Tendencias
Frutos rojos, cerezas, fresas, moras, arándanos, uvas, frambuesas
Los arándanos azules son ricos en antioxidantes. - Foto: Getty Images

salud

El alimento que ayuda a reducir el colesterol y a perder peso: así se puede consumir

Este producto es rico en antioxidantes, bajo en calorías y abundante en agua.

El colesterol es una sustancia grasa natural que está presente en todas las células del organismo y es necesaria para su normal funcionamiento. La mayor parte de este se produce en el hígado, aunque también se obtiene a través de los alimentos.

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, esta sustancia interviene en la formación de ácidos biliares, vitales para la digestión de las grasas, los rayos solares lo transforman en vitamina D para proteger la piel de agentes químicos y evitar la deshidratación y a partir del colesterol se forman ciertas hormonas, como las sexuales y las tiroideas.

Sin embargo, esta sustancia puede convertirse en un factor de riesgo si sus niveles en la sangre se elevan, pues pueden generar enfermedades del corazón y cerebrovasculares.

Según el instituto de investigación clínica Mayo Clinic, con el colesterol alto es posible que se formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos. Con el tiempo, estos depósitos crecen y hacen que sea más difícil que fluya suficiente sangre a través de las arterias.

Otra de las situaciones que se puede presentar es que esos depósitos se rompan y formen un coágulo que termina ocasionando un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

De acuerdo con los expertos, el colesterol alto puede heredarse, aunque suele ser el resultado de la elección de un estilo de vida poco saludable, por lo que se puede prevenir y tratar.

Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad y, a veces, tomar medicamentos pueden ayudar a reducir el colesterol alto, dicen los especialistas.

Existen alimentos que pueden resultar muy favorables para controlar esta afección, al tiempo que le puede ayudar a las personas a bajar de peso, lo que también aporta para reducir los niveles de colesterol.

Se trata de los arándanos azules, que son una fruta rica en antioxidantes, vitaminas y fibras, cuyas propiedades ayudan a mejorar la salud cardiovascular, proteger el hígado, controlar la diabetes y existen evidencias de que mejoran el deterioro cognitivo y la memoria, según señala el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

En el caso específico del colesterol, gracias a que los arándanos poseen compuestos antioxidantes como los polifenoles, y fibras, puede reducir los niveles del llamado colesterol LDL, conocido como “malo” y de los triglicéridos en la sangre. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfrentar enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis e infarto de miocardio.

De forma paralela, los arándanos azules pueden ayudar a controlar la presión arterial. Estos frutos contienen grandes cantidades de antocianinas, fitoquímicos con propiedades antioxidantes y antihipertensivas que actúan mejorando la función del endotelio, que son las células que recubren la superficie interior de los vasos sanguíneos, ayudando así a regular el flujo de la sangre.

Ayudan en la pérdida de peso

Estos frutos son bajos en calorías y ricos en agua y nutrientes, por lo que son ideales para ser incluidos en las dietas para bajar de peso. Además de eso, consumir jugo de arándanos antes o después de la actividad física intensa, ayuda a disminuir la fatiga muscular y a reparar el músculo más rápido.

Sus compuestos antioxidantes ayudan a aumentar la sensibilidad a la insulina, disminuyendo la acumulación de grasas en el organismo. Sin embargo, es importante tener claro que solos estos frutos no hacen perder de peso, sino que se deben ingerir en el marco de una dieta saludable y la práctica regular de ejercicio.

Los arándanos pueden consumirse de diferentes maneras, ya sea natural, en jugo, en mermelada, con yogur o se puede utilizar para preparar postres. También se puede encontrar como suplemento en polvo.

Este fruto también es ideal para prevenir infecciones urinarias, controlar la diabetes, mejorar la capacidad cognitiva, prevenir el cáncer, beneficiar la microbiota intestinal y ayudar a la recuperación muscular.