vida moderna

¿Cómo saber si un dolor de espalda proviene de los pulmones?

En caso de presentar este malestar es importante consultar a un médico.


El dolor de espalda es una de las afecciones más comunes por las que las personas suelen consultar al médico. Generalmente un dolor de espalda mejora con el paso del tiempo y con el cuidado personal en la casa.

Según explica el portal especializado en salud Medical News Today cuando una persona tiene dolor de espalda al respirar, esto puede indicar que hay una afección médica, la cual puede estar relacionada con los pulmones u otras partes del cuerpo. “En algunos casos, el dolor es agudo, y las posibles causas van desde la inflamación o infección del pecho hasta curvatura vertebral y cáncer de pulmón. El dolor de espalda mientras respiras también puede indicar una emergencia médica, como un ataque cardíaco o embolia pulmonar, particularmente si también experimentas dificultad para respirar o dolor de pecho”, apunta el sitio web.

Escoliosis

Esta enfermedad provoca una curvatura hacia los lados de la columna vertical o la espina dorsal, formando una forma de S o de C. Esta curvatura puede presionar tanto los pulmones, que puede causar dolor al respirar.

Ataque cardíaco

En algunos casos el dolor al respirar puede indicar un ataque cardíaco, de acuerdo con Medical News Today. Se deben conocer los síntomas de un infarto al miocardio para acudir a un centro inmediatamente se manifiesten.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala los síntomas de un infarto:

  • Dolor torácico (el síntoma más común).
  • Dolor en una sola parte del cuerpo o que se irradia desde el pecho a los brazos, hombro, cuello, dientes, mandíbula, área abdominal o la espalda.
  • El dolor puede presentarse de forma intensa o leve y puede sentirse como si fuera una indigestión intensa, una presión fuerte o una banda apretada alrededor del pecho.
  • El dolor suele tener una duración de más de 20 minutos.
  • Otros síntomas que también pueden presentarse durante un ataque cardíaco son: ansiedad, tos, desmayos, mareo, vértigo, náuseas y vómitos, palpitaciones fuertes, dificultad para respirar y sudoración.

También se pueden presentar otros síntomas como:

  • Ansiedad.
  • Tos.
  • Desmayos.
  • Mareo, vértigo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Palpitaciones (sensación de que el corazón está latiendo demasiado rápido o de manera irregular).
  • Dificultad para respirar.
  • Sudoración, la cual puede ser muy copiosa.

¿Cuándo se debe buscar ayuda médica?

En caso de presentar un dolor de espalda con los siguientes síntomas, Mayo Clinic recomienda consultar a un médico:

  • Dura varias semanas.
  • El dolor es intenso y no mejora a pesar del reposo.
  • Se extiende a una o a ambas piernas.
  • Causa debilidad , hormigueo o entumecimiento en las piernas.
  • Hay pérdida de peso.
  • Se presentan problemas de vejiga.
  • Hay fiebre.

Cáncer de pulmón

Según indica Medical News Today el cáncer de pulmón puede causar dolor al pecho al respirar profundamente o toser. “Si el cáncer se propaga a otros órganos, puede causar dolor óseo en la espalda o caderas. Además, un tumor en los pulmones puede presionar los nervios de la columna vertebral, afectando la respiración y causando dolor de espalda”.

La Sociedad Americana de Cáncer menciona los síntomas más comunes de este cáncer:

  • “Una tos que no desaparece o que empeora.
  • Tos con sangre o esputo (saliva o flema) del color del metal oxidado.
  • Dolor en el pecho que a menudo empeora cuando respira profundamente, tose o se ríe.
  • Ronquera.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Dificultad para respirar.
  • Cansancio o debilidad.
  • Infecciones como bronquitis y neumonía que no desaparecen o que siguen recurriendo.
  • Nuevo silbido de pecho”.

Cuando el cáncer se propaga a otras partes del cuerpo también puede provocar los siguientes síntomas:

  • Dolor en los huesos, como dolor en la espalda o dolor en las caderas.
  • Ictericia.
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos.