salud

Dolor neuropático: Estas técnicas le podrán ayudar a controlar los síntomas

Este trastorno neurológico se puede desencadenar enfermedades como la insuficiencia renal o el cáncer.


El dolor neuropático es un trastorno neurológico en el que las personas experimentan un dolor crónico debido a que un nervio no está funcionando correctamente. Con frecuencia, puede localizarse en el sistema nervios central, es decir, en la medula ósea y cerebro, o en las zonas periféricas como los nervios y las terminaciones nerviosas.

De acuerdo con información publicada en The Lancet Neurology, el dolor neuropático está caracterizado por ser un dolor espontáneo, continuo o punzante que aparece después de estímulos nocivos o no nocivos. Por lo general, en los pacientes que padecen este malestar disminuye considerablemente su calidad de vida, debido a los tratamientos a lo que deben ser sometidos.

Entre los síntomas más comunes del dolor neuropático está el Insomnio, estreñimiento, falta de apetito, ansiedad, vómitos, debilidad muscular, molestias en la boca y dolor agudo o sensación de pinchazos. Así mismo, el Manual MSD señala que “los síndromes de dolor neuropático centrales parecen involucrar la reorganización del procesamiento somatosensorial central; las principales categorías de dolor son la desaferentización y el dolor mantenido por vía simpática. Ambos son complejos y, si bien se presume que están relacionados, difieren sustancialmente”.

Los médicos especialistas tienden a tratar este dolor con tratamientos farmacológicos avanzado para controlar los síntomas; sin embargo, varias investigaciones han propuesto algunas terapias naturales que pueden contribuir al manejo de los síntomas. La revista Mejor con Salud, da a conocer algunas de ellas:

  • Acupuntura: Esta terapia medicinal consiste en insertar pequeñas agujas en la piel, en los puntos de presión donde hay dolencia, con el fin de equilibrar la energía dentro del cuerpo. Desde el punto de vista de la medicina occidental, este tipo de terapia contribuye a estimular los nervios y los músculos. Es por ello que se considera una técnica que también ayuda a mejorar la circulación sanguínea y reducir la respuesta al dolor.
  • Ejercicio físico: Una de las mejores terapias naturales para tratar el dolor neuropático es realizar alguna actividad física. En la medicinal convencional, este es uno de los hábitos que más se sugieren para mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por esta condición. Un estudio publicado en Frontiers in Cellular Neuroscience determinó que el entrenamiento físico ayuda a mejorar la función nerviosa y disminuye el dolor neuropático, así como otros tipos de disfunción sensorial, como el entumecimiento.
  • Meditación: Por lo general, las técnicas de la meditación y el yoga son ideales para reducir el dolor neuropático, ya que ambas prácticas reducen el estrés, uno de los factores que agudiza esta dolencia. Ahora bien, una investigación publicada en International Journal of MS Care determinó que la meditación contribuye a reducir la fatiga y el dolor causado por la neuropatía. Y, por otra parte, un estudio reciente en Annals of Neurosciences señala que las prácticas yóguicas pueden usarse como complemento para controlar el dolor neuropático causado por lesiones de la médula ósea.
  • Cirugía correctiva: Esta técnica quirúrgica de descompresión microvascular es eficaz, ya que puede aliviar los síntomas del dolor neuropático, puesto que, a diferencia de la medicación, resuelve directamente la causa del dolor con unos riesgos quirúrgicos bajos.

Además de las terapias naturales ya mencionadas, existen otras opciones que pueden tenerse en cuenta para aliviar el dolor neuropático, entre ellas, darse un baño con agua tibia, utilizar remedios tópicos con capsaicina, consumir alimentos ricos en vitaminas y evitar el consumo del alcohol y tabaco.