salud

Técnica de auriculoterapia: ¿Qué es y para qué sirve?

La medicina china tradicional explica la acupuntura como una técnica para equilibrar el flujo de energía o fuerza vital.


Para muchas personas, la medicina tradicional no es suficiente para tratar una dolencia, por lo que recurren a medicinal china tradicional como la acupuntura, que consiste en la inserción de agujas muy finas en la piel en puntos estratégicos del cuerpo para tratar alguna dolencia.

De acuerdo con Mayo Clinic, la medicina china tradicional explica la acupuntura como una técnica para equilibrar el flujo de energía o fuerza vital, que se cree que fluye a través de canales meridianos en el cuerpo. Al insertar agujas en puntos específicos en estos meridianos, los acupunturistas consideran que el flujo de energía se reequilibra. “Pero los acupunturistas occidentales ven a los puntos de acupuntura como lugares para estimular nervios, músculos y tejidos conectivos”.

La auriculoterapia es una técnica derivada de la acupuntura que consiste en la estimulación del pabellón externo de la oreja, con el fin de diagnosticar y trata distintos problemas de salud localizados en algunas partes del cuerpo, según Cuidate Plus.

Esta técnica está indicada en el tratamiento de personas con dolores provocados por esguinces, fracturas, contracturas, distensión muscular. También para pacientes con problemas reumáticos, respiratorios, cardíacos, urinarios y digestivos. Expertos señalan que la auriculoterapia se ha vuelto efectiva para las mujeres con problemas hormonales y las personas con trastornos alimentaciones y problemas psicológicos como la ansiedad y depresión.

A su vez, la auriloterapia se ha convertido en la solución más rápida para bajar de peso, ya que ciertos puntos específicos de la oreja son los responsables del intestino, estómago, retención de líquidos, ansiedad, estrés, sueño o las ganas de comer, que al ser estimulados activan al organismo favoreciendo la pérdida de peso. No obstante, el portal web Tuasaude, señala que es importante realizar una dieta para bajar de peso y hacer ejercicio regularmente para que los resultados de la técnica sean óptimos.

auriculoterapia
La medicina china tradicional explica la acupuntura como una técnica para equilibrar el flujo de energía o fuerza vital, - Foto: Getty Images/iStockphoto

Puntos de la auriculoterapia

Es fundamental conocer específicamente todas las parte del oído externo que se relacionan con algún órgano del cuerpo. Tuasaude da a conocer los puntos de la auriculoterapia que se tratan con mayor frecuencia:

  • Hélice: es la parte externa del oído que discurre espiralmente hacia abajo dentro del piso de la concavidad central, la concha. Esta parte se relaciona para tratar algún tipo de alergia.
  • Lóbulo: Hace referencia a la parte inferior, carnosa y redondeada de la oreja. En esta parte se tratan las dolencias relacionadas con los ojos, la lengua y las amígdalas.
  • Antitrago: Es un pequeño tubérculo de cartílago que sobresale por encima de la parte visible del pabellón de la oreja y en posición opuesta al canal auditivo externo. En esta parte se tratan las afecciones relacionadas con los ovarios.
  • Escafa: Se trata de una membrana que se encuentra al final del conducto auditivo y señala el inicio del oído medio. Aquí se manejan dolencias relacionadas con los dedos de las muñecas, el antebrazo, las caderas, los glúteos y brazos.
  • Concha: Se presenta en la parte media del oído externo y tiene forma de embudo. Por lo general, en esta parte se tratan las molestias en el estómago, el intestino delgado y el hígado.
  • Fosa navicular: Es el pliegue de la oreja que tiene forma de un buque. Cuando la auriculoterapia se centra en esta parte es para tratar dolencias en las articulaciones como la rodilla y los pies.

¿Cómo se realiza la auriculoterapia?

Antes de iniciar cualquier tratamiento de acupuntura, se debe consultar con un terapeuta especializado para identificar los principales síntomas y diagnosticar los órganos que se van a tratar. Luego de esto, el acupunturista debe señalar los puntos más adecuados y ejercer presión sobre ellos, ya sea con agujas filiformes, intradérmicas, esferas magnéticas y semillas de mostaza: