vida moderna

Crema casera antiedad con colágeno y elastina para reducir las arrugas

Aunque las arrugas son normales con la edad, es posible aminorarlas con remedios caseros, consultados con un especialista.


El colágeno es una proteína esencial para el ser humano. Su importancia radica en la función de cabecera que tiene en cuanto al buen mantenimiento de los tejidos de la piel. Esta proteína compone el 80 % de la piel y se encarga de mantener una apariencia joven, tersa y saludable en los tejidos cutáneos.

El colágeno se genera dentro del organismo a partir de la combinación de aminoácidos contenidos en alimentos ricos en proteínas, junto con la vitamina C, el zinc y el cobre. Por esta razón, mantener una dieta adecuada puede contribuir a que los niveles de colágeno se mantengan estables dentro del organismo.

A medida que las personas envejecen, la producción de colágeno va reduciéndose y eso tiene consecuencias en el organismo, razón por la que los expertos recomiendan incluirlo en la dieta.

Por su parte, la elastina es una proteína extracelular que brinda elasticidad a las arterias, los pulmones, los tendones, la piel y los ligamentos, entre otros, explica el portal News Medical Net.

La elastina contiene aminoácidos como la prolina, la lisina y la valina. Además, su diferencia con el colágeno es que este proporciona firmeza y resistencia, mientras que la elastina ayuda al tejido a ser más flexible y elástico.

Debido a que ambos componentes son necesarios en una piel saludable, la revista digital UnComo, del portal Mundo Deportivo, explicó como realizar una crema casera con elastina y colágeno que contribuya a la reducción de arrugas.

Cómo preparar la crema

Ingredientes: 20 gotas de colágeno, 20 gotas de elastina, 100 gramos de crema hidratante y un tarro.

Preparación:

1. Añadir en un recipiente 100 gramos de la crema hidratante de preferencia.

2. Agregar el colágeno y la elastina.

3. Revolver hasta que se forme una mezcla homogénea.

4. Poner la crema en un tarro en el que sea posible reservar y usar cuando se desee.

Uso:

1. Limpiar el rostro para que los nutrientes sean absorbidos completamente.

2. Coger un poco de crema con los dedos.

3. Aplicar en el rostro con pequeños toques y realizando movimientos circulares.

4. Utilizar este remedio casero dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Cabe resaltar que para mantener una piel sana e hidratada también es necesario beber suficiente agua a lo largo del día, pues el cuerpo necesita reponer los líquidos que pierde, por lo que la recomendación es tomar entre dos y tres litros al día. El agua ayuda a que el cuerpo funcione bien, pues no en vano dos tercios del organismo humano son agua.

Este hábito evitará que la piel pierda elasticidad y flexibilidad de manera prematura, logrando así prevenir el envejecimiento y la aparición de imperfecciones en el cuerpo como las estrías.

La ingesta permanente de agua debe complementarse con una dieta que incluya nutrientes buenos para la dermis como la vitamina C, los antioxidantes y el omega 3.

Otra forma de hidratar la piel de manera natural y desde el interior es mediante el consumo de algunas infusiones como el té verde, la manzanilla, el romero o la lavanda o el té blanco. Todas ellas tienen propiedades ideales para mantener la piel saludable y humectarla desde las capas profundas hasta las superficiales.

Así mismo, es importante aplicar protector solar todos los días, incluso si el clima está nublado o si se está en un interior, pues protege de las afectaciones de los rayos ultravioleta, luz del computador y cualquier contaminante que pueda afectar la piel. Según Natura de Brasil, contrario a la creencia popular, este producto debe aplicarse en todo el cuerpo, no solo en la cara. Esto evita que la piel adquiera un aspecto seco y apagado.