salud

Consumo excesivo de azúcar: así influye en la obesidad y el sobrepeso

La obesidad aumenta el riesgo de padecer diabetes, presión arterial alta, enfermedad cardiaca y algunos tipos de cáncer.


“Los alimentos azucarados contienen hidratos de carbono simples, cuyo consumo abundante hace que el organismo trabaje excesivamente y se acumulen en el cuerpo en forma de grasa”, explica el Ministerio de Salud Pública y Bienestar social de Paraguay.

Los dulces, las golosinas, las bebidas gaseosas azucaradas, los helados, las tortas, los postres y las mermeladas son tan solo algunos ejemplos de alimentos que suelen contener altas concentraciones de azúcar, la mayoría de ellos son procesados industrialmente.

En ese sentido, la cartera de Salud describe las cantidades de azúcar que contienen los productos azucarados:

⦁ Gaseosas azucaradas: 1 vaso (200 ml) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g); 1 litro, 25 cucharaditas de azúcar (250 g).

⦁ Jugos envasados: 1 vaso (200 ml) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g); 1 litro, 25 cucharaditas de azúcar (250 g).

⦁ Cereales azucarados: 3/4 taza (30 g) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g).

⦁ Bebidas deportivas: 1 vaso (200 ml) contiene 2 cucharaditas de azúcar (10 g).

⦁ Bebidas lácteas chocolatadas: 1 vaso (200 ml) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g); 1 litro, 25 cucharaditas de azúcar (250 g).

⦁ Galletas con relleno: 3 unidades (30 g) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g).

⦁ Helados: 1 bola (60g) contiene 4 cucharaditas de azúcar (20 g).

⦁ Alfajor triple sabor chocolate: 1 unidad (40 g) contiene 8 cucharaditas de azúcar (40 g).

El consumo excesivo de azúcar supone un factor de riesgo para las enfermedades del corazón, la diabetes, las caries dentales, la obesidad y el sobrepeso. En lo que refiere las enfermedades del corazón, el ministerio explica que el consumo de alimentos con alto contenido glicémico (azúcar) a menudo es asociado con un aumento de los niveles de triglicéridos, de la grasa visceral, aumento de la resistencia a la insulina y de la presión arterial, y disminución del colesterol HDL. “Estas alteraciones están relacionadas, a su vez, con el aumento del aterosclerosis, enfermedades del corazón y las arterias”, dice.

La diabetes es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina, la hormona encargada de regular el azúcar en la sangre, o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. En ese sentido, la cartera de Salud paraguaya explica que “el consumo elevado de azúcar y de alimentos que la contengan lleva a un aumento de las concentraciones de glucosa e insulina en sangre, lo que podría agotar más rápidamente las reservas de insulina del páncreas y desencadenar diabetes”.

La tercera, la caries dental, es la destrucción del esmalte dental, la capa dura que se ubica en la zona externa de los dientes, un problema que se puede padecer a cualquier edad. “La placa, una película pegajosa de bacterias, se forma constantemente en los dientes. Cuando se comen o beben alimentos que contienen azúcares, las bacterias de la placa producen ácidos que atacan el esmalte dental. La gran adherencia de la placa mantiene estos ácidos en contacto con los dientes y, con el tiempo, el esmalte puede descomponerse”, momento en el que se forma caries, reseña el portal MouthHealthy de la Asociación Dental Americana.

El consumo excesivo de azúcar es uno de los factores que contribuyen en el sobrepeso y la obesidad, una enfermedad compleja que consiste en tener una cantidad excesiva de grasa corporal, la cual puede acarrear otra serie de complicaciones para la salud.

Padecerla aumenta el riesgo de sufrir enfermedades tales como la diabetes, la presión arterial alta, la enfermedad cardiaca y algunos tipos de cáncer. La obesidad se diagnostica cuando el índice de masa corporal (IMC) es igual o mayor que 30, según explica Mayo Clinic. Para poder determinar el índice de masa corporal, la persona debe dividir su peso en kilogramos por su altura en metros cuadradas y multiplicarlo por 703.

“Se ha comprobado que la ingesta de alimentos y bebidas ricos en azúcares puede ser una fuente importante de calorías innecesarias para toda la población”, señaló el director general de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Ministerio de Salud de Perú, Gustavo Rosell.

Explicó que los nuevos patrones de alimentación entre la población han provocado, en los últimos veinte años, un incremento del sobrepeso y obesidad “lo cual se ha convertido en el quinto factor de riesgo de mortalidad en el mundo”.