vida moderna

¿Cómo saber si la caída del cabello es normal?

Algunas condiciones de salud pueden provocar la caída del cabello.


Es normal perder algunas hebras de cabello durante el día: al lavarse el cabello, peinarse o en el transcurso de la noche, y esto no debería ser razón para preocuparse. No obstante, la caída del cabello puede empeorar debido a algunas condiciones particulares de salud o al enfrentar ciertas emociones.

De acuerdo con la explicación compartida por el Parque de Salud MAR (Parc de Salut Mar), es normal perder unos cuantos cabellos a lo largo de la jornada; sin embargo, cuando es superior a 100 hebras al día puede considerarse preocupante. En este sentido, es importante evaluar qué otras condiciones de salud pueden estar generando la pérdida del cabello.

¿Qué puede causar la caída del cabello?

Según la publicación de la mencionada institución, varios factores pueden incidir en la salud capilar y por ende provocar la caída del cabello. Pero, en primer lugar, es preciso diferenciar los dos procesos de caída de cabello.

Por un lado, se encuentran los efluvios, que se refiere a una caída repentina del cabello. “Algunos efluvios se manifiestan al poco tiempo de instaurarse el proceso y se hacen evidentes al cabo de un o dos meses. Son casos secundarios al uso de quimioterápicos para el tratamiento del cáncer, a alteraciones hormonales, déficits proteicos o vitamínicos”, precisan.

Asimismo, este tipo de caídas puede originarse debido a factores emocionales, como el estrés emocional o a raíz de otros procesos físicos como las cirugías, partos, infecciones o déficit nutricional.

pelo
Asimismo, este tipo de caídas puede originarse debido a factores emocionales , como el estrés emocional o raíz de otros procesos físicos como las cirugías, partos, infecciones o déficit nutricional. - Foto: Getty Images

El otro tipo de caída del cabello es la alopecia. Según explica Mayo Clinic, esta afección puede afectar una o varias zonas del cuero cabelludo, pero también a otras áreas del cuerpo, y puede presentarse por diferentes causas tales como factores hereditarios, cambios hormonales o el envejecimiento.

De acuerdo con Eduardo López Bran, director de Imema y jefe de dermatología del Hospital Clínico San Carlos, consultado por Vogue, el momento de preocuparse es cuando se nota una caída de cabello excesiva o se evidencia un adelgazamiento del cabello. En ese punto es aconsejable acudir a un dermatólogo, para identificar las posibles causas que la provocan y evaluar si es posible tratarla a tiempo.

Entre otras señales de alerta, el artículo señala que se debe prestar atención si:

  • También hay pérdida de pelo en las cejas o las pestañas.
  • En caso de que la caída deje calvas circulares por distintas zonas del cuero cabelludo.
  • Si hay picor en la zona donde se nota menos densidad.
  • Si la pérdida de pelo afecta sobre todo a la línea de implantación frontal.
  • Si se evidencia rojez o inflamación alrededor de los folículos.
  • Si la zona donde se ha perdido pelo está bien delimitada y tiene aspecto de cicatriz.

¿Se puede prevenir la caída del cabello?

Hay ciertos casos en los que no es posible prevenir la caída de cabello, puesto que responde a factores que están fuera de control como los hereditarios. Sin embargo, sí hay una serie de recomendaciones que se pueden tener en cuenta en los casos en que la pérdida de cabello se presenta de forma temporal.

En esta línea, los expertos de Mayo Clinic, indican que lo más importante es tratar el cabello con cuidado. A veces, se tiende a peinarlo con demasiada fuerza o tirarlo constantemente, por lo que se recomienda buscar alternativas que permitan desenredarlo con facilidad (como peinillas con dientes anchos o escoger los productos adecuados para el cabello).

También se puede evaluar la necesidad de complementar la alimentación con suplementos dietarios que aporten nutrientes al cuerpo y a su vez contribuyan a la salud capilar. Esto debe hacerse bajo la orientación médica.

Inclusive, indican, algunos estudios han señalado la relación entre fumar y la calvicie, por lo que se aconseja dejar este hábito atrás.