Tendencias
Problemas de cadera
El síntoma fundamental es el dolor aunque también aparece rigidez y deterioro de la funcionalidad (movilidad). - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Desgaste de cadera: cuáles son los síntomas y cómo prevenirlo

Este padecimiento puede aparecer debido al paso del tiempo, a partir de los 60 años, o debido a problemas locales a causa de luxaciones.

El desgaste de cadera, también llamada artrosis de cadera, es un problema que, generalmente, afecta más a las mujeres que a los hombres y perjudica bastante la calidad de vida.

Este padecimiento puede aparecer debido al paso del tiempo, a partir de los 60 años, o debido a problemas locales a causa de luxaciones, una mala nutrición o problemas óseos que las personas sufrieron en edades más tempranas, según el magacín Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar.

La Clínica de la Universidad de Navarra, señala que con el paso de los años y, como consecuencia del desgaste progresivo de los cartílagos, se pierde su grosor y textura y llegan, incluso, a desaparecer. Por lo tanto, da origen a que se pierda el correcto engranaje entre el fémur y la pelvis, que es precisamente lo que produce los síntomas de la artrosis de cadera.

Cabe resaltar que la artrosis de cadera es una enfermedad crónica, es decir, que dura toda la vida. Por lo general, suele evolucionar muy lentamente, en el transcurso de años.

Masajes para aliviar los dolores de cadera
La artrosis de cadera es una enfermedad crónica, es decir, que dura toda la vida. - Foto: Getty Images

Síntomas

El síntoma fundamental es el dolor, aunque también aparece rigidez y deterioro de la funcionalidad (movilidad). En la artrosis de cadera el dolor se localiza en la zona de la ingle.

En ocasiones, el dolor baja por la cara anterior del muslo y también puede doler la rodilla, lo que puede hacer pensar al paciente que el problema está en la rodilla. Por esta razón, es fundamental saber que el dolor de cadera no se localiza en la zona del cuerpo popularmente conocida como “las caderas”, según la Fundación Española de Reumatología.

Los síntomas más habituales son:

  • Rigidez matutina.
  • Problemas al caminar.
  • Dolor en la ingle o irradiado hacia la pierna.

Los pacientes con artrosis de cadera pueden ver limitadas sus actividades cotidianas en un mayor grado que los pacientes en los que la artrosis afecta a otras articulaciones menos importantes.

Otros síntomas

Crujidos

  • Un característico es sentir crujidos en la zona de la cadera. Se puede sentir con el movimiento, al caminar e incluso al sentarse y cruzar las piernas.
  • Son crujidos, molestos y dolorosos que solo cesan cuando la persona deja de moverse. Aparte de los crujidos, una sensación de quemazón en la ingle estará indicando que en la cadera ocurre algo, muy probablemente una artrosis.

Debilidad

  • La debilidad es otro síntoma derivado del desgaste de cadera, y por lo general, según esta avanza, imposibilita el movimiento como antes, por lo que todo cuesta más esfuerzo.
  • Los paseos acaban con dolor y cuesta mucho trabajo, caminar o subir escaleras, cargar peso o hacer deporte.
  • Generalmente, se nota la zona cargada como si estuviese muy debilitada, incluso por las noches, con tan solo girar o moverse en la cama, las personas pueden sentir estos crujidos acompañados de dolor. Solo cuando cesa el movimiento, desaparece. Este síntoma va creciendo según el desgaste es mayor.

Dolor

  • Como se mencionó antes, no se siente un dolor en la propia cadera, sino que este se centra en la zona inguinal. De hecho, se puede extender a la parte anterior del muslo, llegando hasta la rodilla y la nalga.
  • De este modo, no se puede esclarecer con exactitud que se tenga un problema de desgaste cadera, pero si el dolor irradia a todas estas zonas, es muy posible que se trate, efectivamente, de una artrosis coxofemoral.

¿Cómo prevenir el desgaste de cadera?

  • Beber al menos dos litros de agua al día. Es imprescindible mantenerse hidratado, ya que con ello también se hidratan las articulaciones y se nutren los cartílagos.
  • Mantener siempre un peso adecuado.
  • Realizar diariamente ejercicios suaves que obliguen a mover las caderas, tales como caminar, correr o nadar.
  • Incrementar las dosis de vitamina C, A y D, porque ayuda sintetizar el colágeno.
  • Comer cítricos como melones, mango, piña, zanahorias, fresas, y verduras como alcachofas.
  • Otra opción es tomar complementos vitamínicos como el sulfato de glucosamina, muy adecuado para el desgaste de cadera.
  • Consumir ajo es muy adecuado para reducir inflamaciones de las articulaciones.
  • Comer gelatina es ideal para restaurar el cartílago.
  • Tomar suplementos de magnesio. Este es básico para la salud articular y muy adecuado para el bienestar en general.