas en la boca, muchas de las cuales quedan entre los dientes sin que el cepillo pueda eliminarlas.

Lo más recomendable es usarlo todos los días como complemento de la higiene oral. Además de evitar la halitosis, también es útil para disminuir aquellos patógenos que pueden ocasionar enfermedades, según el portal Mejor con Salud.

La Clínica Dental Davos, señala el uso intensivo de algunos a base de alcohol, provocan una sequedad artificial que puede perjudicar la salud dental, porque eliminaría algunas bacterias y microorganismos beneficiosos.

Mal aliento
El enjuague bucal es un producto muy útil, principalmente para aquellas personas que luchan contra el mal aliento. - Foto: Getty Images

Por fortuna, existen ingredientes naturales, con los que se pueden hacer soluciones caseras que ayudan a tratar esta condición, gracias a sus increíbles propiedades.

Beneficios de los enjuagues bucales caseros

  • Los ingredientes utilizados en su elaboración son económicos.
  • No contienen sustancias agresivas, por lo que no se verán afectados los dientes o las encías.
  • Este tipo de método permite controlar la calidad del producto, ya que se sabrá con certeza de que es 100 % libre de químicos y otros aditivos.

Vinagre de manzana

Los ácidos que contiene el vinagre de manzana sirven para neutralizar las bacterias que se proliferan en la boca y que causan mal aliento.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml).

Preparación

  • Diluir el vinagre de manzana en la taza de agua y realizar gárgaras con el producto después del cepillado.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un gran aliado de la salud bucal, pues además de eliminar las bacterias, también contribuye a blanquear los dientes y eliminar el mal aliento, según el magazín El Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g).
  • 3 gotas de aceites esenciales de menta.

Preparación

  • Introducir todos los ingredientes en un frasco de vidrio y agitar antes de usar.
  • Hacer gárgaras durante 20 segundos, con la cantidad que se considere necesaria.

Eucalipto

El fuerte olor que posee el eucalipto tiene la capacidad de controlar malos olores como los causados por la halitosis.

Además, su acción antibacteriana, potenciada con la que aportan otros ingredientes, resulta útil para el cuidado de la boca.

Ingredientes

  • 1 litro de agua (1000 ml).
  • Una cucharada de hojas de eucalipto (10 g).
  • 1 cucharada de hojas de hinojo (10 g).
  • Una cucharada de hojas de romero (10 g).
  • 1 cucharada de menta (10 g).
  • Una cucharada de tomillo (10 g).
  • 1 cucharada de orégano (10 g).
  • Una cucharada de flores de árnica (10 g).
  • Canela.
  • Clavos de olor (opcional).

Preparación

  • Introducir el litro de agua en una olla y colocar a hervir por unos minutos.
  • Cuando llegue a su punto de ebullición, reducir el fuego e incorporar todas las plantas mencionadas.
  • Pasados unos dos minutos, bajar el fuego y dejar enfriar.
  • Colar el líquido y usar 15 o 20 ml (unas dos cucharadas) para cada enjuague.

Clavo de olor y esencia de menta

La combinación de clavo de olor con ingredientes como el perejil y la menta, hacen un producto de higiene bucal completo. Es un excelente aliado gracias a la combinación de propiedades antisépticas y aromáticas.

Ingredientes

  • 1 litro de agua (1000 ml).
  • 1 cucharada de clavo de olor (10 g).
  • 2 ramas de perejil.
  • Dos cucharadas de esencia de canela (10 ml).
  • 2 cucharadas de esencia de menta (10 ml).
  • ½ cucharadita de colorante vegetal verde (2 g).

Preparación

  • Introducir el clavo de olor y el perejil en una bolsita de tela o gasa.
  • Colocar a hervir el agua y agregar el colorante.
  • Una vez se haga el primer hervor, introducir la bolsita de tela y dejar a fuego bajo durante 10 minutos más.
  • Incorporar las esencias, hervir un par de minutos más y dejar enfriar.
  • Pasar todo a través de un colador y reservar el líquido para hacer el enjuague diario.