vida moderna

Dolor de espalda: la forma correcta de trotar para evitarlo

Una postura correcta para realizar diferentes actividades es fundamental para evitar malestares o afecciones de salud.


El dolor de espalda es uno de los motivos de consulta al trabajo más común y una de las razones de discapacidad en el mundo. “El dolor de espalda puede variar desde un dolor muscular hasta una sensación de ardor o dolor agudo o punzante. Además, el dolor puede propagarse por la pierna o empeorar cuando te inclinas hacia adelante, giras, levantas un objeto, te paras o caminas”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Según explica el portal web Vitónica el dolor de espalda en los corredores y en las personas que trotan puede presentarse por la postura incorrecta, debilidad de la musculatura, mala técnica o uso de zapatos equivocados. Por eso, este sitio brinda algunos consejos pertinentes:

En primer lugar, es importante el fortalecimiento de la musculatura core, la cual es la parte media del cuerpo humano y su función es de brindar estabilidad. El portal Vitónica aconseja realizar ejercicios isométricos o multiarticulares para mejorar su función.

En segundo punto, se debe prestar atención a la postura durante el entrenamiento. Es de gran relevancia tener conciencia sobre cada movimiento que se realiza en las carreras. Esto contribuye a la prevención de dolores y lesiones. La postura debe ser erguida, hombros atrás de las orejas y ubicar correctamente el centro de gravedad.

Vitónica señala que “el dolor de espalda mientras corremos puede deberse a que taloneamos en exceso durante la carrera. El impacto que trotemos con el pie contra el suelo, porque nos es devuelto con la misma fuerza hacia nosotros y es absorbido por la columna vertebral, lo cual puede ser una de las causas del dolor. Aprender a caer con la zona del medio pie nos ayudará a amortiguar el impacto y a evitar el dolor”.

Y en tercer lugar, un factor fundamental es la elección del zapato correcto. Los corredores deben usar un calzado con amortiguación, lo cual ayuda a evitar el dolor.

¿Cuándo se debe consultar a un médico?

El dolor de espalda suele desaparecer por sí solo con reposo y cuidado personal. Sin embargo, en algunos casos puede empeorar. Por eso, en caso de que el malestar tenga las siguientes características, Mayo Clinic indica que es importante acudir al médico para recibir la atención profesional adecuada:

  • “Persiste después de un par de semanas.
  • Es intenso y no mejora con el descanso.
  • Se extiende a una o ambas piernas, especialmente si se prolonga por debajo de la rodilla.
  • Provoca debilidad, entumecimiento u hormigueo en una o ambas piernas.
  • Está acompañado de pérdida de peso sin causa aparente.
  • Ocasiona problemas de vejiga o intestino nuevos.
  • Está acompañado por fiebre.
  • Aparece después de una caída, un golpe en la espalda u otra lesión”.

Dolor de espalda crónico

De acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra, “es una enfermedad que surge a partir de los 40 años, debido a la degeneración de la columna vertebral y es la principal causa de absentismo laboral y de los motivos de consulta en los servicios de Traumatología y Cirugía Ortopédica”.

Síntomas

  • Dolor persistente en zona lumbar baja.
  • Dolor irradiado a zona inguinal, glúteo, muslo.
  • Dificultad para andar.

Las causas del lumbago crónico pueden ser diversas. En la mayoría de los casos se da por desgaste de las articulaciones posteriores o de los discos intervertebrales, o de las vísceras que rodean la columna lumbar. Esta degeneración puede aparecer en la columna a partir de los 20 años, explica la Clínica Universidad de Navarra.

Las caídas, movimientos bruscos o levantamiento de peso exagerado también pueden causar el dolor lumbar crónico. En algunas ocasiones las personas presentan un dolor de espalda y les parece inofensivo, por lo que no le dan un tratamiento y puede empeorar con el paso del tiempo.