Parejas tóxicas
Las personas posesivas y controladoras sienten suma desconfianza de sus parejas e intentan controlar todo lo que ellas hacen. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cómo identificar a una persona posesiva y controladora?

Las personas posesivas, por lo general, presentan desconfianza y obsesión hacia su pareja.

Las personas posesivas y controladoras sienten suma desconfianza de sus parejas e intentan controlar todo lo que ellas hacen; quieren estar al tanto de todos sus movimientos durante el día.

Por lo general, una persona con estas características tiene inseguridad y una autoestima muy baja, donde se siente incapaz de amarse y por ende es poco probable que pueda amar a su pareja de manera sana, así lo explicó el portal de salud, belleza y cuidado personal unCOMO.

Según el portal La Mente es Maravillosa, “el peligro llega en el momento en el que el deseo de saber de la otra persona se vuelve una obsesión y el interés se convierte en control”. unCOMO menciona algunos comportamientos que pueden caracterizar a una persona posesiva y controladora.

  • Celos obsesivos: por lo general, una persona posesiva quiere que su pareja permanezca la mayoría del tiempo con ella y no le permite tener otro tipo de espacios, bien se para que comparta con sus amigos o familiares. La persona posesiva va mostrando sus celos de manera progresiva.
  • Actitud controladora: los hombres y mujeres posesivos tienen la necesidad de tener controlada a su pareja en todo lugar y momento, incluso, cuando se encuentren lejos de ella. “Necesitan saber a dónde van, con quién han quedado, cuándo volverán, qué llevarán puesto, por qué van a ese sitio en lugar de quedarse con ellos, etc.”.
  • Falta de respeto por la intimidad del otro: realizan una serie de preguntas para conocer en detalle todo lo que realizó su pareja durante el día o cuando no estuvo con ella. “Las personas posesivas tienden a revisar constantemente los teléfonos móviles de su pareja, redes sociales si las tienen, mensajes, fotografías, etc., en busca de algún indicio que les indique si han sido engañados o no y conocer cada uno de sus movimientos”, explica.
Foto de referencia sobre consulta a redes sociales
Una persona posesiva por lo general querrá revisar el celular de su pareja. - Foto: © 2015 Yiu Yu Hoi
  • Introduce a su pareja en su mismo círculo social: la persona busca controlar a su pareja y para ello busca que ella frecuente las mismas personas con el fin de tenerlo todo controlado.
  • Busca a alejar a su pareja de sus gustos: por lo general, este tipo de personas quieren a sus parejas para ellos.
  • Intenta cambiar la personalidad de su pareja: es posible que la persona quiera intervenir en la forma en la que se expresa, se viste, se maquilla y se peina su pareja.
  • Abusa física y psicológicamente de su pareja: cuando esto sucede el problema se ha escalado y es pertinente buscar ayuda de manera inmediata.

UN Women menciona que identificar y admitir que una relación es agresiva puede ser difícil, sobre todo cuando las microagresiones pasan desapercibidas bajo situaciones cotidianas y más bien normalizadas. Las agresiones no son solo físicas, también pueden ser emocionales, psicológicas y económicas algo que no tiene en cuenta muchas veces la sociedad y las personas que sufren de este tipo de agresiones.

El maltrato puede manifestarse de múltiples maneras, exigir las claves de las redes sociales, porque entre ambos “no hay secretos”, puede ser una o enojarse si se pasa mucho tiempo sin contestar los mensajes de WhatsApp o incluso acusar indiscriminadamente a la mujer o al hombre de ser infiel.

La ONU define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia de género que resulte o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, incluso las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.