Cuidado de la piel (Foto Getty)
Una buena alimentación puede representar grandes beneficios a la hora de mantener el estado de salud en óptimas condiciones y prevenir un acelerado proceso de envejecimiento. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Dieta antiedad con colágeno para mantener la piel joven y radiante

El colágeno es una de las sustancias más importantes para el buen funcionamiento de los huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Una buena alimentación puede representar grandes beneficios a la hora de mantener el estado de salud en óptimas condiciones y prevenir un acelerado proceso de envejecimiento, por lo que los expertos en nutrición recomiendan tener en cuenta ciertos alimentos en la dieta cotidiana de cualquier persona, sobre todo si son ricos en colágeno.

El colágeno es una de las sustancias más importantes para el organismo, pues se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de los huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Cuidado de la piel (Foto Getty)
Cuidado de la piel (Foto Getty) - Foto: Getty Images

María José Crispín, médico nutricionista de la Clínica Menorca de Madrid (España), asegura que “está científicamente probado que comer menos alarga la vida y retrasa enfermedades degenerativas asociadas a la vejez”, según declaraciones citadas por el diario español El Mundo.

La experta recomienda una dieta basada en “un menú hipocalórico con el mínimo de azúcar y grasas trans y el máximo de frutas y verduras que ayuda a minimizar los primeros síntomas asociados a la edad que empiezan a notarse a partir de los 40 años”. La clave es consumir abundantes frutas y verduras, pues son fuentes de antioxidantes, vitamina A, C, E, resveratrol, selenio y polifenoles.

También se aconseja consumir poca carne roja y embutidos y aumentar el consumo de pesado azul. Ahora bien, uno de los aspectos más importantes de este tipo de alimentación es que brinda proteínas de calidad que aportan colágeno a la piel y cuidan los músculos.

En ese sentido, la doctora Crispín resalta que cualquier persona podría comenzar a definir una dieta que incluya las siguientes características. A continuación un ejemplo de la dieta, aunque cada persona podría realizar variaciones cada semana.

  • Desayuno: frutas frescas como manzana, o dos kiwis o dos mandarinas o seis fresas con leche sin lactosa o kéfir con avena o pan integral con un poco de jamón o pavo o huevo. Acompañar con un té verde sin edulcorante o con stevia.
  • Media mañana: fruta variada o una bebida de avena con té verde.
  • Almuerzo: lentejas con arroz y verduras (sin tocino ni chorizo).
  • Media tarde: fruta variada más un puñadito (no más de 3 o 4) de nueces o de almendras no fritas (unas 8 o 10 ).
  • Cena: espinacas rehogadas más atún a la plancha.
Colágeno
Colágeno - Foto: Getty Images

El sitio web Healthline, especializado en temas de salud, publicó un informe en el que asegura que el colágeno puede ser bueno no solo para reducir las evidencias del envejecimiento, como arrugas en la piel, sino también para aliviar el dolor articular y la rigidez en tendones y ligamentos.

También contribuye a disminuir el debilitamiento muscular, los dolores en las articulaciones e incluso los problemas gastrointestinales causados frecuentemente por el adelgazamiento del revestimiento del tracto digestivo.

Más alimentos recomendados

El portal El Español, en su sección de Alimentación y Nutrición, publicó una serie de alimentos que cualquier persona debería consumir si desea mantener una buena cantidad de colágeno en su cuerpo.

  • Pollo
  • Pescados y mariscos
  • Claras de huevo
  • Cítricos
  • Bayas (fresas, frambuesas, arándanos y moras)
  • Frutas tropicales (mango, kiwi, piña y guayaba)
  • Ajo
  • Hojas verdes (espinaca, col rizada, acelgas y demás verduras de ensalada)
  • Anacardos (conocido también como castaña de cajú)
  • Tomates

Estos alimentos contribuyen a mantener un buen nivel de colágeno en el organismo, aunque los expertos resaltan que hay otros que generan justamente el efecto contrario, razón por la cual deberían evitarse en la dieta.

Por ejemplo, el exceso de azúcar y los carbohidratos refinados pueden causar inflamación y deteriorar el colágeno en el cuerpo, lo que también se ve reflejado en un deterioro en el estado de la piel, los huesos y los músculos.