Tendencias
Saltarse los ejercicios de resistencia, dieta extrema y comer demasiado después del ejercicio, son algunos errores  cuando se quiere bajar de peso. Foto: Getty images.
Expertos aconsejan evitar las "dietas milagrosas" para perder peso y reducir cintura. - Foto: Foto Gettyimages

salud

El superalimento que ayuda a adelgazar: así se puede consumir

Para bajar de peso es indispensable llevar una dieta sana y hacer ejercicio de manera frecuente.

Mantener una alimentación balanceada, junto con una buena rutina física, permite que el organismo se mantenga en óptimas condiciones.

Cuando alguno de estos dos factores no es regulado, es posible llegar a tener problemas de sobrepeso u obesidad, debido al alto consumo de grasas saturadas y a la falta de ejercicio diario.

Cuando una persona tiene sobrepeso y obesidad, bajar los niveles de grasa corporal se vuelve difícil; sin embargo, el consumo de algunas frutas ayuda a adelgazar con más facilidad. Una de ellas es el dátil, un superalimento poco conocido, pero demasiado efectivo, para combatir el sobrepeso y la obesidad.

El dátil se caracteriza por su aspecto marrón y rugoso, muy similar al de una uva pasa, que proviene de la palmera datilera. Este alimento se suele considerar una fruta seca, como las ciruelas pasas, aunque la diferencia radica en que los dátiles se maduran y secan en la propia planta que los produce.

Existen diferentes variedades de esta fruta, están los dátiles blandos, los semisecos y los secos. Con frecuencia, los primeros suelen ser dulces y son los que más niveles altos de azúcar tienen, aunque en general, todas sus variedades tiene un muy alto porcentaje de azúcares.

De acuerdo con el portal web Terra, el dátil se destaca por sus cualidades saciantes y un sabor dulce que lo hace muy característico en él, porque se puede reemplazar con facilidad por alimentos con altos niveles de azúcar. Así mismo, es una gran fuete de fibra y presenta calorías casi nula, lo cual lo hace ideal para bajar de peso. Expertos aconsejan consumir el dátil como un aperitivo o postre después y antes de dormir.

dátiles
El dátil se caracteriza por su aspecto marrón y rugoso, muy similar al de una uva pasa. - Foto: Getty Images

Ahora bien, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, señala que este alimento es rico en hierro, potasio, calcio y magnesio, lo cual lo hacen un alimento bastante nutritivo y su prolongada vida útil también ayuda a reducir al mínimo las pérdidas de alimentos.

La revista Bonviveur ha señalado que tres dátiles proporcionan alrededor de 200 calorías, 54 gramos de carbohidratos, 5 gramos de fibra, un gramo de proteína y cero de grasas. Además de ello, al ser una fuente de fibra, ayuda a prevenir el estreñimiento, regular la actividad intestinal, mejora la resistencia física y reducir el colesterol. Varias personas suele consumirlos al natural o también los pueden añadir a postres o ensaladas para darles un toque dulce.

Del mismo modo, los dátiles contiene compuestos antiinflamatorios y antimicrobianos, que ayudan a actuar contra las enfermedades, infecciones, retención de líquidos, hipertensión y la artritis. A su vez, reducen los niveles de grasa en el organismo porque tiene un efecto saciante que dura por mucho tiempo.

Contraindicaciones

Los dátiles contienen tiramina, una sustancia que provoca la contracción de los vasos sanguíneos, por lo cual este superalimento puede suponer un riesgo para las personas que son propensas a sufrir ataques de migraña. A su vez, los expertos aconsejan en pequeñas cantidades esta fruta para las personas que padecen trastornos estomacales, pues existe el riesgo de que de provocar flatulencias, diarrea y acidez estomacal.

En cuanto a las personas que desean bajar de peso por el consumo de este alimento, es indispensable controlar su consumo, porque se podría alterar los valores regulares del cuerpo. Y en cuanto a las personas con síndrome del intestino irritables, se debe tener mayor precaución con el consumo de los dátiles, puesto que poseen carbohidratos de cadena corta que pueden llegar a ser muy difíciles de digerir.