La artrosis es una enfermedad degenerativa de los huesos que inicia con la destrucción o perdida gradual del cartílago articular. Foto: Getty Images.
El dolor de rodilla puede ser el resultado de diferentes factores como una lesión o enfermedad. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

Dolor de rodilla por un golpe ¿cómo saber si es grave?

En algunos casos este tipo de lesiones puede afectar otras partes del cuerpo como los tendones.

De acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, una lesión en la rodilla puede causar daños en los ligamentos, tendones o en las bolsas sinoviales que están alrededor de la rodilla.

Las lesiones más frecuentes de rodilla son:

  • Lesión del ligamento cruzado anterior.
  • Fracturas.
  • Desgarro de meniscos.
  • Bursitis de la rodilla.
  • Tendinitis rotuliana.

¿Cuándo puede ser grave?

En caso de presentar los siguientes síntomas es importante acudir a un centro médico ya que puede ser grave:

  • No se puede soportar peso en la rodilla.
  • Sensación de que la rodilla está inestable o parece que se fuera a salir.
  • Tener una hinchazón marcada.
  • No se puede extender o flexionar la rodilla completamente.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento, dolor e hinchazón en la rodilla.
  • Dolor fuerte.

Bursitis

La bursitis es una afección en la que ocurre una hinchazón e irritación de una bursa, el cual es un saco lleno de líquido, el cual tiene como función amortiguar los espacios entre los músculos, tendones y huesos.

“A menudo el resultado de la sobrecarga. También puede ser causada por un cambio en el nivel de actividad, como el entrenamiento para una maratón, o el sobrepeso”, indica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

La entidad de salud Sanitas señala los síntomas que de pueden manifestar al tener esta enfermedad:

  • Dolor en la zona de la articulación al presionar sobre ella o al moverla.
  • Rigidez e incapacidad para hacer algunos movimientos.
  • Sensación de calor.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Inflamación.

La bursitis en la rodilla puede ser causada por diferentes factores. Algunos de estos incluyen:

  1. Golpe directo en la rodilla.
  2. Presión constante (al arrodillarse, por ejemplo).
  3. Infección bacteriana de la bolsa sinovial.
  4. Complicaciones de artrosis o gota en la rodilla.

Según indica el Dr. Jeffrey Katz, especialista en articulaciones en el hospital Brigham and Women’s Hospital y en la Universidad de Harvard, la bursitis suele desarrollarse por otra lesión subyacente. Esto se da porque una lesión causa que la persona realice movimientos diferentes en la articulación, causando irritación.

“Por ejemplo, si tiene una lesión en el pie, puede cambiar la forma en que camina. Tal vez ni siquiera lo note, pero renguea un poco”, afirma Katz. “Y eso cambia la forma en que las fuerzas de los músculos y los tendones hacen en los huesos. Ese cambio sutil puede dar lugar a la inflamación de una bursa”.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señala que un golpe fuerte puede provocar que los síntomas de bursitis aparezcan más rápido. “Sin embargo, la mayoría de los casos de bursitis de la rodilla se deben a la fricción e irritación de la bolsa que ocurre en trabajos que requieren que la persona esté mucho tiempo de rodillas en superficies duras. Por eso, los síntomas por lo general comienzan gradualmente y pueden empeorar con el tiempo”.

Artritis

La artritis es un trastorno inflamatorio crónico que puede afectar las articulaciones y en algunas personas, puede dañar distintos sistemas corporales, incluida la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos. Además, esta enfermedad es un trastorno autoinmunitario que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos del cuerpo, de acuerdo con Mayo Clinic.

Algunos síntomas de esta enfermedad son:

Se les debe prestar atención a estos signos y consultar a un médico inmediatamente. Un diagnóstico oportuno y correcto permitirá iniciar un tratamiento para evitar mayores afectaciones en las articulaciones. En el caso de la artritis reumatoide, los profesionales deben realizar diferentes exámenes para su diagnóstico.