Dolor en el pecho
Dolor en el pecho - Foto: Getty Images

vida moderna

Dolor en el pecho: así podrá aliviarlo con estos 10 remedios caseros

Hay que buscar ayuda médica si una persona tiene dolor en el pecho sin causa aparente que dura más de unos minutos.

La causa de dolor en el pecho puede variar desde problemas menores, como acidez estomacal o estrés emocional, hasta emergencias médicas graves, como un ataque cardíaco o un coágulo de sangre en los pulmones (embolia pulmonar), según Mayo Clinic.

Por tal razón, de acuerdo con Medical News Today, el portal de noticias médicas existen varias recetas caseras que ayudan a aliviar el malestar y cuando el dolor es por reflujo ácido se pueden comer almendras o tomar una taza de leche de almendras para mejorar la molestia. Sin embargo, esta receta no tiene evidencia científica, pero si evidencia es anecdótica que es cuando una persona revela su experiencia.

Otra recomendación es poner compresas frías en el pecho para reducir la inflamación y minimizar el dolor. También es bueno tomar té caliente, pues esto ayuda a mejorar los gases o hinchazón del pecho que causan molestia.

Sobre la misma línea, el portal señaló que tomar una taza de agua con bicarbonato puede reducir el ácido en el estómago y con esto se mejora el dolor en el pecho.

No obstante, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, recomendó no usar bicarbonato de sodio por más de 2 semanas a menos que algún experto como un médico lo indique y también señaló en su página web que no hay que administrar bicarbonato de sodio a niños menores de 12 años de edad.

Asimismo, el ajo es bueno, pues varias investigaciones han demostrado que el ajo ayuda a prevenir enfermedades cardiacas y al consumirlo de manera frecuentes evitar el dolor en el pecho, ya que se previenen enfermedades del corazón.

También es bueno el vinagre de sidra de manzana, ya que ayuda con el reflujo ácido que esto puede causar dolor en el pecho.

Hombre que tiene un ataque al corazón / dolor en el pecho en un fondo aislado.
Hombre que tiene un ataque al corazón / dolor en el pecho en un fondo aislado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Otra recomendación es tomar aspirina cuando se sienta molestia, pues esto mejora el dolor y además, varias investigaciones han revelado que este medicamento ayuda a evitar los ataques cardíacos.

Por su parte, también es ideal recostarse y calmarse, ya que el estrés puede generar molestias y al estar recostado y en paz se puede sentir mejoría.

De igual forma, el jengibre es utilizado por las personas que sufren de problemas digestivos como la gastritis, estreñimiento, entre otros, ya que funciona como un protector estomacal y con esto se previenen los dolores en el pecho por problemas menores. Además, también tiene beneficios cardiovasculares, porque permite regular las pulsaciones del corazón y a su vez el bombeo que hace en la sangre.

Igualmente, recomiendan consumir cúrcuma, pues tiene propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar los síntomas de dolor en el pecho.

De otro lado, Mayo Clinic reveló que los medicamentos utilizados para tratar algunas de las causas más frecuentes del dolor de pecho comprenden:

  • Relajantes arteriales. Su función es relajar las arterias del corazón para que la sangre fluya con mayor facilidad a través de los espacios estrechos.
  • Trombolíticos. Si está teniendo un ataque cardíaco, es posible que administren estos medicamentos para disolver coágulos. Su función es disolver el coágulo que está bloqueando el paso de la sangre hacia el músculo cardíaco.
  • Anticoagulantes. Si tiene un coágulo en una arteria que suministra sangre al corazón o a los pulmones, administrarán medicamentos que inhiban la coagulación de la sangre para prevenir la formación de nuevos coágulos.
  • Medicamentos supresores del ácido. Si lo que causa el dolor de pecho es el ácido estomacal que sube por el esófago, el médico puede indicar medicamentos que reduzcan la cantidad de ácido del estómago.
  • Antidepresivos. Si padece ataques de pánico, el médico puede recetar antidepresivos para ayudar a controlar los síntomas. También es posible que recomienden terapia psicológica, como la terapia cognitiva conductual.

De todos modos, antes de consumir algún medicamento o iniciar un tratamiento lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.