vida moderna

¿Cuáles son los beneficios de consumir piña con frecuencia?

Gracias a la fibra que contiene la piña, desempeña un papel fundamental en el funcionamiento del colon.


A pesar de los beneficios que traen para la salud y que son la opción perfecta para comer entre horas, pero también para desayunos, postres y meriendas, solo 4 de cada 10 adultos consume al menos una fruta a diario; normalmente las frutas son fáciles de ingerir, como las manzanas, las peras, los bananos, las mandarinas, las fresas, los kiwis, entre otras. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir cinco porciones de fruta al día intercalándolas con verduras.

Una de las frutas con más propiedades y nutrientes es la piña; además, gracias a su bajo contenido de calorías puede estar presente en cualquier dieta o plan de alimentación. Al tener una cantidad significativa de agua, también puede ser una gran aliada para que la consuman las personas que sufren de complicaciones intestinales como el estreñimiento.

Beneficios de consumir piña

  • Regula el tránsito intestinal y mejora la digestión: la piña aporta fibra y agua al organismo, de hecho, posee más de un 85 % de agua. Además, gracias a la fibra que contiene desempeña un papel fundamental en la función del colon y estimula el tránsito intestinal, arrastrando toxinas y ayudando a eliminar las grasas sobrantes.
  • Es antimicrobiana y antiinflamatoria, además mejora la circulación sanguínea. Entre sus múltiples propiedades, está comprobada su mediación en procesos inflamatorios y con una importante acción microbiana, es decir, que protegen la salud. Además, gracias a una de sus enzimas, la bromelina, aumenta la fluidez de la sangre y mejora así la circulación sanguínea.
Jugo de piña
La piña ayuda a prevenir el estreñimiento. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Es antioxidante y favorece al correcto funcionamiento del sistema inmune: la piña es fuente de vitamina C, entre muchas de sus funciones, contribuye a proteger las células frente al daño oxidativo; es decir, previene el envejecimiento prematuro de las células. Además, posee vitaminas como la E y la A e hidratos de carbono de absorción lenta.
  • Aporta energía: la piña posee minerales como el magnesio, el fósforo y el hierro, pero sobre todo destaca su cantidad de yodo, que transforma los alimentos en energía.
  • Mejora el aspecto de la piel: la hidratación que se obtiene cuando se come piña hace que la piel esté más elástica y brillante. Además, al ser fuente de vitamina C, contribuye a la formación normal de colágeno. En cosmética, la piña es muy utilizada como ingrediente para favorecer los procesos de cicatrización, ayudar a sanar las úlceras de la piel y en tratamientos para el acné.

Cómo elegir una buena piña en el mercado

Para saber cuándo la piña está lista para comer hay que fijarse en varias cosas: por un lado, las hojas deben estar verdes, si están cafés o con aspecto seco es que no está madura del todo o se ha pasado, además las hojas deben desprenderse con facilidad. Si al tocarla los dedos se hunden significa que la piña está pasada, tiene que estar dura y debe pesar, ya que tiene mucho jugo en su interior. El color debe ser amarillento tirando a dorado, si tiene muchas zonas verdes es que todavía no está en su punto.

Cómo guardarla para que se mantenga en buen estado

Una vez partida la piña no hay que tardar mucho en consumirla porque se estropea, para que dure más hay que guardarla de forma hermética y taparla bien. Si no se quiere consumir toda la piña en una sola vez, una buena opción es partirla, meterla en bolsitas y congelarla. Si la congelación se hace de manera correcta, el valor nutricional no cambia de manera significativa, por lo que su contenido en nutrientes es prácticamente el mismo. También se debe descongelar de modo correcto, es decir, lo mejor es que se descongele dentro de la nevera y no a temperatura ambiente.

Con información de Europa Press.