psicología

¿Dependencia emocional? Siete consejos para poderla superar

Varios investigadores coinciden en que este patrón psicológico genera pensamientos obsesivos y rechazo a las relaciones sociales.


Los psicólogos reciben en consulta cada vez más casos de dependencia emocional, debido a la inestabilidad emocional de muchas personas que se ha generado en parte por los cambios sociales de los últimos años.

La dependencia emocional, por lo general, ocurre en las relaciones de pareja y se caracteriza por ser un patrón psicológico en el que la persona se siente desesperada si se encuentra sola y deja de asumir las responsabilidades en los principales ámbitos de su vida. Así mismo, se denota por tener temor a que la relación se acabe y una fuerte presencia de malestar durante la mayor parte de tiempo.

Cabe mencionar que el fondo del problema de la dependencia emocional se debe a una baja autoestima, pues las personas con este patrón tienden a ser críticos consigo mismos de manera fuerte, hasta el punto de sentirse inferiores y culpables de todo lo malo que sucede a su alrededor.

Varios investigadores coinciden en que este patrón psicológico genera pensamientos obsesivos, rechazo a las relaciones sociales y a otras actividades de ocio, trastornos del sueño, depresión y ansiedad. De modo que para superarla se requiere de mucha disciplina, esfuerzo, compromiso y determinación, y para ello, la revista Mejor con Salud ha dado a conocer algunos consejos que podrán ayudarle a superar de manera efectiva la dependencia emocional:

  • Terapia psicológica: hablar con un terapeuta es la mejor opción para superar la dependencia emocional. En la terapia se pueden desencadenar varios modelos o enfoques útiles para tratar este patrón, por ejemplo, la psicología experimental dinámica acelerada. Es importante tener presente que los problemas desencadenados durante la infancia son los generadores de las actitudes de dependencia emocional; en este sentido, el terapeuta le ayudará a trabajar en resolver esos problemas y le dará herramientas suficientes para aumentar la autoestima y la autoconfianza.
  • Practicar nuevos hábitos solo: con frecuencia, la dependencia emocional ancla el estado de ánimo, la felicidad y la realización hacia una persona, por lo que es importante aprender a desprenderse emocionalmente. Esto no quiere decir que se deban rechazar, solamente se debe evitar que el estado de ánimo dependa de otros. Para lograrlo, Mejor con Salud aconseja asistir a clases de yoga, practicar algún deporte, ir a cine solo, pintar, leer, etc.
Qué hace cuando mi pareja necesita tiempo para pensar
Varios investigadores coinciden en que este patrón psicológico genera pensamientos obsesivos y rechazo a las relaciones sociales. - Foto: Getty Images
  • Conocer los puntos fuertes: este patrón psicológico baja la autoestima, por lo que realizar una lista con los puntos de la vida puede ayudar a recuperar la confianza en sí mismo. Para hacerlo no hay que agobiarse, sino iniciar por lo superficial y luego explorar a profundidad sus capacidades, cualidades y logros. Luego de ello, compartir esta lista con las personas que crea conveniente y ser receptivo a lo que los demás piensen de ello.
  • Gestionar las emociones: cuando se tiene dependencia emocional, el descontrol de las emociones se vuelve una constante y esto no solo altera el cerebro, sino que se permea en malestares físicos. Por ello, es importante aprender a callar y expresar los sentimientos en el momento indicado, practicar técnicas de respiración y tomar un tiempo prudente para pensar y analizar la situación.
  • Abandonar las expectativas idealistas: una de las características de la dependencia emocional es idealizar a una persona o relación por encima de la realidad y, por lo general, se le otorga una imagen de perfección que no es. Para evitar esto, se debe potencializar la objetividad y revisar a detalle si dichas expectativas que tuvo o tiene son ciertas o no.
  • Asumir responsabilidades: en este punto, es importante asumir las propias responsabilidades y no las de los demás, porque de lo contrario podría sentirse culpable de todo lo que sucede a su alrededor.
  • Corregir los patrones tóxicos: aprender a reconocer los patrones que generaron la dependencia emocional y corregirlos. Por ejemplo, se puede identificar que una persona está manipulando porque está sacrificando la individualidad del otro. Al reconocerse este comportamiento, se puede evitar o corregir para no volverlo un círculo vicioso.