salud

Derrame cerebral: estos son los alimentos que pueden ayudar a evitarlo

Los productos ricos en potasio, ácido fólico y antioxidantes son recomendados para prevenir los accidentes cerebrovasculares.


Los accidentes cerebrovasculares se presentan cuando se detiene el flujo de sangre a una parte del cerebro. Si esto ocurre por unos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno y las células pueden morir, lo que causa daño permanente.

Según la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, has dos tipos de accidentes cerebrovasculares: isquémico y hemorrágico.

El primero ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro se bloquea por un coágulo de sangre o también puede ser causado por una sustancia pegajosa llamada placa que puede taponar las arterias.

El hemorrágico se presenta cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca que la sangre se escape hacia el cerebro. Algunas personas tienen defectos en los vasos sanguíneos del cerebro que hacen que esto sea más probable.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las afecciones cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte en el mundo, provocando 6 millones de fallecimientos al año. Adicionalmente, genera un alto número de discapacidades.

Si bien factores como la edad o el tener familiares que hayan padecido un derrame cerebral pueden aumentar los riesgos de padecer un accidente cerebrovascular, otros elementos de riesgo están vinculados con la hipertensión o la obesidad.

Hacer ejercicio de manera regular y llevar una dieta variada y rica en frutas y verduras son dos cosas que ayudarán a reducir las posibilidades de padecer un derrame cerebral. Adicionalmente, es necesario evitar el consumo de alcohol, de tabaco y de alimentos ultraprocesados.

Hay alimentos que pueden ayudar a prevenir el riesgo de sufrir un derrame cerebral. Estos son algunos de ellos.

Alimentos ricos en potasio: Una dieta rica en potasio se asocia con un menor riesgo de padecer derrames cerebrales. Según una publicación del portal Business Insider, una revisión de estudios centrados en la relación entre este mineral y los ataques cerebrales encontró que un incremento de 1.000 miligramos de potasio al día reducía hasta en un 11 % el riesgo de derrame cerebral, sobre todo isquémicos.

Una de las razones es que el potasio puede inhibir la proliferación de células musculares lisas vasculares, causantes de los estrechamientos de las arterias. Las verduras de hoja verde, las legumbres, los frutos secos y las frutas como el aguacate, el plátano o el kiwi son ricos en potasio.

Antioxidantes: los alimentos ricos en antioxidantes también son recomendados frente a riesgo de derrames cerebrales ya que puede ayudar a reducir la inflamación, la acumulación de placas en las arterias y contribuyen a ensanchar los vasos sanguíneos. Algunos de ellos son los cítricos, el ajo, el aceite de oliva o los frutos del bosque.

Pescado: Comer pescado de manera habitual también puede ayudar a reducir el riesgo de afecciones cerebrovasculares. Un estudio publicado en 2011 en la revista Stroke, concluyó que comer tres porciones de pescado a la semana se asocia con una disminución del 6 % en el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

Estos beneficios están relacionados con el aporte en grasas omega-3, que se encuentran principalmente en pescados azules como el salmón, el atún o las sardinas, entre otros. El omega-3 tiene propiedades antinflamatorias que contribuyen a mejorar el flujo sanguíneo y a reducir la posibilidad de que se presenten coágulos, según las investigaciones.

Avena: Este es un alimento que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, el cual se acumula en los vasos sanguíneos, lo que lleva a la aterosclerosis, que es la causa principal del estrechamiento de los vasos sanguíneos, que puede provocar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. En general, los alimentos ricos en fibra, así como las grasas saludables pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.

Soya: Este es un alimento rico en folato, que puede ayudar a las personas con presión arterial alta a reducir el riesgo de padecer un derrame cerebral. De acuerdo con Business Insider, una investigación, realizada en China, analizó a más de 20.000 adultos con presión arterial alta que no habían sufrido anteriormente un derrame cerebral o un ataque cardíaco. Aquellos pacientes que tomaron suplementos de ácido fólico junto con su medicamento fueron menos propensos a sufrir un derrame cerebral durante los más de 4 años de seguimiento que aquellos que no lo consumieron.

La soya, las espinacas, las habas o los cítricos son algunos alimentos capaces de proporcionar cantidades destacadas de folato al organismo de manera natural.

Zanahorias: Según un estudio realizado en la Universidad de Harvard, comer unas cinco zanahorias a la semana podría reducir en un 50 % el riesgo de un accidente cerebrovascular. Dado que son ricas en antioxidantes, evitan que se formen coágulos en las arterias y favorecen la circulación sanguínea.

Según el portal Health.gov, además de los alimentos hay otros aspectos que ayudarán a evitar este tipo de accidentes cerebrales, entre ellos: mantener la presión arterial dentro de los valores normales, dejar de fumar, mantener el azúcar de la sangre (glucosa) dentro de los valores normales, tener un peso saludable, mantenerse activo y controlar los niveles de colesterol.