vida moderna

¿Cuáles son las vitaminas más importantes para el hombre?

Los altos niveles de estrés generan un mayor consumo de estas sustancias.


Si bien las vitaminas son esenciales tanto para como mujer como hombre e incluso niños, la cantidad de cada vitamina depende de la edad y del sexo de cada persona. En ese sentido, los hombres que ya pasaron los 50 años o que atraviesan situaciones con altas exigencias físicas y elevado estrés, requieren de cantidades especiales de vitaminas para tener un funcionamiento celular normal.

De acuerdo con el portal especializado en salud Guía de Suplementos, de las 13 vitaminas esenciales que existen el hombre necesita, con mayor importancia, seis: la biotina (B8), la niacina (B3) y todo el complejo B, más las vitaminas C, D y E. Dado que si estas se consumen en cantidades menores a las necesarias, los hombres “pueden ver reducidos sus niveles de energía, su vitalidad, su inmunidad y hasta su cabello”, explica.

Estas sustancias se pueden dividir en dos grupos: liposolubles (A, D, E y K) e hidrosolubles (complejo B y vitamina C). Sin embargo, para el caso de la población masculina, las más recomendadas son las vitaminas liposolubles, las cuales se almacenan en el hígado, el tejido graso y los músculos del cuerpo

“Las vitaminas pueden presentarse en forma de suplementos multivitamínicos o bien combinadas con otros principios activos. Para comprar un suplemento de vitaminas para hombres de excelente calidad se tienen que evaluar los siguientes criterios: consumidores destinatarios, forma de presentación, ingredientes añadidos, alérgenos y certificaciones de calidad”, agrega la Guía.

Si bien no existe una vitamina que sea exclusivamente para hombres, el envejecimiento, las altas exigencias físicas y mentales de hoy en día, y la falta de una dieta equilibrada generan un mayor consumo de estos micronutrientes.

¿Para qué sirve cada vitamina?

  • Vitamina A (retinol): es esencial para la salud de las mucosas (intestinales, bucales, oculares) y de la piel. La carencia de esta puede causar problemas de la vista, entre ellos, ceguera nocturna y sequedad de los ojos.
  • Vitamina C (ácido ascórbico): es un potente antioxidante que retrasa el envejecimiento y previene numerosas enfermedades relacionadas con el daño oxidativo, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.
  • Vitamina D (calciferol): permite la absorción del calcio en el intestino, por lo que es crucial para la salud de los huesos. Además, se asocia con la producción de testosterona.
  • Vitamina E (tocoferol): al igual que la vitamina C, ayuda a retrasar el envejecimiento y prevenir diversas enfermedades, entre ellas, la demencia.
  • Vitamina B8 (biotina): la biotina, junto con la niacina (B3) y el ácido fólico (B9), pueden fortalecer el pelo. Una deficiencia en biotina se relaciona con la caída y el debilitamiento del cabello.
  • Complejo B: las vitaminas del complejo B son fundamentales para un correcto metabolismo energético.

No obstante, existen mentiras muy comunes sobre el consumo de vitaminas. El portal Vida y Salud reveló que unas de ellas son que pueden curar una enfermedad, brindar energía o adelgazar sin dietas y las anteriores afirmaciones son falsas, pues cada vitamina tiene funciones específicas, pero no milagrosas.

La clave para obtener la cantidad adecuada de vitaminas está en mantener una dieta balanceada, en la que tengan presencia las diversas clases de alimentos, como frutas, verduras, carnes, entre otras. Sin embargo, no siempre es posible llevar un régimen alimenticio adecuado, así mismo, existen otras condiciones de salud que obstaculizan la correcta absorción de ciertos nutrientes.