salud

Estas son las enfermedades que causan la aparición de canas prematuras

Los melanocitos son los encargados de darle color al cabello.


Es natural que las canas aparezcan con el paso de los años. Sin embargo, es probable que estos pelos o mechones blancos se evidencien antes de lo esperado, una situación que puede darse con mayor frecuencia en los hombres.

El color del pelo es producido por los melanocitos, células que migran al folículo piloso durante su desarrollo en el útero materno. Todos los colores de pelo conocidos, así como sus diversas tonalidades, son producidos por la combinación de estos pigmentos.

A medida que el organismo envejece, la producción de melanina disminuye, lo que favorece la aparición de arrugas y la despigmentación del cabello.

Cuando las canas aparecen de manera prematura, es posible que el cuerpo esté enviando mensajes relacionados con los niveles bajos de vitaminas del grupo B y minerales, como hierro o zinc, según información de la marca Garnier.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la deficiencia de vitamina B-12 puede afectar la producción de melanina, sustancia que además de darle color al cabello, también se lo otorga a la piel y el iris del ojo.

Aumentar el consumo de este nutriente a través de alimentos, como sardinas, atún, carne de res, salmón, lácteos, huevos, hígado y cereales fortificados, es una opción para prevenir la aparición temprana de canas.

La falta de melanina genera la aparición de las canas en la juventud. Foto GettyImages.
La falta de melanina genera la aparición de las canas. Foto GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

El ácido fólico o vitamina B-9, por su parte, es clave para metabolizar los aminoácidos y sintetizar las proteínas del organismo. Según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, la deficiencia de este nutriente puede provocar cambios de pigmentación no solo en el cabello, sino también en la piel y en las uñas. Para que el cuerpo reciba esta vitamina se deben incluir en la dieta alimentos como brócoli, espinaca, hígado de res, aguacate, cítricos o huevos.

Síntoma de enfermedades

De acuerdo con información de la compañía de salud Sanitas, las causas de la aparición de cabellos blancos también pueden estar relacionadas con algunas enfermedades como las que se presentan con la glándula tiroidea, vitíligo, problemas del corazón y neurofibromatosis.

Algunos síntomas de afecciones en la tiroides son precisamente los cambios en el cabello. La persona puede experimentar modificaciones de color, de textura, caída y la aparición de las famosas canas.

Los cabellos blancos también pueden ser el resultado de una alopecia. Este es un trastorno en el que se van perdiendo partes del cabello, pero también lleva a que las canas aparezcan más rápido.

De igual forma, las canas pueden evidenciarse por el vitíligo, enfermedad que está directamente relacionada con la producción de melanina en el cuerpo y que destruye los melanocitos, encargados de darle color al cabello. Esta afección se debe a una falla del sistema inmunológico que ataca el cuero cabelludo como si se tratara de una infección.

Canas: estas son las vitaminas que debe consumir para evitarlas
La insuficiencia de melanina se da porque el cuerpo con los años pierde la capacidad de producirla. - Foto: Getty Images

Otra enfermedad que puede causar la aparición de canas es la neurofibromatosis, un padecimiento que causa que crezcan tumores a lo largo de los nervios, desarrollando problemas tanto en la estructura ósea como en la piel. Algunos de sus síntomas son, además del cabello banco, pecas en las axilas e ingles y manchas.

Por último, las canas pueden estar indicando algunos problemas del corazón. Según los expertos, aquellas personas que tienen más canas, suelen tener alguna enfermedad cardíaca o tienen una mayor probabilidad de padecerla.

Los mechones blancos en el cabello también pueden estar relacionados con factores genéticos (hereditarios), situaciones de estrés continuado, una alimentación deficitaria en determinados nutrientes, el tabaquismo; abuso del secador, planchas para el pelo, tintes y otros productos químicos que puedan dañar el pelo y el cuero cabelludo y una higiene inadecuada.