vida moderna

El extraño caso de la joven con hipersomnia; debe tomar varias siestas al día

Las causas aún se desconocen, por lo que hasta el momento no hay una cura.


A través del tiempo se ha hablado mucho sobre el sueño y lo importante que es tomar el tiempo adecuado para descansar y para que el cuerpo se recupere en su totalidad, ya que de lo contrario la energía con la que trabaje el organismo se verá reducida.

Al respecto, se conocen varios datos sobre el insomnio, que es un trastorno común del sueño. Si se padece, quiere decir que se tienen problemas para conciliar el sueño, quedarse dormido o ambas. Como resultado, se dormirá poco o se tendrá un sueño de poca calidad. Quizá no se sienta descansado al levantarse.

Sin embargo, por otro lado está la llamada “hipersomnia” también conocida como somnolencia diurna excesiva. Tal es el caso de Helena Smythe, quien tiene 23 años y padece de hipersomnia idiopática.

La joven asegura haber “perdido tantos años” debido a su rara y poco conocida condición. Y añade que se siente cansada todo el día, sin importar qué tan bien duerma la noche anterior, y tiene que tomar siestas diarias de mínimo dos horas.

Smythe contó que incluso se quedó dormida en un examen y rechazó invitaciones a salir con amigos, porque necesitaba tomar una siesta. “Tengo un apetito insaciable por dormir y, aunque algunas personas simplemente pueden animarse con un café o un poco de cafeína, eso no funciona para mí”, afirmó la joven, según Nipost.

Chica durmiente. Vuelo en un sueño. El lino blanco vuela por el aire.
Lo contrario al insomnio es la hipersomnia, que causa un exceso de sueño. - Foto: Getty Images/iStockphoto

“Tengo que dormir la siesta todos los días, y 20 minutos o media hora no son suficientes. Tiene que ser de dos o tres horas a la vez”. Y recalcó para The Sun, que: “El síntoma principal es que me siento excesivamente somnolienta durante el día, sin importar cuánto duerma” bien sea por la noche o en el día.

Por su parte, los médicos desconocen la causa subyacente de la hipersomnia, por lo que no existe una cura y la afección solo se puede controlar con medicamentos. Sin embargo, Smythe ha tenido que vivir con hipersomnia desde los 12 años y manifiesta: “No puedo decirte cuánto me perdí cuando era adolescente; he perdido tantos años para dormir”.

Faltó a la escuela más de una vez, tuvo que cancelar eventos sociales y mencionó que tuvo que planear toda su vida en torno al sueño y elegir entre la academia y los amigos. Hasta el momento se sabe que Smythe pronto comenzará a trabajar en un empleo de tiempo completo y dijo que está nerviosa de que su necesidad de dormir pueda interrumpir su trabajo.

Ella participa en estudios del sueño en el Royal Papworth Hospital en Cambridge y dijo que la medicación la está ayudando parcialmente. “Me dan medicación que ayuda a aliviar mis síntomas y aunque no me ha quitado el problema por completo, mi calidad de vida es mucho mejor y puedo seguir con mi vida después de haber tenido un nivel de sueño mucho más ‘normal’.

“Mi consejo para las personas es que la salud del sueño debe tomarse en serio. Debería ser tan importante como comer los alimentos adecuados, no beber demasiado alcohol, no fumar y hacer ejercicio físico”, expresó.

Al mismo tiempo que dijo: “Algunos de los consejos que me han funcionado han sido mejorar la higiene del sueño y, en particular, establecer una rutina adecuada al acostarme y despertarme a la misma hora todos los días”.