vida moderna

Envejecimiento prematuro: las señales que se pueden manifestar en la piel y los ojos

Antes de los 40, las líneas son finas, pero sin los cuidados necesarios acaban rompiendo las fibras de la dermis.


Por lo general, se puede pronosticar la edad de una persona por su estado de la piel. Si bien, las arrugas, manchas y líneas de expresión se traducen a una persona de edad adulta, estas pueden aparecer incluso antes de los 30.

Datos de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) afirman que las arrugas se desarrollan a partir de los 30 años, debido a que la producción de colágeno y elastina disminuye con la edad.

Antes de los 40 años, las líneas son finas, pero sin los cuidados necesarios acaban rompiendo las fibras de la dermis y se convierten en las temidas y odiadas arrugas, según el portal especializado en salud y bienestar Saber Vivir.

Las arrugas más comunes en los 40 años se presentan en la frente, entrecejo y patas de gallo. Foto: Getty images.
Las arrugas y líneas de expresión se traducen a una persona de edad adulta. Sin embargo, estas pueden aparecer incluso antes de los 30. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Señales del envejecimiento prematuro

Aquí, algunas señales compartidas por el portal especializado en salud Cuerpo y Mente que pueden indicar envejecimiento prematuro.

Enrojecimiento en los ojos

Tener los ojos rojizos puede ser debido a alergias o por estar muchas horas delante de la pantalla, sin embargo, cuando se convierte en un síntoma crónico es señal de inflamación relacionada con la artritis.

Para esto, es clave seguir una proporción de 80 % de alimentos alcalinos y un 20 % de acidificantes, es decir, una alimentación donde la mayoría de los alimentos son frutas, vegetales y hojas verdes y, en menor cantidad, proteínas de calidad, grasas saludables y carbohidratos integrales.

  • Almendras.
  • Nueces.
  • Ajo.
  • Apio.
  • Pepinos.

Párpados caídos y grasa alrededor de los ojos

  • El cansancio, la alergia, la retención de líquidos y los problemas de tiroides pueden reflejarse en párpados caídos, una señal de estrés oxidativo cuando los radicales libres empiezan a dañar las células.
  • El estrés oxidativo está bastante relacionado con el consumo de alimentos procesados o refinados. La solución está en cambiar las papas fritas por unos arándanos o zanahorias con hummus.
  • Un estudio realizado por científicos daneses durante más de 35 años mostró que los depósitos de grasa debajo de los ojos podían ser indicativos de enfermedades cardiovasculares. Por esto, se considera que se pueden prevenir con tan solo hacer un cambio de alimentación.

Arrugas y piel flácida

  • Tener arrugas y la piel más flácida es un proceso totalmente normal e inevitable del envejecimiento, pero algunas personas lo experimentan a sus veinte años.
  • Para esto, existen cremas, maquillajes e intervenciones de estética que ayudan a minimizar su visibilidad, pero esto no es suficiente.
  • Por esta razón, si no se le aporta al organismo alimentos limpios, especialmente aquellos que promueven una piel bonita, como las peras, coles, o la cúrcuma, puede que parezcan líneas naso-labiales profundas antes de lo que deberían.
  • Las líneas naso-labiales pueden indicar un hígado sobrecargado y un sistema digestivo congestionado, o que las células no están recibiendo suficiente oxígeno.

Estrés

  • El estrés se relaciona con el síndrome de fatiga crónica y agotamiento de las glándulas suprarrenales y cardiopatías.
  • Las glándulas suprarrenales segregan cortisol cuando las personas están estresadas; si este es crónico, esta hormona circula de forma incontrolada en el torrente sanguíneo, dañando el sistema circulatorio y contribuyendo a la presión arterial elevada, sobrepeso, insomnio y ataques de pánico.
  • Por eso, comer limpio ayudará a regular los niveles hormonales y a sentir mejor el organismo, pero es clave involucrarse en actividades dedicadas a sí mismo, que ayuden a concentrarse en la respiración o simplemente a desconectarse de las obligaciones.

Mascarilla de aceite de almendras para las arrugas

  • 1/2 aguacate.
  • Dos cucharadas de aceite de almendras.
  • Una cápsula de vitamina E.

Modo de uso:

  • Machacar la pulpa del aguacate con un tenedor, agregar el aceite y el líquido que hay en el interior de la cápsula de vitamina E.
  • Luego, extender la mascarilla obtenida sobre las zonas con arrugas y dejar actuar entre 20 y 30 minutos.