Tendencias
Legumbres
Los fríjoles y las lentejas contienen muchas proteínas y son bajos en grasas. - Foto: Getty Images

vida moderna

El alimento que ayuda a combatir la anemia y fortalecer los huesos

Las lentejas son alimentos ricos en omega-3, zinc, potasio y vitamina C.

Las lentejas, conocidas por pertenecer al grupo de legumbres, son uno de los alimentos más recomendados por los expertos para cuidar la salud del organismo, aportar vitaminas, nutrientes, y otros beneficios.

En el caso de las lentejas, expertos han recomendado su ingesta de tres veces a la semana. Uno de sus más grandes beneficios está relacionado con la digestión. Por otro lado, las lentejas son una gran fuente de hidratos de carbono complejos de absorción lenta, que gracias a su bajo aporte en grasa y su alto contenido en proteínas vegetales favorecen al cuerpo, además de dejarlo saciado.

Según el blog especializado en salud Medline Plus, las lentejas son una gran fuente de magnesio, potasio, fósforo, hierro, selenio y calcio, minerales esenciales para la salud. Además, su consumo ayuda a reforzar el sistema inmune, debido a que aportan vitamina A, vitamina B1, vitamina B6, ácido fólico y vitamina C.

Sin embargo, gracias a su alto contenido en hierro, las lentejas resultan ser importantes para el organismo cuando una persona sufre de anemia. Por otro lado, también es rica en magnesio y zinc, minerales esenciales que ayudan a recuperar la salud en pacientes con esta afección. Estos minerales participan activamente de la formación de glóbulos rojos en la sangre, lo que disminuye el riesgo de sufrir anemia.

También es preciso resaltar que las lentejas son ricas en potasio, un mineral que ayuda a mantener la salud de los huesos y músculos, por ello se recomienda a los deportistas mantener una dieta rica en lentejas.

Otros beneficios de las lentejas para la salud

Previenen el estreñimiento

Gracias a que es un alimento rico en fibra, cuando se incluye en la dieta regularmente el metabolismo se estabilizará. Esto porque la fibra apoya el proceso de digestión de los alimentos y promueve la actividad del intestino para una óptima eliminación de los desechos. Así lo detalló un estudio publicado en World Journal of Gastroenterology, “Effect of Dietary Fiber on Constipation: A Meta Analysis”, en donde se explica que las lentejas también sirven como alimento de las bacterias saludables del colon, algo que ayuda a evitar los episodios de estreñimiento crónicos.

Nivela el nivel de azúcar en la sangre

Las lentejas regulan el nivel de glucosa en la sangre, pues al ser hidratos de carbono de absorción lenta apoyan los procesos que transforman los azúcares en fuentes de energía, disminuyendo el riesgo de diabetes.

Mejora la salud cardiovascular

El consumo regular de este alimento beneficia en gran medida la salud cardiovascular debido a que no contiene colesterol ni grasas dañinas. Por otro lado, contienen ácidos grasos poliinsaturados que ayudan a remover los lípidos dañinos que forman placa en las arterias. Además, la fibra reduce la absorción de grasa y colesterol en el intestino, evitando trastornos como la hipercolesterolemia.

Beneficia la pérdida de peso

El alimento resulta ser uno de los más recomendados en algunas dietas, esto porque apoya la pérdida de peso debido a su cantidad de fibra. Además, al ser un alimento bajo en calorías y con altos contenidos de nutrientes, es un gran complemento alimenticio para bajar de peso sin pasar hambre.

¿Su consumo tiene algún efecto secundario?

El consumo excesivo de este alimento puede tener algunas contraindicaciones o efectos secundarios para algunas personas.

  • Una persona con diagnóstico de gota o un alto nivel de ácido úrico, debe consumir esta legumbre en menor cantidad debido al elevado contenido en purina.
  • Si bien las lentejas no contienen gluten, al ser procesadas pueden adicionarles cereales con gluten, es por ello que se recomienda tener precaución para las personas que son más propensas a sufrir de alguna alergia.
  • En caso de diarrea, no se aconseja consumir lentejas. Para esta situación lo más óptimo es hacer una dieta a base de agua de arroz, zanahorias, papa, manzana y otros alimentos más digestivos.