vida moderna

El fruto seco que ayuda a bajar de peso y fortalece el corazón

El pistacho tiene un papel fundamental en la dieta mediterránea, una de las más equilibradas del mundo.


Mantener un peso corporal adecuado está relacionado directamente con el buen funcionamiento del sistema circulatorio. Los expertos en las ciencias de la salud siempre han resaltado la importancia de tener un corazón fuerte y sano, debido a que representa ese motor que impulsa sangre hacia todas las partes del cuerpo.

El sobrepeso se ha convertido en un problema de salud pública en el planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), En 2016, más de 1.900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos.

Es probable que en algún momento haya llegado el rumor de que los pistachos son sumamente saludables; pues los rumores son ciertos, estos frutos aportan minerales esenciales que la van a venir de maravilla al cuerpo.

Los pistachos se pueden consumir al natural o en crema, esta última opción se puede usar para acompañar tostadas o tortitas de arroz. La fibra hace parte de los nutrientes que contiene este alimento, el cual ayuda a mejorar el funcionamiento del tubo digestivo, también es ideal para prevenir el estreñimiento y sirve para favorecer la salud de la microbiota.

Colesterol / Corazón / Circulación
Los pistachos aportan luteína, que evita la oxidación del colesterol y su acumulación en placas de ateroma. Imagen: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Para los expertos, la proporción de nutrientes en los pistachos crudos es realmente equilibrada, así lo explica el portal Cuerpo y Mente.

“Son en 44,5 % grasas, formadas hasta en 54 % por el monoinsaturado ácido oleico, el mismo que domina en el aceite de oliva o la pulpa del aguacate, beneficiosas para el corazón. En cuanto a los minerales, tras el sésamo, el pistacho es el fruto seco más rico en hierro y el más abundante en potasio (1 g por cada 100), lo que lo hace recomendable para controlar la tensión arterial”, señala.

Además, contienen hidratos de carbono en 28 %, por lo que cumple un papel fundamental para que al cuerpo no le falte energía en ningún momento del día.

Propiedades para el corazón

El consumo de grasas sanas y fitosteroles son una de las maneras de prevenir afecciones cardiovasculares como la arteriosclerosis, los infartos y demás trastornos, por medio de su portal web Catalana Occidente explica otros beneficios de los pistachos para el sistema circulatorio.

“Aporta luteína, que evita la oxidación del colesterol y su acumulación en placas de ateroma, así como fitosteroles y fibra que ayudan a eliminarlo de la circulación. De una a tres raciones diarias (de 30 a 100 g) pueden reducir 11 % el colesterol malo LDL”, expone.

Los minerales son importantes para bajar de peso pues no aportan calorías. Foto: Getty images.
Los pistachos pueden generar sensación de llenura, por lo que puede bajar el deseo de ingerir otros alimentos. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty images.

Aliado para bajar de peso

En cuanto a sus efectos contra la obesidad, es necesario resaltar su ya conocido alto contenido de fibra, esto ayuda a que el sistema digestivo funcione de manera óptima, además de contribuir a un control adecuado de los niveles de azúcar.

Las personas diabéticas pueden usar el pistacho para reducir la carga glucémica elevada de otros alimentos, como el pan o las papas. Catalana Occidente además señala que los pistachos pueden generar sensación de llenura, por lo que una persona que busque bajar de peso evite tener deseo de ingerir otros alimentos que no ayudan a cumplir ese objetivo.

“El alto nivel de proteína y fibra de los pistachos aumenta la sensación de saciedad. Además, el hecho de tener que parar a quitar la cáscara de cada pistacho reduce la ingesta porque da tiempo a sentir el hambre que tenemos, evitando que comamos en exceso. Así que recuerda, mejor comprarlos con cáscara que pelados”, explica.

La recomendación de los expertos es no abusar en el consumo de pistachos, con una manotada diaria basta, debido a su alto contenido calórico. De igual manera, es importante solicitar orientación de un profesional de la nutrición para que guíe la manera más adecuada de incluir el pistacho en la dieta diaria.